(Reuters)
(Reuters)

El atacante francés Osumane Dembelé transita un difícil momento en el Barcelona después de que varios pesos pesados, tanto del club, como de su selección, tuvieran palabras en su contra. El delantero de 21 años recibió un "tirón de orejas" y deberá cambiar algunos aspectos de su personalidad a futuro para que su carrera en la institución azulgrana "no peligre", como lo definieron en España.

El ex jugador del Borussia Dortmund no termina de complementarse al equipo español. El galo no alcanzó su mejor rendimiento hasta el momento y a eso se le sumaron las críticas de futbolistas como Gerard Piqué, Luis Suárez e Ivan Rakitic.

(AFP) El francés convirtió goles que ayudaron al Barcelona en la liga
(AFP) El francés convirtió goles que ayudaron al Barcelona en la liga

"Tenemos un grupo de Whatsapp del equipo que se usa para comunicar las horas a las que tenemos los entrenamientos y los actos. El grupo va bien para avisar de los horarios a Dembélé, que siempre llega tarde", bromeaba Gerard Piqué en una entrevista por el homenaje de Andrés Iniesta. Primer aviso.

Un par de meses después, en el parate de fechas FIFA de octubre, fue el entrenador francés Didier Deschamps el que tuvo palabras hacia su jugador en rueda de prensa: "Creo que todavía no es totalmente consciente de toda la exigencia que supone el alto nivel, pero tiene características que le permiten desestabilizar al adversario. Si sigue añadiendo otras características, como está haciendo con su club en este inicio de temporada, será todavía mejor".

Festejo de Dembelé, en el ojo de la tormenta
Festejo de Dembelé, en el ojo de la tormenta

Más cerca en el tiempo se produjo otro episodio en el que Dembelé quedó en el ojo de la tormenta. Cuando Lionel Messi se lesionó ante el Sevilla, Valverde optó por sustituirlo por el francés, quien tardó más del tiempo debido en ingresar al campo, dejando a su equipo con 10 jugadores por un largo período.

"Debemos prepararnos para hacer los cambios más rápido. Hay que estar preparados y hacer el cambio cuanto antes. Hoy hemos jugado mucho tiempo con un jugador menos", disparó Ivan Rakitic al término de aquel duelo que acabó con victoria por 4 a 2.

Posteriormente, una ausencia sin aviso por gastroenteritis a un entrenamiento del equipo culé sembró el malestar en el seno azulgrana. Fue entonces cuando Ernesto Valverde decidió no convocarlo para el siguiente partido ante el Betis, el cual miró desde la grada: "Cada uno lo puede interpretar como quiera. Busco lo mejor. Lo único que esperamos es que el equipo se beneficie de su talento y el club, que ha hecho una gran inversión, también. Se trata de que todos vayan aprendiendo", aseguraba el Txingurri.

"Ousmane lleva mucho tiempo con nosotros y conozco sus excusas para cuando llega tarde. Ya sea en un gran club como el Barcelona o en cualquier otro lado, debe ser más cuidadoso porque tiene obligaciones como futbolista", consideró Deschamps acerca de lo ocurrido.

Dembelé y Messi se cruzaron en el mundial de Rusia 2018
Dembelé y Messi se cruzaron en el mundial de Rusia 2018

"Tenemos que ayudar a Dembélé a ver que el fútbol son 24 horas. Hay que vivirlo del primer minuto al último. Hay veces que no es solo hacerlo, sino también aparentarlo", consideró el experimentado defensor central del Barcelona.

Finalmente, fue Luis Suárez el que soltó un comentario en contra de su compañero: "Ser futbolista es un privilegio. Creo que Ousmane debería concentrarse principalmente en el fútbol, e inspirarse en los ejemplos de profesionalidad que hay en el vestuario del Barça. Debe ser más responsable en algunos aspectos. Pero merece estar aquí".

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: