El monto de la deuda pública retrocedió a niveles de agosto de 2017. (Adrián Escandar)
El monto de la deuda pública retrocedió a niveles de agosto de 2017. (Adrián Escandar)

En términos nominales la deuda pública de Argentina dejó de crecer. Al tercer trimestre de 2018 alcanzó los 307.656 millones, un 4,1% menos que los USD 320.935 millones contabilizados a fines de 2017, y un 6% menos que los USD 327.167 millones del segundo trimestre de este año.

Así lo consignó un informe de la Secretaría de Finanzas, que indicó que en relación al Producto Bruto Interno la deuda del Estado nacional saltó a 95,4%, el ratio más elevado desde el canje de 2005, cuando la Argentina salía del default, y también el más elevado de la región, por encima del 78% de Brasil, que cuenta a su favor una mayor proporción de sus pasivos en moneda doméstica.

(1) No incluye Cupón PBI.
(1) No incluye Cupón PBI.

Al añadir el Cupón PBI, cuyo pago se ejecuta cuando la actividad económica crece más de 3%, la deuda pública total ascendió hasta septiembre a 320.927 millones de dólares.

Por la cuantiosa emisión de títulos públicos en dólares y la devaluación del peso, también se amplió la participación de los pasivos en moneda extranjera, ahora en el 79% del total, mientras que la deuda en moneda doméstica se redujo a 21% del total.

La deuda considerada "relevante" por el Gobierno, aquella contraída con organismos internacionales (como el FMI) y acreedores privados, y sin contabilizar los bonos soberanos en poder de organismos estatales, trepó a 58% del PBI, unos 187.757 millones de dólares. Sumado el Cupón PBI es de 62,1 por ciento.

(1) No incluye Cupón PBI.
(1) No incluye Cupón PBI.

Según la estimación oficial, el PBI argentino medido en dólares se desplomó a lo largo de 2018, a la saga de la devaluación más violenta del peso argentino desde la salida de la convertibilidad, en 2002.

Así, el Producto medido en moneda dura retrocedió de USD 562.000 al finalizar 2017 a USD 426.700 millones en el segundo trimestre de 2018, para hundirse a USD 322.490 millones en el tercer trimestre, siempre según el cálculo oficial. De este modo, el PBI se contrajo un 42,6% en dólares en nueve meses de 2018.

En términos nominales la deuda pública bajó 4,1% respecto de 2017, y un 6% en comparación al segundo trimestre

La realidad es que la baja de actividad del último año ronda un 3% según las estimaciones privadas, pero el efecto de la devaluación del peso argentino (-51,3%), concentrado entre fines de abril y fines de septiembre últimos, amplifica la caída y distorsiona la medición si se la restringe a la evolución del tipo de cambio.

El precio del dólar retrocedió un 8,6% en el último trimestre del año, de 41,25 a 37,70 pesos en el mercado mayorista, por cuanto es de esperar una mejora en la relación deuda/PBI, más próxima al 80% de mediados de 2018.

(*) No incluye Cupón PBI
(*) No incluye Cupón PBI

Al finalizar 2001, con la renuncia del presidente Fernando de la Rúa, la deuda pública rondaba el 50% del PBI (USD 144.222 millones), pero el comprometedor perfil de vencimientos de los pasivos, casi en totalidad en moneda extranjera, llevó a una histórica cesación de pagos, que continuó hasta febrero de 2005.

Al concluir el segundo gobierno de Cristina Kirchner, la deuda pública contabilizaba unos USD 240.665 millones, un 52,6% del PBI. Sumado el Cupón PBI, la deuda alcanzaba los USD 253.989 millones al cierre de 2015.

Seguí leyendo: