Semana financiera: acciones y bonos concretan ganancias, en un mercado ávido de confianza

Las expectativa está puesta en conocer la política económica del próximo Gobierno y la estrategia para reestructurar la deuda en 2020

jgasalla@infobae.com
Los operadores de mercado se preguntan si el cambio de gobierno traerá un mejor panorama para los activos argentinos.
Los operadores de mercado se preguntan si el cambio de gobierno traerá un mejor panorama para los activos argentinos.

Los mercados financieros argentinos negociaron con una sensible mejora de precios la última semana, antesala del recambio presidencial y de la confirmación del nuevo equipo económico que tendrá la dura tarea de renegociar la deuda soberana.

Fue la última semana de operaciones con Mauricio Macri como Presidente. La incipiente reacción alcista de diciembre no soslaya el campo minado por el que transitan los negocios financieros, con cotizaciones que están apenas un peldaño por encima de los mínimos en una década, alcanzados en agosto y antes de las elecciones del 27 de octubre.

Evidentemente, el shock posterior a las PASO, con una caída histórica cercana al 50% en dólares para las acciones el 12 de agosto, fue la forma en la que los agentes financieros digirieron el triunfo del Frente de Todos y el fin del ciclo macrista. Aquella desconfianza por el retorno del kirchnerismo al poder ya fue descontada en precios y hoy los traders miran hacia adelante, en base a nuevas expectativas. Y estas expectativas apuntan a próximos meses que serán complejos pero, al mismo tiempo, acortarán los tiempos para la eventual recuperación de las valuaciones, que tarde o temprano llega, como ocurrió con cada una de las periódicas crisis económicas que caracterizan a la Argentina.

<b>Las valuaciones progresaron, pero están lejos de recuperar el terreno perdido desde agosto</b>

La Bolsa de Buenos Aires hilvanó este viernes tres ruedas consecutivas de ganancias, para acumular una mejora de 12% en pesos que devolvió al S&P Merval al umbral de los 37.000 puntos perdido el fatídico 12 de agosto. En la semana la ganancia se acota a 6,4%, y solo 1% en dólares, debido al salto del “contado con liquidación”.

Sin embargo, detrás de ese 1% en promedio se esconde una gran heterogeneidad, tal como se observa en el desempeño de los ADR en Wall Street. Por ejemplo, los títulos de los bancos acumularon una mejora de 10% para Banco Macro, un 4% para Banco Francés y un 3% para Grupo Galicia. Las entidades financieras, con una porción de bonos en cartera, podrían beneficiarse de un acuerdo rápido y “no agresivo” con los acreedores.

Fuente: Rava Onlie. Precios en dólares (actualizado 17 horas)
Fuente: Rava Onlie. Precios en dólares (actualizado 17 horas)

“La actitud inversora desde el piso debiera ser positiva, para nada derrotista. Los libros nos enseñan que en el piso se compra y en el techo se vende”, explicó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, quien agregó “otro dato positivo y esperanzador para el mercado inversor: los cambios de Gobierno suelen ser un alivio y un aliento para las bolsas, que compran y venden expectativas. Solo que hoy no se las tiene, igual las espera. Mejor así”.

La mejor tónica para las acciones, no obstante, no se trasladó a la renta fija, pendiente de propuestas efectivas de parte del próximo Gobierno. El Riesgo País de la banca JP Morgan se mantenía en muy elevados 2.321 puntos básicos para la Argentina, tres veces más que los 817 enteros en que comenzó 2019.

“A pesar de los rebotes técnicos que intentan intercalar dentro de un ambiente de alta sensibilidad y volatilidad por parte de los operadores orientados al trading, los activos domésticos continúan reflejando el comportamiento cauteloso, ya que los inversores esperan claves definiciones económicas que puedan aclarar el panorama a partir del 10 de diciembre”, comentó el economista Gustavo Ber.

En cuanto al mercado de cambios, las variaciones son testimoniales en un marco restrictivo para la demanda privada. Al público, el billete se siguió vendiendo debajo de los 63 pesos, mientras que en la rueda mayorista siguió cerca de los 60 pesos.

En este caso, sí son relevantes las brechas con las cotizaciones alternativas, que exhibieron una clara tendencia al convertirse en las únicas vías para dolarizarse por fuera de los controles. El “contado con liquidación”, paridad implícita en la compraventa de acciones y bonos locales que cotizan en el exterior, se acercó a los 80 pesos y la brecha superó el 30%, todo un síntoma de la cautela que todavía impregna a la operatoria financiera.


SEGUÍ LEYENDO:

Guzmán, el discípulo de un Premio Nobel que eligió Alberto para renegociar la deuda

Qué espera el mercado de Martín Guzmán: reestructuración rápida y “no agresiva”

Por qué la elección de Martín Guzmán podría ser una buena noticia para los tenedores de bonos

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS