El presidente Alberto Fernández.
El presidente Alberto Fernández.

“Estamos conformes con estos primeros 20 días. De algún modo los objetivos que nos habíamos fijado se van cumpliendo. Todo está saliendo de acuerdo a lo que planificamos y la idea que le dimos a los argentinos durante la campaña la vamos cumpliendo, la idea de que esta vez el ajuste no lo pagan los sectores más débiles. Estamos contentos”, expresó este jueves el presidente Alberto Fernández.

El mandatario se refirió al reciente acuerdo de precios: “Era muy importante hacerlo, porque la verdad es que el Gobierno anterior hizo muchas cosas, fundamentalmente durante la campaña, que no midió las consecuencias del día después. Dijo: no aumentemos tarifas hasta después de las elecciones, saquemos el IVA hasta después de las elecciones. Hizo un montón de cosas de ese tipo, y el día después de las elecciones, claro, llegamos nosotros y teníamos que hacernos cargo de ese problema. Pero al mismo tiempo teníamos que hacernos cargo de ese problema cumpliendo la lógica que nos hemos impuesto de seguir preservando a los sectores más débiles. Entonces, cuando llegó el momento, dijimos: las tarifas no aumentan, las naftas no aumentan. Ahora, el 21% del IVA que debía aplicarse sobre alimentos, porque graciosamente lo sacaron, eso se convertía en un problema, porque trasladado a precios hubiera sido un aumento de 21% sobre productos básicos de la canasta que iban a pagar los argentinos. Entonces nos empeñamos en hablar con los que producen alimentos y los que los venden, los supermercadistas, y decirles que eso no podía pasar".

Vamos cumpliendo la idea que planteamos en campaña: que esta vez el ajuste no lo pagan los sectores más débiles

“Además, nosotros tenemos detectado un aumento de precios no justificado económicamente en los últimos meses y lo que le pedíamos es: absorban ustedes ese 21%, porque ustedes aumentaron los precios sin ton ni son. Y gracias a dios se pusieron de acuerdo entre todos y logramos que la leche tenga cero aumento. Eso es muy importante porque la leche en la nutrición infantil es central. Y la venta de leche cayó desde el 2015 hasta ahora un 30%, con lo cual garantizarnos que no suba la leche era para nosotros importantísimo. Y después sobre los demás alimentos un aumento promedio entre el 7 y el 10 por ciento, con lo cual absorbieron gran parte de este IVA las empresas y los supermercados”, afirmó Fernández en declaraciones a Radio10. “Ahora, esta política que se concretó el jueves que hay que seguirla, porque en la Argentina se construye inflación por expectativas de un modo peligrosísimo”, subrayó.

"Yo hablo de inflación autoconstruida, porque el Gobierno anterior decía que si ganábamos nosotros era el caos, entonces muchos por las dudas empezaron a aumentar los precios. Y la verdad son aumentos -lo deben haber visto ustedes también- que tienen poca razón de ser. Explíquenme por qué la economía está estancada, el consumo se cae y los precios aumentan. Le van a decir: porque aumentó el dólar. Pero en los alimentos los insumos en dólares prácticamente no existen. Y si existen, es en una mínima proporción ¿Por qué aumentan de este modo? Aumentan de este modo por la historia Argentina, porque los empresarios tienen la tendencia a construir inflación solamente por expectativas. En economía lo llaman inflación autoconstruida, otros lo llamamos la inflación psicológica, porque temen que pase y dicen: antes que me pase aumento yo antes”, continuó el Presidente de la Nación.

En Argentina los empresarios tienen la tendencia a construir inflación solamente por expectativas

Confirmó que “‘Precios Cuidados’ empieza hoy y obviamente nosotros vamos a cuidar a fondo que eso no se rompa, porque parte del éxito que nosotros queremos es esto que Martín Guzmán dice, que se tranquilice la economía. Salir de esta zozobra que vivimos todos, de cuándo va a subir el precio, a ver a dónde se van a ir los tomates, a dónde se va a ir la carne. Es imposible vivir así. Y además es imposible cuando no hay causas que lo justifiquen. La más elemental lección de economía dice que cuando la demanda cae lo precios tienden a bajar. En la Argentina la demanda cae estrepitosamente y los precios suben. Hay algo que está funcionando mal, encarémoslo seriamente”.

“Esto no es en perjuicio de nadie, porque en verdad lo que más quiero es que los supermercados, los minimercados, los supermercados chinos, el almacén vendan mucho y ganen mucho, pero necesitamos que haya gente que pueda comprar alimentos”, evaluó.

“Me encontré con un montón de deuda acumulada que no aparecía en los papeles. Deuda que el Estado tomó –no deuda pública- con proveedores que el Estado tomó y no pagó. Solamente en medios hay más de $1.500 millones impagos y así pasa en todos los órdenes: proveedores que siguieron dándole productos al Estado y el Estado no los pagó. Esta es una deuda que no estaba computada, que aparecía como deuda regular y de regular no tiene nada”, refirió en declaraciones radiales.


Seguí leyendo: