La frase había pasado inadvertida. Una entrevista radial realizada hace una semana atrás cruda, a corazón abierto. Carlos Tevez realizó confesiones de líder, sin ponerse el cassette. Las repercusiones de la final perdida con River en Madrid todavía se sienten en la estructura del Mundo Boca y él fue sincero.

"Es muy difícil después de perder una final querer volver a intentarlo. Lo más fácil es borrarse. La gente de Boca no es boluda, los periodistas no son boludos. ¿Cuántos técnicos fue a buscar el presidente? ¿cuatro o cinco? Cuatro o cinco le dijeron que no. Estamos buscando jugadores. Antes nos moríamos por jugar en Boca. Antes era "por favor que me llamen de Boca". Hoy no, hoy no quieren venir, hoy se escapan de jugar en Boca. A mí no, a mí damela", analizó el futbolista en una nota radial con el programa partidario El Show de Boca.

La entrevista la habían realizado en Seattle (Estados Unidos) hace algunos días atrás, donde Boca venció a Chivas por el segundo amistoso de la pretemporada. Sin embargo, sus declaraciones volvieron a brotar por las redes sociales una semana más tarde y se viralizaron por el peso específico de sus palabras. "Hoy ponerse la camiseta de Boca es un fuego. A mí en lo personal, primero como hincha y después como jugador, damela siempre. Hay muchos jugadores que los están llamando y dicen "no, no voy por el país, por esto, por lo otro". En este momento es muy importante no borrarse", agregó el referente de 35 años.

“En este momento es muy importante no borrarse”, afirmó (Foto: Reuters)
“En este momento es muy importante no borrarse”, afirmó (Foto: Reuters)

Tevez dejó en claro que está decidido a continuar con el sueño de lograr una nueva Copa Libertadores: "No me pesa poner la cara, el pecho por el hincha y por mis compañeros. Pienso que nos está costando ganar la séptima también por esa presión. Pero la presión es normal. Le pasaba al Real Madrid antes que llegue Cristiano Ronaldo, la ganó y después tuvo seis al hilo. Esa ansiedad nos está jugando en contra. Hacemos todo y nos pasamos de vueltas".

"¡Jugamos dos finales después de perder la gran final! ¿Qué equipo se levanta así? Ponelo a San Lorenzo, a Racing, a River en la situación que estuvo Boca de perder el partido más importante de la vida. Es así y hay que asumirlo. Aunque me duela lo asumimos. Pero estoy más orgulloso de llegar a dos finales con este equipo", reconoció ante los micrófonos de Radio Rivadavia.

"A veces hablo con Vane (su esposa) y le digo que estoy orgulloso de lo que hicimos. Perdimos la final con Tigre, lo que quieras, pero levantarnos como nos estamos levantando, no cualquiera se levanta", afirmó.

Seguí leyendo: