Fue el debut en la Copa de la Superliga. No había título en juego y tampoco se trataba de un clásico. Sin embargo, cuando Racing consiguió revertir el marcador ante Aldosivi en Mar del Plata, Sebastián Beccacece interpretó una escena cargada de euforia por lo que significó el triunfo por 4 a 3 sobre la hora en el José María Minella. “Más allá del festejo, que fue muy genuino, siempre trato de hacer lo mejor. Es un equipo que contagia y enamora por cómo vive el fútbol. Más allá de que haya sido en un partido inicial, las condiciones me llevaron a reaccionar así. No sabíamos si íbamos a seguir jugando, veníamos de una seguidilla de partidos por la Copa Libertadores y no había público. Fue una liberación porque además el gol lo hizo un chico que viene de las inferiores, con mucho sacrificio”, reveló el entrenador en diálogo con TyC Sports. Y agregó: “Fue un estado emocional que se juntaron un montón de cosas. A veces no sale gritar un gol y otras veces sale gritarlo de esa manera. Cada vez que tengo que ir a un entrenamiento, voy emocionado por cómo nos tratan y cómo nos reconoce el hincha”.

“El vínculo que generó el DT con el plantel se afianzó después de la histórica hazaña frente a Independiente, cuando la Academia se impuso por la mínima diferencia con dos jugadores menos, debido a las expulsiones de Arias y Sigali. “Los jugadores demuestran un sentimiento muy grande hacia esta institución. A mí me gusta trabajar con planteles que no sean muy numerosos, porque quiero que todos se sientan importantes. Si uno tiene 30 futbolistas, hay 12 que quedan afuera en cada lista. Por eso me gustan los jugadores polifuncionales. Tanto en Defensa, en la U de Chile y en la Selección buscamos a jugadores que puedan demostrar su talento en varias posiciones”, analizó el entrenador, y argumentó con algunos protagonistas: “El caso de Soto es un ejemplo, porque ha jugado de lateral por derecha, por izquierda, de central y de wing. Lisandro (López) es otro caso, porque demuestra que puede estar en varios sectores de la ofensiva. Uno no trata de inventar nada. Nery Domínguez también nos da una claridad notable y cuando se fue Donatti decidimos no incorporar a ningún central, porque con él y Mauricio Martínez estábamos cubiertos”.


Además, Beccacece habló de la relación que mantiene con Diego Milito, quien lo apoya incondicionalmente en cada decisión. “Con la Secretaría Técnica venimos hablando de forma continua. Ese diálogo nos permitió darles minutos a chicos con un gran potencial como Garré, Thiago Banega, Alcaraz y los 15 juveniles con los que venimos trabajando día a día”, aseguró.

En referencia al virtuoso atacante que arribó del Manchester City, el DT dejó en claro que “Garré tiene la condición de desnivelar en el uno contra uno, que es muy difícil en el fútbol argentino”. “Se está adaptando muy bien. La idea es armar una organización conjunta y colectiva que le permita a este tipo de futbolistas demostrar el fútbol puro”, analizó.

En el extenso diálogo que mantuvo en el programa televisivo, el técnico también se refirió a la conducción que lleva en la Academia. “Hay jugadores a los que les tenés que decir de todo. A otros no les tenés que decir nada y otros vienen y te consultan. La idea es que todos entiendan el juego que queremos desarrollar y que tomen las mejores decisiones en la cancha. No creo en lo mecanizado, pero sí en la organización que nos permita desarrollar al máximo nuestro potencial. El tiempo es un aliado clave en esas situaciones, porque cuando uno gana tiene una semana más para seguir trabajando los conceptos”, enfatizó.


Naturalmente, en la entrevista también se encargó de manifestar su admiración hacia Lisandro López, quien en la actualidad representa a la bandera de Racing. “Tengo la ventaja de contar con un jugador con una jerarquía notable. Impresiona que a su edad tenga ese despliegue con y sin pelota. Es conmovedor lo que hace, ya sea dentro del campo o fuera, porque es un líder natural. Estamos muy contentos de entrenarlo, porque nos ayuda mucho en el vestuario. Es un referente que guía a sus futbolistas que se contagian junto al resto del plantel y a los hinchas”.

Finalmente, Beccacece también hizo referencia a las críticas que recibe por su modo de trabajar y sus ideas alternativas que intenta emplear en cada compromiso. “Yo no salgo a contradecir las barbaridades que se dicen. Dejo que fluya. Escuché en medios que decían que queremos inventar al fútbol y eso molestó”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO