S
S

Por Matías Palacios, desde Madrid

Estar en el lugar indicado, en el momento justo y que la persona que tiene el poder te conozca. Esos son los factores que le abren la puerta al argentino Santiago Solari para dirigir al Real Madrid muy probablemente a partir de mediados de esta semana para debutar ni más ni menos que ante el Barcelona en el Camp Nou.

La pésima campaña de Julen Lopetegui al frente del equipo merengue con números lamentables como 5 derrotas en 12 encuentros y apenas 1 gol en los últimos 5 partidos, han encendido las alarmas en las oficinas de Florentino Pérez, el mandamás de uno de los clubes más importantes del mundo. Por eso en el Madrid se piensa en la sucesión inmediata. Lopetegui dirigirá hoy el compromiso por Champions League ante el Viktoria Plzen en el Bernabeu, aunque una victoria ante este débil rival igualmente lo dejaría sin trabajo.

Ante el disconformismo y el malestar que reina en el club blanco por la mala performance del ex entrenador de la Selección española, Florentino Pérez piensa en recurrir a una solución casera para el mientras tanto, sobre todo teniendo en cuenta que sus entrenadores favoritos están ocupados, ya sea José Mourinho en el Manchester United, Roberto Martínez, el español que entrena a Bélgica; o Mauricio Pochettino en el Tottenham. En este contexto surge la figura de Santiago Solari, aquel zurdo virtuoso que asomó gratamente en la Primera de River en 1996, en un equipo lujoso y ganador que dirigía Ramón Díaz.

¿Por qué Solari? Porque lleva hecho el camino correcto dentro del Real Madrid, en donde desde hace 5 años dirige en el Fútbol Base, lo que en Argentina se conoce como Inferiores. Todo este proceso lo realizó con un perfil bajo, sobrio, serio, "un hombre de la casa" tal como lo referencian en Valdebebas, el sitio donde funciona la espectacular Ciudad Deportiva del Real Madrid. En su cargo Solari siempre se mostró con ganas de aprender, sumó conocimimento y estuvo muy cerca de los juveniles, ocupándose no solo del desarrollo futbolístico de los chicos, también de lo educativo y lo formativo

Santiago Solari en su época de jugador en un entrenamiento del Real Madrid, en la Ciudad Deportiva en Madrid.
Santiago Solari en su época de jugador en un entrenamiento del Real Madrid, en la Ciudad Deportiva en Madrid.

Solari previamente realizó su preparación como entrenador en España, en un exigente curso que dicta la Real Federación Española de Fútbol que entrega la habilitación para dirigir en todo Europa. Luego de esto, en 2013, comenzó su carrera de DT con los Cadete B (categoría similar a Séptima División en Argentina) y en el primer año su equipo fue campeón obteniendo el 85 % de los puntos. Al año siguiente dirigió al mismo plantel pero en la categoría superior, Cadete A y también se coronó. En la temporada 2015/16 se hizo cargo del segundo equipo de Juvenil (chicos de hasta 17 años).

Durante las últimas 2 temporadas y la presente, Solari dirige al Real Madrid Castilla, el equipo filial que compite en Segunda B (Tercera División de España). En esta etapa los 2 primeros años fueron de adaptación para el rosarino y sus equipos frecuentaron la mitad de la tabla. Pero este año el conjunto del Indiecito está en el tercer lugar de la clasificación con 19 puntos, a 2 del líder Ponferradina en el grupo 1. En 9 partidos, el Castilla ganó 5 juegos, empató 4 y aún no perdió. Su principal figura es el brasileño Vinicius, quien alterna entre el primer equipo y el filial en donde ya marcó 4 goles, el último de ellos, el domingo ante Celta B con un tiro libre que clavó en el ángulo. Además cuenta con el argentino Francisco Feuillassier en su plantel y en el arco con Luca Zidane, el hijo del ex entrenador multiple campeón con el Real Madrid.

De hecho la historia de Solari se cruza con la de Zidane. Fueron compañeros en una etapa maravillosa del Real Madrid en la que ganaron juntos la Champions 2002. Por cierto, el gol más recordado de Zizou con la casaca blanca, el que marca de volea ante el Bayern Leverkusen en la final de Glasgow, cuenta con la participación previa del argentino por izquierda y un exquisito pase profundo hacia el fondo de la cancha para Roberto Carlos quien es el que le envía la pelota al francés. Zidane también realizó un importante recorrido como entrenador del filial de la Casa Blanca del fútbol antes de ser el Míster en 2016. Por eso Florentino Pérez tomará aquel ejemplo del entrenador formado en la cantera y ex jugador ganador de todo con la casaca merengue, de confirmarse el arribo de Solari al mando del primer equipo.

La edad, 42 años, es un plus para el zurdo quien jugó más de la mitad de su carrera en Europa (Atlético de Madrid, Real Madrid e Inter de Milán). Sus conceptos entonces tienen la marca de un tipo formado en la elite del fútbol mundial, con ideas y entrenamientos acordes a lo que exige el Real Madrid. Su DT favorito, el que más lo marcó es Vicente del Bosque, otro hombre del club de la Castellana, quien fue su entrenador hace más de 15 años y a quien considera un caballero.

Los equipos de Solari son agresivos, con una táctica 4-2-3-1 o 4-1-4-1. Con un cierto parecido a lo que pretendía Zinedine Zidane en sus conjuntos, Solari es un DT con un mensaje claro, trata de ser reflexivo y de tener las palabras justas.

Solari junto a sus compañeros en el Inter Samuel, Cambiasso y Crespo en una visita realizada al papa Benedicto XVI /AFP PHOTO
Solari junto a sus compañeros en el Inter Samuel, Cambiasso y Crespo en una visita realizada al papa Benedicto XVI /AFP PHOTO

Proveniente de una de las familias más futboleras de la Argentina, el Indiecito es hijo de Eduardo Solari (ex DT de Estudiantes y Vélez), sobrino de Jorge Solari (ex DT de Newell's e Independiente), hermano de David que juega en Chipre; y de Esteban, quien militó en Defensa y Justicia y actualmente dirige a la Sexta de Rosario Central; y como si fuera poco tiene como primos al hombre de Racing, Augusto Solari; y a uno de los mejores mediocampistas de los últimos 25 años del Real Madrid, Fernando Redondo. Además Santiago tiene una hermana: la modelo y actriz, Liz Solari.

Solari se siente preparado ante la posibilidad de que lo llame Florentino Pérez para que se haga cargo del vestuario del Real Madrid. Por eso ante la pregunta el último domingo sobre el tema, no ocultó su sentimiento y dijo que como hombre que pertenece al club está para dar su apoyo "en los buenos momentos y en las situaciones más difíciles con más razón".

De confirmarse la enorme responsabilidad para el ex jugador de River, su debut será el domingo en el Camp Nou para jugar el derby frente al Barcelona quien no podrá contar con Lionel Messi por la fractura en su codo derecho. Además, el posible arribo al banco merengue de Solari significaría la vuelta de un argentino a la dirección técnica del Real Madrid tras 22 años, luego de la experiencia ganadora de Jorge Valdano.