Víctor Giracoy, referente de más de 25 años en el comedor “Estrella de Belén” del Barrio 31 de Retiro, falleció por coronavirus, informó hoy el Comité de Crisis de ese barrio.

“Tenía casi 60 años y era una persona de riesgo porque tenía diabetes y obesidad. Estaba internado desde el domingo pasado. Creemos que se contagió en el comedor pero no sabemos bien”, dijo a la agencia de noticias Télam Héctor Guanco, integrante del comité, y agregó que “Víctor era muy bueno" y que "lo querían mucho en el barrio”.

“Era un referente del barrio, desde la época de la dictadura. Era una persona indiscutible”, dijo Emilia, otra integrante del Comité de Crisis Barrio Padre Mugica.

“El barrio Padre Mugica está de luto, otra víctima del Covid-19, Víctor Giracoy, más conocido como el ‘Oso’. Llevaba adelante el comedor ‘Estrella de Belén’ con más de 25 años en el barrio. Su familia, al igual que muchas, resistió a las topadoras en los años 90”, señalaron desde el comité en un comunicado.

"El Oso era radical y fiel a sus convicciones, buen cocinero (vamos a extrañar tus locros), devoto de la virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya, buen padre y esposo, llegó desde Jujuy, de pibe era futbolista y tenía equipos juveniles en el barrio", agregaron.

Giracoy falleció el sábado, tras estar casi una semana internado por el virus que hasta esta semana infectó a más de 851 personas en el Barrio 31, el más afectado en la Capital Federal.

“Es triste saber que sus hijos y familiares no se pudieron despedir y más triste es saber que no van a poder hacerlo, no se pueden abrazar entre ellos para tener un consuelo porque están aislados en distintos lados”, se lamentaron desde el comité.

“Es momento de tomar conciencia, porque nuestros seres amados más vulnerables frente a este virus, corren mucho peligro”, recordaron y aseguraron que “seguiremos en la lucha en defensa de nuestro barrio y nuestros vecinos exigiendo al gobierno de la ciudad todas las medidas necesarias para enfrentar esta emergencia sanitaria”.

Hasta ahora el Gobierno de la Ciudad informó de nueve muertes en barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires desde el inicio de la pandemia.

Con la confirmación de 113 nuevos casos positivos en las últimas 24 horas, los diagnósticos de coronavirus ascendieron a 1.201 en esos barrios, de los cuales 141 ya se recuperaron, según informó esta mañana la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

Ramona Medina
Ramona Medina

Este caso se suma al fallecimiento de Ramona Medina, la vecina del Barrio 31 que había denunciado la falta de agua en plena pandemia. “Nos piden que nos higienicemos, que nos lavemos las manos, que tengamos mayor cuidado, que nos pongamos tapabocas, que no salgamos a la calle”, decía hace dos semanas frente a las canillas secas de su casa Ramona Medina, una vecina y referente social de la Villa 31, con la paradoja enfrente: “¿Y con qué lo hacemos si no tenemos agua?”

Poco más de una semana después, Ramona, de 42 años, paciente diabética e insulino-dependiente, fue diagnosticada con COVID-19, al igual que sus dos hijas (una de ellas discapacitada), su sobrina y sus cuñados, mientras su pareja y su sobrino siguen a la espera del resultado. Ramona quedó internada en grave estado, sedada y conectada a un respirador, y falleció este domingo en el Hospital Muñiz.

El video que registró el 3 de mayo desde su casa, difundido por las redes sociales de la revista La Garganta Poderosa, es ahora más que nunca un testimonio clave de la forma en que el virus golpea a los barrios con menos recursos de la ciudad, donde la curva de casos no se detiene y, de acuerdo a estadísticas del gobierno porteño, ya hay en total 1201 infectados. La Villa 31, donde vivía Ramona, es la más afectada con 851 casos, seguida por la Villa 1-11-14 del Bajo Flores con 287.

Ramona Medina en la Villa 31

A fines de abril, mientras las cifras oficiales confirmaban la llegada de la pandemia de coronavirus a las villas de la ciudad de Buenos Aires y el número de casos empezó a crecer de forma dramática en casi todos los barrios populares, grandes sectores de la Villa 31 y 31 bis en el barrio porteño de Retiro quedaron sin agua.

Seguí leyendo: