Melfi quedó en la ‘friendzone’ y le buscó pelea a Omar Murillo e Isabella Santiago en ‘La casa de los famosos Colombia’

Durante la pasada fiesta de salsa, el panameño se emborrachó y quedó mal parado ante sus compañeros y los televidentes

Compartir
Compartir articulo
Luego del beso que protagonizaron en la semana, la actriz decidió dar un paso atrás en sus intenciones con el panameño - crédito @canalrcn/Instagram

La tercera semana de La casa de los famosos Colombia mostró con especial intensidad que las emociones entre los 20 participantes que siguen en concurso están disparadas. Cuando no son las peleas –que han tenido la mayoría de las veces a Omar Murillo como protagonista–, son los besos entre Culotauro y Diana Ángel, la posibilidad de un triángulo entre Juan David, Martha Isabel Bolaños y Ornella Sierra, o la creciente atracción entre Miguel Melfi y Nataly Umaña lo que captura la atención de los televidentes, así como de los que siguen la acción en Vix.

Justamente el panameño fue protagonista el pasado viernes primero de marzo de una serie de hechos que causaron incomodidad en la casa, justo antes de que se celebrara una fiesta temática de salsa en la terraza.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Una vez se evidenció la creciente atracción que sentía por Nataly –a la que sigue atada luego de la prueba por parejas–, fue captado por las cámaras encerrándose en el baño con la actriz en dos oportunidades por periodos de tiempo largos. Esto llevó a que se le llamó la atención debido a que su conducta iba contra las reglas, retirando su título como líder de la semana –por lo que no gozaría más del privilegio de tener un cuarto para él sólo, ni tampoco podrá salvar a un compañero–.

Visiblemente molesto, Melfi cargó contra El Jefe por la decisión. “Me suena más a una maldad que una ruptura de reglas, realmente”, expresó, mientras se retiraba de la sala junto a Nataly y dejaba a la presentadora Cristina Hurtado hablando sola.

Ya en la fiesta, Melfi se dejó llevar por los tragos, y los televidentes fueron testigos de su transformación luego de que Nataly dejara en claro que no lo veía como algo más que un amigo y hasta expresó que era consciente de lo que le esperaba afuera del programa con su esposo, Alejandro Estrada.

“Es que te he querido de verdad como mi amigo, huev*n. (...) es que nos confundimos porque yo también tuve la culpa”, dijo la actriz. Aunque Melfi intentó besarla en un par de oportunidades, esta lo rechazó y el panameño, aunque intentó disimularlo, no se lo tomó bien.

Luego de bailar y conforme los tragos se iban sumando, decidieron retirarse a dormir. Pero antes se dirigieron a los baños y en ese momento Nataly quiso aprovechar que Karen, Alfredo Redes, la Segura y Sebastián Gutierrez se encontraban cerca para hacerle un reproche colectivo a Omar Murillo por sus actitudes de la última semana, que incluyeron peleas con Karen Sevillano y Culotauro.

La pareja intentó reprocharle al actor sus actitudes de la última semana - crédito ViX

El actor se encontraba interpretando a su personaje de Tarcila en ese momento, pero por el nivel de ebriedad en el que se encontraba, Umaña no supo coordinar sus palabras y Omar no se tomó con seriedad la queja. En ese momento los llamaron al confesionario por lo que el reclamó se quedó allí.

Cuando Melfi y Nataly volvieron al baño a seguir con sus quejas, el panameño le preguntó a Omar si quería seguir el tema o prefería dormirse. El también conocido como Bola 8 –atado a Isabella Santiago– respondió que prefería dormir mientras se quitaba su disfraz, con lo que Melfi y Nataly se fueron. Mientras evitaba que Isabella saliera a responderles, Omar dijo: “Yo no puedo esperar a estar borracho para hablar”. Isabella señaló que “él quiere bololó”, a lo que el actor respondió “Si, pero no aguanta”.

En la grabación se muestra que Melfi y Nataly regresan al baño luego de escuchar los comentarios, y la tensión escaló rápidamente al punto que Melfi les reclamó a los dos por no decir nada cuando estaban cara a cara. “Lo que me quieran decir sobrio me lo podían decir borracho”, expresó el panameño. Omar se limitó a decir “Mañana lo hablamos. Es lo más sano”, con lo que Melfi y Nataly finalmente se retiraron a dormir.

Molesto y ebrio, el panameño se enfadó porque hablaron a sus espaldas - crédito ViX