Juan Román Riquelme alza la Libertadores 2007
Juan Román Riquelme alza la Libertadores 2007

El mote "Rey de Copas" surgió en 1976. Independiente le había ganado la Interamericana por penales al desaparecido Atlético Español mexicano para sumar a sus vitrinas el título internacional número 12. Para llegar a jugar contra el Rojo, los aztecas habrían derrotado 5-1 en el global al Transvaal de Surinam en la final Copa de Campeones de la Concacaf.

Pero ya había antecedentes: en 1973 se impuso ante el Olimpia de Honduras, que también había llegado a la final de la Interamericana por ganarle la Copa de Campeones de la Concacaf a otro conjunto de Surinam llamado Robinhood. Y finalmente en 1974 los de Avellaneda también vencieron (por penales) al Municipal de Guatemala, que también se había aprovechado antes del Transvaal.

Los rivales para sumar estrellas, casi ignotos. Casi similares al Cerezo Osaka japonés, que se acreditó la chance de disputar la Copa Suruga Bank (un certamen tan comercial que lleva como nombre propio el del banco que lo patrocina) después de alzar la Copa de la Liga de su país. Dejó en el camino al Albirex Niigata, el Sagan Tosu, el Ventforet Kofu, el Yokohama Marinos, el Sanfrecce Hiroshima, el Vissel Kobe, el Hokkaido Consalode Sapporo, el Urawa Red Diamonds, el Gamba Osaka y el Kawasaki Frontale.

Independiente venció al Cerezo Osaka en la Suruga Bank 2018 (AFP)
Independiente venció al Cerezo Osaka en la Suruga Bank 2018 (AFP)

Al que sea muy futbolero, le sonarán apenas un par de los equipos nipones recién mencionados. El que no, deberá saber bastante de geografía para ubicar en el mapa algunas de las ciudades asiáticas que portan en sus nombres.

Aun después de haber sumado un título de Suruga para el continente sudamericano, todavía los japoneses permanecen arriba en el historial: 6 contra 5. Es un fiel reflejo de la casi nula importancia que le dan los clubes de acá a esta copa.

Cuando este muy buen equipo de Ariel Holan tuvo una verdadera ocasión para revalidar su título sudamericano frente a un adversario de fuste en la Recopa Sudamericana, perdió con el Gremio de Brasil en febrero pasado.

Y para algún desmemoriado, vale recordar que la Suruga Bank se disputa desde 2008, cuando Arsenal de Sarandí se dio el gustito en Osaka. Boca, ganador de las Sudamericanas 2004 y 2005 no tuvo chances de jugarla.

Si no se contara la Suruga Bank, así estarían Boca e Independiente en cantidad de títulos internacionales
Si no se contara la Suruga Bank, así estarían Boca e Independiente en cantidad de títulos internacionales

Independiente cuestiona la Copa Máster de Supercopa 1992 y la Copa de Oro Nicolás Leoz 1993 que ganó Boca. Hay que remarcar que para quedarse con la primera, el Xeneize derrotó a Olimpia de Paraguay (tricampeón de América) en semifinales y al Cruzeiro (bicampeón) en la final. Y para quedarse con el segundo título nombrado eliminó al San Pablo en semis y celebró ante el Atlético Mineiro en el duelo definitorio. La diferencia de jerarquía de rivales es absoluta y evidente.

A la hora de compartir este objetivo análisis se están excluyendo las estadísticas de los revisionistas históricos, que reivindican los títulos amateurs internacionales que datan de antes de la conformación de la Conmebol.

Boca ganó 4 copas más (dos Copa Confraternidad Escobar-Gerona, una Cup Tie Competition y una Copa de Honor Cousenier) e Independiente 2 (dos Copa Aldao). Así entonces, la diferencia sería a favor de los Xeneizes 22 a 20.