Impondrán controles a caravanas fúnebres en Cali: tendrán acompañamiento especial para evitar desórdenes

Las autoridades de tránsito anunciaron operativos adicionales para evitar que se tomen el paso de manera arbitraria

Compartir
Compartir articulo
En video quedó registrado el momento en el que un motociclista detiene el trafico de manera arbitraria para garantizar el paso de la caravana - crédito Rich Legg
En video quedó registrado el momento en el que un motociclista detiene el trafico de manera arbitraria para garantizar el paso de la caravana - crédito Rich Legg

En respuesta al video en el que un motociclista, de manera arbitraria, detuvo el tráfico en Cali para garantizar el paso de una caravana fúnebre, que generó desórdenes por la ciudad, hace tan solo unos días, las autoridades anunciaron operativos de tránsito adicionales para controlar situaciones similares en el futuro.

Varios conductores se quejaron a través de las redes sociales, luego de hallarse en el tráfico, detenidos y amedrantados por un hombre de camiseta blanca y pantalón negro que no solo utilizó su motocicleta a manera de obstáculo en la vía, sino también, se fue contra los carros que intentaron avanzar, aun cuando llevaban varios minutos esperando.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

De manera agresiva, sus participantes detenían a los demás conductores para acortar el tiempo de viaje - crédito X

En una de las piezas que circula en la web se ve claramente cómo esta persona llega a interrumpir el tránsito por dos carriles con tal de garantizar que la caravana se mantenga unida, incluso, cuando el carro fúnebre ni siquiera había logrado atravesar dicha intersección.

Es decir, el hombre en moto iba en una especie de avanzada que detenía el tráfico a como diera lugar y, tan ponto como era turno de la carroza para avanzar, los vehículos que participaban de la caravana se pegaban a ella, con hombres que que insultaban desde las ventanas a quienes se opusieran al paso de la caravana.

Despedida a conductor de camión generó caos hace tan solo unos días en Bogotá

El pasado sábado 20 de enero, Bogotá fue testigo de una inusual caravana fúnebre en honor a Mauricio Español Barriga, un apreciado conductor de camión que falleció a mitad de mes. La procesión, que congregó a numerosos camiones pesados, ocasionó retrasos significativos en el tránsito por la Calle 80, una de las principales arterias viales de la capital colombiana, en su ruta hacia el parque cementerio El Paraíso.

La singular despedida llamó la atención no solo por el número de muleros que se sumaron al homenaje, sino también por la decoración de los vehículos con cintas moradas y arreglos florales, así como el uso indiscriminado de la pirotecnia.

Este acto de solidaridad entre los transportadores no solo resaltó la estrecha relación entre los miembros del gremio, sino también dejó en claro el impacto que la pérdida de uno de sus integrantes puede legar a generar en la comunidad.

Decenas de personas se unieron en esta despedida que ocasionó opiniones encontradas en la capital del país - crédito @barrantestruck/TikTok

Sin embargo, más allá del sentido homenaje, este evento provocó reacciones divididas entre la población bogotana: por un lado, se hizo evidente la sorpresa y el aprecio de quienes conocían al difunto y reconocían la procesión como una muestra de respeto y duelo.

Mientras, de otro, algunos capitalinos expresaron su frustración por las complicaciones en el tráfico derivadas de la caravana, lo que reavivó un debate en redes sociales sobre el equilibrio entre el derecho a homenajear a los seres queridos y la necesidad de mantener la fluidez en las vías principales de la ciudad.

A pesar de las discrepancias, los conductores de otros vehículos presentes durante el tributo demostraron paciencia y respeto, contribuyendo a que el paso de la caravana se llevara a cabo de manera tranquila y sin mayores incidentes.

La cobertura de este emotivo adiós trascendió a través de varias plataformas, generando comentarios en contra y a favor de organizar otras caravanas. En algunos de ellos se lee: “Un compañero más que se nos adelantó, pero como no es alguien rico pocos sabemos quién era, caravana descanse en paz”, “Qué despedida, Dios lo reciba en su santa Gloria, esto sí es tener amigos”, “Esa caravana fue de Mauricio Español una persona que solo hizo su último viaje y como dicen un camionero nunca muere solo hace su último viaje” y “Hasta la muerte se presta ahora para hacer algarabía y obstruir la tranquilidad de los demás”.