Marcelo Bielsa es uno de esos entrenadores que no deja nada librado al azar. La obsesión del Loco es una marca registrada en sus métodos de trabajo, y en el último entrenamiento del Leeds United, el rosarino dio otra muestra de su personalidad cuando observó que los ensayos salieron como los planeaba.

En una de las últimas prácticas, antes de su próximo compromiso frente al Bristol City, correspondiente a la Football League Championship, de la segunda división de Inglaterra, el rosarino celebró un golazo de Patrick Bamford, uno de los integrantes del plantel que lidera.

Tras el festejo del atacante, Bielsa corrió más de 50 metros para abrazar al autor de la conquista y felicitar la mecánica elaborada en el entrenamiento. Una imagen pocas veces vista, dado que el DT no es de exponer su euforia.

El Leeds marcha tercero en el torneo y mantiene sus aspiraciones de lograr el ascenso a la Premier League. Sus 30 puntos mantienen al elenco del Loco a la expectativa del puntero, Norwich, que suma 33 y del escolta, Middlesbrough, que acumula 31.

Seguí leyendo