Polonia celebra su único Van Gogh, comprado por el precio de una cerveza

Una muestra en Varsovia exhibe un temprano paisaje del pintor holandés, sin firma pero autentificado. Es una de las pocas pinturas de su etapa holandesa de aprendizaje del color

Guardar

Nuevo

"Choza de campo entre árboles" fue donada por un coleccionista a la Iglesia Católica polaca
"Choza de campo entre árboles" fue donada por un coleccionista a la Iglesia Católica polaca

Polonia inauguró el viernes una exposición de arte para celebrar su única pintura de Van Gogh, un raro paisaje temprano valorado en millones que alguna vez fue ofrecido por un vendedor ambulante a cambio del precio de una cerveza. Choza de campo entre árboles, que data de 1883 cuando el empobrecido artista holandés aún aprendía a pintar en el campo alrededor de La Haya.

La pequeña pintura al óleo —también conocida como “Casas de campo entre árboles”— es “interesante por su modestia y por mostrar un lado completamente diferente de Van Gogh”, dijo Agata Smolnicka, co-curadora de la exposición en Varsovia. “Pintó con una paleta limitada, y no muchos de los que están familiarizados con su período francés de La noche estrellada conocen su fase holandesa”, comentó a la AFP.

“Las obras de La Haya son relativamente escasas”, dijo Teio Meedendorp, del Museo Van Gogh de Ámsterdam, que autentificó el lienzo sin firmar. “Pintó alrededor de 75 cuadros allí pero solo 30 sobreviven. El resto simplemente se destruyeron o se perdieron a lo largo de los años”, dijo a la AFP.

La muestra en Varsovia explora las diversas facetas del único cuadro de Van Gogh que atesora Polonia
La muestra en Varsovia explora las diversas facetas del único cuadro de Van Gogh que atesora Polonia

Chatarra

El lienzo terminó en un ático de un carpintero junto con un montón de otras pinturas tempranas de Van Gogh cuando él se mudó al extranjero. El carpintero eventualmente vendió “esa chatarra” —como él las llamaba— por una miseria a un vendedor ambulante que vendía las imágenes desde su carretilla.

“Llevó las obras a un café... Cualquiera que le comprara una ronda de cerveza recibía un Van Gogh”, escribió la consultora de la exposición, Juliette van Uhm, en el catálogo de la muestra. “Algunos lienzos fueron dados a niños para jugar; se los ataban alrededor de la cintura como si fueran delantales”, agregó.

Muchos fueron salvados por un sastre perspicaz que intentó comprarlos todos. Más tarde fueron exhibidos y vendidos, con el Van Gogh polaco terminando en Suiza. Charles Zbigniew Carroll-Porczynski, un coleccionista polaco en Gran Bretaña, compró la pintura en 1987 y la donó a la Iglesia Católica en su patria.

La nueva muestra en el Museo de Juan Pablo II y el Primado Wyszynski explora varias facetas del lienzo.

La curadora de la muestra, Anna Biskupska, posa delante del cuadro de Van Gogh
La curadora de la muestra, Anna Biskupska, posa delante del cuadro de Van Gogh

Colorista nato

La co-curadora Stefania Ambroziak dijo que la pintura era “Van Gogh antes de Van Gogh”. Dijo que él estaba “familiarizándose con la pintura al óleo y aprendiendo cómo aplicar color”. Para este punto, Van Gogh ya había trabajado mucho en su dibujo —con expertos diciendo que no era un prodigio como Picasso o Toulouse-Lautrec.

“Cuando ves el trabajo juvenil de Vincent, es una gran sorpresa que se convirtiera en artista”, dijo Meedendorp, riendo. “Porque no era muy bueno. Quiero decir, no tenía un sentido natural de la perspectiva y la proporción”.

Lo que sí tenía era velocidad, que es evidente en la pintura expuesta en Varsovia. “Puedes distinguir la mano de un pintor muy rápido, trabajando en húmedo sobre húmedo muy rápidamente. Y este es un maravilloso ejemplo de ello”, dijo Meedendrop.

Aunque la paleta de la pintura polaca es más oscura que los tonos deslumbrantes comúnmente asociados con Van Gogh, Meedendorp dijo que testifica su don innato para el color. “Era muy bueno mezclando sus colores, y oponiendo colores, con el rojizo y el verde”, dijo Meedendorp. “Era un colorista nato, pero fue solo cuando realmente aprendió sobre el color en París... que se desarrolló en el gran pintor que se convirtió”, dijo.

Van Gogh. Las historias de una pintura se exhibe en Varsovia hasta diciembre.

Fuente: AFP

Fotos: Wojtek Radwanski / AFP

Guardar

Nuevo