Gasolina en Colombia no para de subir: podría superar los $16.000 en 2024

Factores como el comportamiento del precio internacional y las mejoras a la composición del combustible hacen que el precio sea incierto. Solo en febrero ha tenido dos alzas

Compartir
Compartir articulo
La gasolina corriente sigue aumentando su precio en Colombia - crédito Colprensa
La gasolina corriente sigue aumentando su precio en Colombia - crédito Colprensa

En los últimos meses, el país ha experimentado un continuo ascenso en el precio de la gasolina, una situación que ha tomado por sorpresa a muchos ciudadanos que esperaban una estabilización tras los ajustes anunciados por el gobierno de Gustavo Petro.

Al iniciar el año, el Ministerio de Hacienda, liderado por Ricardo Bonilla, realizó un ajuste final de seiscientos pesos por galón, buscando alinear el precio interno con el mercado internacional. Este incremento, presentado como una medida definitiva, no fue suficiente para frenar la tendencia al alza, tal como se ha observado con los recientes incrementos reportados.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

El primer aumento adicional, informado por la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos (Fendipetróleo) el 1 de febrero, fue de 164,49 pesos por galón, atribuido a la actualización de impuestos y costos para los distribuidores minoristas.

Más adelante, una nueva variación cercana a los cien pesos se anunció, derivada de una mejora en la mezcla de combustible para incluir un 2% más de alcohol carburante, con el objetivo de fortalecer la calidad del combustible y reducir su impacto ambiental, según explicaron desde la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) y el Ministerio de Hacienda.

La gasolina corriente podría superar la barrera de los $16.000 antes de final de año - crédito Pixabay
La gasolina corriente podría superar la barrera de los $16.000 antes de final de año - crédito Pixabay

“El componente del alcohol carburante – etanol en la gasolina que se distribuye a nivel nacional pasará de 8% a 10%, lo cual disminuye la huella ecológica del consumo de este combustible”, se informó desde la cartera.

Y es que con la nivelación del precio del combustible con el internacional, ahora el costo de la gasolina dependerá de los hechos internacionales que puedan afectar el precio del petróleo, según informó Hacienda en diciembre de 2023.

Pero el problema radica en que a nivel internacional se pierden cada vez más las esperanzas de que el precio de referencia se reduzca, pues más allá de la fluctuación de precios internos, el escenario internacional juega un papel crucial en esta ecuación.

Por ejemplo, el reciente conflicto en Medio Oriente, específicamente en la Franja de Gaza, y las acciones del grupo armado Hutí, respaldado por Irán, han tenido consecuencias directas en el mercado petrolero global. Al bloquear el Mar Rojo, esta situación ha obligado a los buques a navegar por rutas alternativas al sur de África, aumentando los días de viaje y, consecuentemente, los costos de transporte.

Este complejo panorama sugiere que cualquier reducción en el precio de la gasolina es poco probable en el corto plazo, dada la volatilidad del precio del barril de petróleo y la Tasa Representativa del Mercado. Aunque el dólar se mantiene estable, con un promedio de 3.920 pesos según el Banco de la República, la incertidumbre en Medio Oriente y sus implicaciones en el transporte marítimo plantean un reto adicional en la determinación de los precios del combustible en Colombia.

De hecho, desde Fendipetróleo aseguraron que los costos del combustible en el país podrían superar los 16.000 pesos para final de año, lo que iría en contravía con lo anunciado por el Gobierno nacional, que durante todo el 2023 aseguró que los costos podrían estabilizarse y reducirse una vez se lograra solventar el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc).

Estos son los precios que rigen actualmente en las principales ciudades del país - crédito Creg
Estos son los precios que rigen actualmente en las principales ciudades del país - crédito Creg

En este contexto de inestabilidad y expectativas de nuevos incrementos, la población colombiana se enfrenta a un panorama económico desafiante, donde la gestión del Gobierno y los eventos internacionales tendrán un papel determinante en la evolución de los precios del combustible.

Así las cosas, según la última actualización de precios de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), en las principales ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, el precio del combustible oscilará entre los $15.489 y los $15.830, mientras que en municipios como Villavicencio, tan solo se está a 70 pesos de traspasar la barrera de los $16.000.

Asimismo, ahora solo dos ciudades del país quedaron con el combustible por debajo de los 15 mil pesos, siendo Pasto y Cúcuta las ciudades con el combustible más económico.