La economía salió de la recesión pero se expande a tasas bajas. (Reuters)
La economía salió de la recesión pero se expande a tasas bajas. (Reuters)

A velocidad lenta la economía argentina continuó exhibiendo muestras de recuperación y los últimos datos oficiales confirmaron que Argentina salió de la recesión.

Sin embargo, el Informe de Avance del Nivel de Actividad difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos refuerza la idea de una recuperación heterogénea y aún modesta.

El organismo comunicó que en el primer trimestre de 2017 el PBI aumentó un 1,1% respecto del cuarto trimestre de 2016 en la medición desestacionalizada. Además, la estimación provisoria del PBI en el primer trimestre de 2017 mostró una variación de apenas 0,3% con relación al mismo período del año anterior.

"El PBI lleva tres trimestres de expansión. La inversión lleva la delantera. El consumo sigue más retraído. La recesión terminó pero la sensación térmica es de curva en 'L', no en 'V'", sintetizó Eduardo Fracchia, del IAE de la Universidad Austral.

En ese sentido, el ente que conduce Jorge Todesca revisó el dato del PBI del cuatro trimestre de 2016 contra el tercer trimestre a un alza de 0,7% (desde 0,5% previo), y la medición contra el mismo trimestre del año previo a una caída de 1,9%, inferior a la merma de 2,1% informada anteriormente.

El PBI argentino promedió los USD 580.000 millones en el primer trimestre del año

El Indec consignó que "la evolución macroeconómica del primer trimestre de 2017 determinó, de acuerdo con las estimaciones provisorias, una variación en la Oferta global, medida a precios del año 2004, de 1,2% con respecto al mismo período del año anterior, debido a la suba de 0,3% del PBI y al aumento de 4,3% de las importaciones de bienes y servicios reales".

En tanto, el ente estadístico observó en la Demanda un alza de 3,0% en la formación bruta de capital fijo, el consumo público registró una suba de 1%, mientras que el consumo privado creció 0,9 por ciento. Por el contrario, las exportaciones de bienes y servicios reales registraron una variación de -1,8 por ciento.

Al analizar los distintos sectores, el INDEC detalló que "el valor agregado del sector agricultura, ganadería, caza y silvicultura creció 4,3% en el primer trimestre con respecto a igual lapso del año anterior".

En ese ítem destacó el crecimiento anual del sector pesca (+31,1%) en el primer trimestre del año.

La industria manufacturera registró una baja en el nivel de actividad de 2,2% interanual, mientras que la construcción tuvo una suba de 1,9% en el primer trimestre.

LEA MÁS:

"Si se toma en cuenta la información del Indec, las ramas industriales más sensibles son las de tabaco, textil, edición e impresión. El sector automotriz está evidenciando una expansión interanual en el primer semestre", añadió Eduardo Fracchia.

El experto del IAE enfatizó que "entre las actividades más dinámicas de acuerdo al EMAE sobresalen agricultura, ganadería y construcción. En este último sector el impulso se debe a la inversión pública y a la construcción de viviendas".

El sector transporte, almacenamiento y comunicaciones mostró un crecimiento de 3,7 por ciento.

En cuanto a los servicios, el INDEC apuntó que el sector comercio mayorista y minorista y reparaciones tuvo un decrecimiento de 0,9% anual en el primer trimestre, mientras que el sector restaurantes y hoteles registró un alza de 0,5 por ciento.

DÉFICIT Y ESCASA INVERSIÓN IMPIDEN CRECER MÁS

El Indec estimó que el Producto Bruto Interno promedió los $8.928.154 millones en el primer trimestre de 2017. Con un tipo de cambio de referencia al cierre del marzo de $15,3818, según el Banco Central, el Producto medido en dólares alcanzó los USD 580.400 millones, probablemente sobreestimado por el atraso cambiario consecuencia de un dólar en baja frente a una inflación en alza.

Gustavo Reyes, del IERAL de la Fundación Mediterránea, sostuvo que "lograr un crecimiento sostenido requiere un salto en la tasa de inversión, mientras que el tipo de cambio no podrá sostenerse por demasiado tiempo en este andarivel sin la contrapartida de fuertes mejoras de productividad".

Según el INDEC, la inversión aumentó en el primer trimestre a un ritmo anual de 3%, hasta alcanzar el 19% del PBI, un ritmo considerado aún insuficiente para garantizar un crecimiento robusto.

Los técnicos de la Fundación Mediterránea entienden que "la reducción sostenida del déficit fiscal es clave para que el necesario aumento de la tasa de inversión no agrave los desequilibrios externos".

LEA MÁS:

Para la consultora Economía y Regiones (E&R) "el estancamiento económico y los altos niveles de inflación son consecuencia de la mala política fiscal". E&R señaló que "Argentina enfrenta una estanflación de oferta por asfixia fiscal estatal". La consultora,  indicó que "el escenario fiscal es la madre de todos los problemas, la elevada inflación, el estancamiento económico con caída del PBI per cápita y la falta de generación de empleo genuino.

ENTUSIASMO OFICIAL

"El crecimiento del PBI se aceleró a 1,1% sin estacionalidad contra el trimestre anterior. Esto equivale a un ritmo anualizado de crecimiento de casi 4,5 por ciento. Es decir que el crecimiento está siendo potente y ya van tres trimestres de expansión. El nivel de actividad ya está por encima del observado en el primer trimestre de 2016 (0,3%)", destacaron fuentes del Ministerio de Hacienda.

En las cercanías del ministro Nicolás Dujovne resaltaron además que "el crecimiento no se concentró en un par de sectores sino que crecieron 12 de los 16 considerados". Observaron que "el consumo privado creció por primera vez en siete trimestres, a un ritmo anualizado de 5,7%, y ya está por encima del nivel que tenía un año atrás".