Zoe Gotusso: “Hacer canciones es un enigma, una especie de magia inexplicable”

Después de formar el dúo Salvapantallas, la cantante y compositora cordobesa conversó con #CulturaLadoB sobre su primer disco solista: “Mi Primer Día Triste”. Además, una nueva entrega de #ImperdiblesLadoB

Después de formar el dúo Salvapantallas junto a Santi Celli, la cantante y compositora cordobesa Zoe Gotusso, que reside en Buenos Aires, conversó con #CulturaLadoB sobre su primer disco solista: Mi Primer Día Triste. Además, una nueva entrega de #ImperdiblesLadoB.

#ÁLBUM EN PANDEMIA

Aprendí a abrazar ese extraño concepto de un proyecto pandémico, porque no he tenido shows en vivo con la gente. Hace un año saqué la primera canción. A veces me cruzo con gente en la calle que me agradece por haberlos acompañado en la pandemia. Lo lógico es salir a tocar en vivo, acompañar el disco. Siento que a todos, este año nos enseñó que el plan puede cambiar. Y en mi caso celebro el nuevo plan, porque no podría quejarme. Rescato todo lo positivo, la gente me trata con mucho cariño. Pero también tenía miedo, aprendí a ser paciente porque sé que después de esto vamos a tocarlo en vivo. Es cuestión de tiempo, yo no tengo apuro.

#MOVIMIENTO

Cuando dejamos de ser Salvapantallas, en aquel tránsito de ser dos personas a estar yo sola, hubo un movimiento. Aunque jamás hago las cosas sola, siempre trabajo con otras personas, pero tal vez la energía sea más relajada e íntima. Tengo 24 años. Me costaron los cambios, fue muy movilizante para mí empezar a trabajar en formato solista. Luego de la tormenta, ahora me siento más tranquila. Son difíciles las transiciones.

#VOZ

En este camino solista decidí estudiar canto. Dije: soy cantante, no estoy apurada, voy a invertir mi tiempo que ya no tengo en shows en canto. Empecé estudiando una vez por semana y ahora hasta a veces hago tres clases. Me he apasionado tanto como no me pasaba desde los 15 ó 16 años: en ese momento era la guitarra y tocar, ahora me está pasando con el canto. Y me parece que no es menor. Por ejemplo el otro día fui a tocar a la tele y si bien sentía esos nervios que te ponen en estado de alerta, me di cuenta que hace un año vengo trabajando con alguien para tener esta herramienta que es mi voz… tener la tranquilidad de que voy a llegar a los tonos. Arrancar las clases me ha hecho muy bien. Y empezar terapia, también me ha hecho bárbaro. Estar cerca de la gente que quiero, las clases de canto, tener un espacio para mí, salir a caminar son todas formas de terapia.

#DE CÓRDOBA A BUENOS AIRES

Hace tres años me mudé a Buenos Aires. El cambio desde lo profesional fue como un salto. Ya un año antes de mudarme venía siempre. Primero un día, después más, luego ya me quedaba en casa de amigos como el ruso (Mateo Sujatovich) y Juli Kartún. Entonces cuando me mudé no sentí una mudanza, pero sí que empezaron a pasar otras cosas. Siempre doy un ejemplo tonto, pero que funciona para explicar todo: si en Córdoba vas caminando y cada 10 cuadras te cruzás a un músico, acá te cruzás tres. Y así con todo. Siento la inmediatez que tiene estar acá. Y en lo personal, yo me siento más tranquila. Cuando me veo desde afuera, confío en mis decisiones.

#EN COLABORACIÓN

Me emociona reconocerme en un lugar de referencia para mi generación, aunque suene que me estoy auto elogiando. Yo siento mucho respeto: por ustedes, por la gente que trabaja conmigo, por los colegas. Y de parte de los colegas me sorprende mucho que me llamen tanto para colaborar con ellos. Me han convocado de proyectos distintos como Emma Horvilleur o Louta. Me paro frente al micrófono y todo fluye, puedo conversar una identidad.

#PERSPECTIVA

Quiero hacer canciones, quiero cantar, si fuera por mí tomaría clases todos los días. No estoy pensando que me van a dar mañana, sino qué me van a dar en 5 años. A veces puedo ser muy ansiosa, pero aprendí a no estar tan apurada. Siento que pensar a largo plazo me está dando resultados a corto plazo.

#MAGIA

La composición es un enigma para mí. ¿Por qué digo esto? Estuve bastante trabada. Puedo sentarme y terminar una canción, pero ni invocandolo podía lograr ese algo que yo llamo magia, donde surgen cosas muy poderosas: es algo que sentís, sin explicación. Nada es estático, todo es una búsqueda infinita y constante. Me ha pasado de tener momentos donde vomito las ideas. Cuando hice Mi Primer Día Triste fue como una explosión que salió de mí. Creo que no hay fórmulas para componer. Si se me viene una melodía trato de grabarla. El momento donde mínimamente me inclino y tengo ganas de crear algo lo uso: grabo melodías con el celular o si estoy en mi cama casi por dormir y se me enciende una inercia hacia la guitarra. Cuando viene ese chispín lo súper aprovecho.

#MI PRIMER DÍA TRISTE

Las canciones del álbum las hice cuando estaba con Salvapantallas. De hecho la primera del disco, fue compuesta durante una prueba de sonido: me acuerdo que llegué llorando por el día que tuve y ahí salió. La mayoría de las otras canciones ocurrieron cuando me mudé a Buenos Aires. En esa soledad, empecé a hacer canciones y a sentirme muy bien. Como sentir que mis ojos vieron algo que ya no pude dejar de ver; cuando ya abriste la puerta y lo viste, no podés cerrarla e irte.

#ImperdiblesLadoB

RODRIGO & CARLOS VIVES. En un nuevo aniversario del fallecimiento de Rodrigo Bueno, El Potro, Carlos Vives sumó su voz a la del reconocido cantante. La versión de Soy Cordobés en cuarteto fue registrada en vivo en el mítico Estadio Luna Park en Abril del año 2000. #CulturaLadoB conversó con el músico colombiano:

“Algo se oía de las corrientes de los cuartetos y de las corrientes cumbieras, más cercanas a lo que fue el impacto de esas primeras orquestas colombianas, que sembraron una semilla en una cultura que supo reinventarse en sus sonidos. Más tarde lo conocí a Rodrigo en particular con la canción que le hizo a Maradona, y al viajar a Argentina conocí toda la corriente cuartetera.”

“No solo siento que hay lazos, sino que ya conozco la historia. Sé qué movimientos de la localidad de esa región cordobesa y de la llegada de las primeras orquestas colombianas, como el Cuarteto Imperial, tal vez una de las más importantes. Que llevó un nuevo sonido de la música colombiana a la Argentina. Deberíamos recordar también a los Wawancó, que de hecho comenzaron a tener también integrantes argentinos.”

“El mismo fenómeno que ocurrió con la música entre Europa y América se reprodujo entre los países de la región. Esos cantos de ida y vuelta generaron nuevos sonidos. Por esto fue que empecé a investigar y entender estos fenómenos y lo plasmé en un libro que se llama Cumbiana, relatos de un mundo perdido.”

CUMBIATUBE narra la historia más completa de la época dorada de la movida tropical, desde fines de los ’80 hasta principios de los 2000. Un relato que recorre las historias de los máximos artistas referentes del género: Gilda, Ráfaga, Los Palmeras, Leo Mattioli, Ricki Maravilla, Antonio Rios, Los Charros, Amar Azul, Grupo Red, Karicia, entre otros. Cuatro episodios de aproximadamente 22 minutos cada uno, narrado por dos profesionales del podcast: Fede Bareiro y Agustín Gennoni.

EL DEPENDIENTE, proyecto solista de Marcelo Zeoli (ex cantante del grupo post punk electrónico Los Látigos), ha editado dos discos. Su último trabajo, Desposeído (2020), cuenta con invitados como Daniel Melero, Leo García y Carola Bony, canciones que van del folklore al ambient, pasando por el imaginario fílmico de Leonardo Favio. Ahora presenta un nuevo single, Siempre supe desviarme, producido por Agustín della Croce y editado por el sello mexicano Panoram: una balada espacial trip hop para dejarse llevar hacia el futuro de los años 90.

SEGUIR LEYENDO







TE PUEDE INTERESAR