El dólar al público asciende 110% en 2018. (Reuters)
El dólar al público asciende 110% en 2018. (Reuters)

El dólar se estabilizó este martes ligeramente debajo de los 40 pesos al público, para interrumpir una racha de seis ruedas cambiarias en suba en el mercado minorista, y cinco en el mayorista.

Agentes de la plaza financiera reconocieron que en torno a los 39 pesos la oferta interbancaria se mostró más nutrida y quitó presión alcista, después un repunte de más de 8% en el tipo de cambio desde la semana pasada.

En el promedio de bancos del microcentro porteño se ofreció al dólar a $39,58 para la venta, con descenso de 39 centavos ó 1 por ciento.

En el mercado mayorista se vendió al cierre a $38,55, unos 50 centavos debajo del cierre anterior.

"El tipo de cambio siempre se mantuvo dentro de la 'zona de no intervención', por lo que el Banco Central no participó en el mercado de cambios y sólo realizó ventas directas al Tesoro Nacional, quien utilizó los fondos resultantes para afrontar distintas obligaciones en moneda extranjera", refirió la entidad monetaria en su último Balance Cambiario.

El BCRA estableció para este martes como límite inferior de la banda de libre flotación del dólar los $35,929, mientras que el "techo" de la banda se situó en 46,496 pesos.

Desde mediados de noviembre el dólar amplió la apreciación, ante una firme postura tomadora de divisas por coberturas de carteras entre inversores institucionales, con una oferta insuficiente y un flujo de pesos que presionó a la suba del tipo de cambio, después de la renovación parcial de LEBAC la semana pasada.

Más pesos en manos de inversores, tasas de referencia en paulatino descenso y el cierre de posiciones con miras a fin de año impulsaron la divisa de EEUU a precios del comienzo de octubre, en un movimiento que anticipó además la fuerte liquidez prevista por el pago de salarios, medio aguinaldo y bonos de diciembre.

La mayor oferta privada y la interrupción de la baja de tasas del BCRA pusieron freno al rally alcista del dólar

Por eso, resultó lógico que la caída del dólar este martes se concretara a la par de una leve suba de la tasa de interés de referencia del BCRA.

En la subasta diaria de Letras de Liquidez (LELIQ), la entidad elevó los rendimientos a 61,248% anual para la tasa de corte promedio, desde anteriores 61,237% para interrumpir una serie de 15 ruedas consecutivas en baja.

El BCRA colocó LELIQ por $140.075 millones, con una importante absorción de $46.750 millones en el día, frente a vencimientos por 93.325 millones de pesos. La entidad lleva aspirados a través de LELIQ unos $235.993 millones desde comienzos de octubre.

"Como variables a seguir de cerca se mantendrán, básicamente –y como desde hace semanas-, la evolución del dólar y las tasas de interés. Esto en un marco en donde hay algunas buenas señales: la inflación está cediendo desde los máximos recientes, el déficit de cuenta corriente acelera su corrección y el fiscal parece ir con alta probabilidad a un sobrecumplimiento de la meta y, por ende, nos acerca al equilibrio en el 2019", apuntó Matías Roig, director de Portfolio Personal Inversiones. "En contra, pero esperado, la actividad sigue mostrando una fuerte recesión", acotó.

Para el economista Gustavo Ber, la reacción alcista del dólar en noviembre se debió a que "prevaleció una mayor demanda por cobertura a raíz de las incertidumbres domésticas y externas. A ello se suma la tendencia de reducción de tasas del BCRA y las depreciaciones de muchas monedas emergentes, lo cual está anticipando y acelerando el proceso de dolarización de carteras frente al riesgo electoral del 2019".

Desde Research for Traders aportaron que "el tipo de cambio mayorista se movió en línea al minorista y al movimiento que tuvieron otras monedas de la región", en una dinámica alcista "por compras para cubrir obligaciones de fin de mes y el desarme del carry trade".