Cómo debe hacer la selección argentina para recuperarse del golpe ante Arabia Saudita en el Mundial Qatar 2022

Siete campeones del mundo con la Selección en 1978 y 1986 analizan lo sucedido tras la caída del debut y plantean los escenarios de cara al choque con México

Compartir
Compartir articulo
Argentina jugará una final ante México tras la inesperada caída ante Arabia Saudita (Foto: Reuters)
Argentina jugará una final ante México tras la inesperada caída ante Arabia Saudita (Foto: Reuters)

* Enviado especial a Doha, Qatar

Ellos estuvieron en momentos críticos. Supieron reponerse. Convivieron con el temblor de la incertidumbre. Ellos, solo ellos, tienen la espalda suficiente para entender lo que estuvieron transitando los jugadores de la selección argentina durante estas últimas horas que pasaron entre el inesperado tropiezo contra Arabia Saudita y la revancha contra México. Siete campeones del mundo en 1978 y 1986 hablaron con Infobae sobre la fórmula para reponerse del golpe.

“Lo viví también con Camerún cuando tocó perder en el primer partido del 90. Hay que tomarlo con tranquilidad. Imagino que habrá hablado el técnico y que hablaron entre ellos. Seguramente en alguna reunión que tuvieron para hablar de cómo levantar esto. Es fútbol y pueden pasar estas cosas. Vos tenés que dejar pasar las horas un poquito y estar tranquilo. Pero charlar tenés que charlar porque lo que más te afecta es la parte anímica”, analizó Sergio Batista.

Ricardo Giusti también se retrotrae a aquel 8 de junio de Italia 90: “A nosotros nos pasó cuando perdimos contra Camerún. Estás triste, tratando que pasen las horas para empezar a resolver los problemas que tuviste en ese partido al día siguiente. Nada más. No hay que ser extremistas en esta situación. Argentina en el primer tiempo hace un tiempo no tan lejano se podría haber ido al descanso por tres goles. En otro contexto de la historia se iba con tres goles y hoy estaríamos hablando de otra cosa. Ellos deben hablar, tienen gente con carácter, con personalidad, que juegan Champions desde hace años, con presión. Esto se puede revertir. Es fútbol. No hagamos un pesimismo que nos lleva a la derrota siempre”.

El Checho y el Gringo se refieren a lo sucedido en el estreno del Mundial de 1990 cuando Argentina llegó como defensora del título de 1986 y perdió en el partido inaugural contra los africanos por 1-0 en el Stadio Giuseppe Meazza. La Selección se repuso aquella vez, llegó a la final y terminó perdiendo la final con un recordado –y polémico– penal ante Alemania. “A nosotros no habló Bilardo con respecto al partido y después nos reunimos en una habitación: nos dijimos las cosas que había que decirse. A veces son fuertes, a veces no. Pero más que nada te das ánimo”, revive Batista.

Es inevitable para aquellos integrantes del plantel del 90 no equiparar lo sucedido ante Arabia Saudita con lo ocurrido contra Camerún. Jorge Burruchaga también se suma: “Yo puedo decir lo que vivimos con el loco que teníamos de entrenador... Carlos de un partido hizo cinco cambios. Hablamos mucho, nos focalizamos en que teníamos una última oportunidad. No tenés que desesperarte, que es lo más difícil, pero la desesperación lleva a equivocarse los caminos. Conociéndolos, están bien. Tienen todo para revertir”.

El autor de uno de los goles más importantes de la selección argentina concluye: “Hay momentos en la vida que no sabes qué ocurrió, nos pasó con Camerún. En estas situaciones es más anímico que físico o futbolístico. Tienen que charlar, juntarse, analizar con el cuerpo técnico lo que pasó. Y revertirlo”.

Los campeones del mundo en 1978 y 1986 estuvieron en un homenaje a Maradona de Conmebol
Los campeones del mundo en 1978 y 1986 estuvieron en un homenaje a Maradona de Conmebol

Estos tres campeones del mundo en 1986 y finalistas en 1990 estuvieron presentes en el evento que organizó Conmebol para recordar el aniversario de la partida de Diego Armando Maradona en Doha. Compartieron el evento con aquellos que alzaron la primera Copa, en 1978, como Mario Alberto Kempes, Daniel Bertoni, Alberto Tarantini y Omar Larrosa, entre otros.

Ellos también dieron su mirada sobre este suceso que carga la selección argentina en Qatar. “Tampoco es que el equipo estuvo mal. A uno, de caliente después del partido, siempre se le van un poquito las palabras. Un tropezón puede tener cualquier selección, lo tuvo España en el 2010 y salió campeón. Después del partido en el vestuario querés matar al que se te cruce. Por eso digo que la rebelión de los jugadores se debe mostrar mañana. Sabiendo que se han equivocado, remediar esa situación. Lo deben afrontar con la tranquilidad suficiente. Ellos puertas adentro saben la responsabilidad que tienen y la tienen que aguantar”, aclara el Matador Kempes, quien tras al derrota contra Arabia Saudita había sido muy crítico.

Bertoni, siempre sin pelos en la lengua, señala qué debe ocurrir puertas adentro. “Hay que ver el líder... No sé si esta Selección tiene un líder como tenía antes con Mascherano. Creo que es Messi futbolísticamente, pero tendrá que transmitirle a sus compañeros el liderazgo. Messi no jugó bien, como todo el equipo, pero es Messi y todos lo respetan. Debemos tener fe y confianza en que el líder futbolístico sea líder en el vestuario para darle ese espíritu a los jugadores. Creo que ahora se va a ver la fuerza psicológica del grupo”.

El Conejo Tarantini dice que la “cabeza del técnico” es la que se va evidenciar en este encuentro y pide “cambiar de canal” para el futuro: “Tenes que agarrar y cambiar de canal. El próximo canal es México, ahí tenés que poner todas las fichas. Ese control remoto lo tienen los jugadores”.

Larrosa, por su lado, asegura que el plantel debe estar “preocupado” y recuerda la derrota contra Italia en la fase de grupos del 78: “Nos sentimos mal. Viajamos a Rosario con un poco de incertidumbre”, dice sobre aquel duelo contra Polonia que terminó con un 2-0 a favor rumbo al título. “El fútbol, aparte de jugarlo bien, tenés que tener un estado de ánimo muy bueno. Es muy inestable. Ganas y estas en el cielo, perdés y estás en la tierra, te caes. Lo principal es levantarse rápidamente, pensar que si uno jugó bien en algún momento lo puede seguir haciendo y que alguna vez te puede pasar que te supere el rival o pierdas un partido. Creo que ante México los jugadores deben pensar que comienza el Mundial”. También recuerda lo que sucedía en su época ante una situación de esta características: “Hablábamos un poco todos. El entrenador lo hacía en grupo y nosotros cuándo estábamos en la soledad del túnel por salir a la cancha”.

La hora de las charlas, los debates y los análisis terminó. Argentina jugará esta tarde ante México su gran final en el Mundial de Qatar en el Lusail Stadium (a partir de las 16, hora Argentina). Una definición anticipada e inesperada, pero que los obligará a mostrar la fortaleza del grupo.

Seguir leyendo: