Golpe del coronavirus a las marcas de lujo: estiman pérdidas por € 40.000 millones en 2020

Luego de que las compañías como Ralph Lauren y Versace ya advirtieran sobre pérdidas de ventas por cientos de millones, una encuesta estimó que la industria podría perder entre 30.000 y 40.000 millones de euros en ventas este año, según la publicación Vogue Business

Algunas categorías, como relojes y bolsos, podrían recuperar gran parte de su negocio perdido una vez que las condiciones vuelvan a la normalidad, indicó la publicación de Vogue Business.
Algunas categorías, como relojes y bolsos, podrían recuperar gran parte de su negocio perdido una vez que las condiciones vuelvan a la normalidad, indicó la publicación de Vogue Business.

Compañías como Ralph Lauren y Versace ya habían advertido sobre la pérdida de ventas por decenas o cientos de millones de dólares debido a la propagación del coronavirus. Ahora, una encuesta de los principales ejecutivos de lujo estima que el impacto total en las ventas de la industria podría llegar a 40 mil millones de euros (43.400 millones de dólares), informó Vogue Business.

La encuesta a 28 CEOs y CFOs, realizada por Altagamma, una asociación de compañías de lujo italianas, en conjunto con Boston Consulting Group y la firma de inversión Bernstein, estimó que la industria podría perder entre 30.000 y 40.000 millones de euros en ventas este año. La consecuencia sería una caída de aproximadamente 15% en las ganancias de la industria, lo que significa una pérdida de aproximadamente 10.000 millones de euros.

La principal preocupación son los negocios en China, donde las ventas están cayendo en picada debido al cierre generalizado de las tiendas. La encuesta estima que entre 10 y 15 millones de productos originalmente destinados a China podrían no venderse, lo que obligaría a las empresas a redirigir esos artículos a otras partes del mundo.

La compañía de ropa de lujo Moncler, por ejemplo, dijo en una reciente llamada de ganancias con inversionistas y analistas que había congelado los envíos a China y los había desviado a regiones como Europa.

Pero también hay preocupación por un impacto mundial. Los turistas chinos gastan mucho en artículos de lujo y contribuyen a las ventas en ciudades como Tokio o Nueva York. En París, los minoristas notaron un marcado descenso en las compras de viajeros chinos.

Algunas categorías, como relojes y bolsos, podrían recuperar gran parte de su negocio perdido una vez que las condiciones vuelvan a la normalidad, indicó Vogue Business. Pero agregó que las compañías que venden muchos artículos de temporada, como ropa, podrían perder ventas permanentemente a medida que cambia el clima y las compañías necesitan dejar espacio para una nueva temporada de productos.

Las personas usan barbijos mientras caminan en Venecia luego de que el Carnaval fuera cancelado por el alerta del coronavirus en Italia
Las personas usan barbijos mientras caminan en Venecia luego de que el Carnaval fuera cancelado por el alerta del coronavirus en Italia

Sin embargo, las compañías de lujo no son las únicas que están sufriendo. Adidas dijo recientemente que su negocio en China bajó un 85% en comparación con el mismo período del año pasado, y Under Armour anunció que el brote podría costarle hasta USD 60 millones en ventas. Las empresas de ropa deportiva y de mercado masivo también enfrentan la dificultad adicional de depender de las fábricas chinas que producen los materiales que usan.

Apple anunció que podría retrasar el lanzamiento de un nuevo modelo de Iphone, que sus procesos de fabricación fueron afectados y que cerró todas sus tiendas ubicadas en China.

Cabe destacar que el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que el mundo debería trabajar más duro para contener la propagación del nuevo y mortal coronavirus, y debería prepararse para una “potencial pandemia”. Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que hasta ahora la OMS no considera el brote como una pandemia, pero dijo que los países deberían “hacer todo lo posible para prepararse para una potencial pandemia”.

La nueva cepa que comenzó a propagarse en China ya dejó más de 2.500 muertos y cerca de 80.000 contagiados, en un brote que cada vez pisa más fuerte en países como Corea del Sur, Irán e Italia.

“Usar la palabra pandemia ahora no encaja con los hechos, pero ciertamente puede causar miedo. No vivimos en un mundo binario, en blanco y negro. No es ni lo uno ni lo otro. Debemos concentrarnos en la contención, mientras hacemos todo lo posible para prepararnos para una posible pandemia”, explicó el funcionario.

Cómo reaccionan las empresas

Según la encuesta de Altagamma, la mayoría de las marcas están frenando la apertura de tiendas operadas en forma directa y priorizando las ventas online.

Un porcentaje significativo también reubicará las existencias de China y Asia a otras regiones, asignará presupuestos de comercialización a otros países y reducirá el personal en las tiendas, ya que muchos de ellos están cerradas u operan en horarios reducidos.

La industria del lujo es vulnerable a cualquier desaceleración en China ya que los compradores de ese país, que consumen tanto dentro como fuera del país, representan aproximadamente un tercio del gasto mundial en bienes de lujo.

“Si bien el negocio podría no volver a la normalidad antes del comienzo de 2021, los ejecutivos de lujo encuestados se mostraron optimistas sobre sus perspectivas a largo plazo. La mayoría esperaba recuperarse y alcanzar sus objetivos de ventas previas al virus el próximo año”, concluyó la publicación.

Seguí leyendo:

Caída sin freno: hace 100 años el PBI por habitante de Argentina estaba entre los 10 más altos del mundo, hoy se ubica en el puesto 70

Por la caída en la rentabilidad, más propietarios buscan pactar precios de alquileres en dólares

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS