Una entrevista publicada en el sitio Record de Portugal sacudió al mundo del fútbol. Andreia da Silva Marques González denunció públicamente -previamente lo hizo en una Comisaría de la Mujer- a su marido, Luis "Lucho" González, de tentativa de homicidio.

"Mi marido, Lucho González, intentó matarme. Discutimos y él intentó matarme. A partir de ahí, vació la casa, sacó todas las joyas y los objetos de valor. Sacó el dinero de las cuentas, bloqueó todas mis tarjetas", comenzó su relato al medio portugués.

El hecho se produjo el 8 de diciembre, en Curitiba, ciudad en la que ambos vivían, debido a que el ex River y Huracán la pasada temporada defendió los colores de Atlético Paranaense.

Lucho González fue acusado por su esposa de tentativa de homicidio (Photo by Gabriel Rossi/LatinContent/Getty Images)
Lucho González fue acusado por su esposa de tentativa de homicidio (Photo by Gabriel Rossi/LatinContent/Getty Images)

"Él intentó asfixiarme y cortar mis muñecas, me colgó en una baranda y llamó a mis hijos para que me vean caer del balcón", confesó la mujer, quien asegura que González no terminó logrando su cometido debido a que debajo del balcón se encontraban los niños jugando con los perros. "Te voy a matar, te voy a matar, me gritaba", agregó Andreia da Silva Marques.

Según Globo Esporte, la Policía Civil confirmó el caso y que se abrió un proceso de investigación. "La víctima ya fue escuchada por la Comisaría de la Mujer, así como los testigos. La esposa pasó por exámenes físicos y la comisaría ya tuvo contactos con los representantes del jugador", sostuvo el medio brasileño.

A Lucho González se le aplicó una perimetral y se le suspendieron las visitas a sus hijos (Photo by Ricardo Nogueira/Getty Images)
A Lucho González se le aplicó una perimetral y se le suspendieron las visitas a sus hijos (Photo by Ricardo Nogueira/Getty Images)

Basada en la Ley Maria da Penha, a Andreia se le concedió una medida protectora de urgencia. La jueza de derecho Karine Pereti de Lima Antunes reconoció que el caso es grave y que Lucho González no se podrá acercar a menos de 500 metros de su esposa. También se le suspendió la visita a sus hijos por 90 días.

LEA MÁS: