Sacerdote pederasta fue dejado en libertad y hoy está de nuevo respondiendo por abuso infantil

El párroco no habría dejado de ejercer a pesar de los procesos judiciales de índole sexual con menores de edad que tenía en su contra

Compartir
Compartir articulo
Un sacerdote aprovecha su condición para abusar de menores de edad en Huila - crédito Camila Díaz / Colprensa
Un sacerdote aprovecha su condición para abusar de menores de edad en Huila - crédito Camila Díaz / Colprensa

El miércoles 14 de febrero nuevamente se hizo justicia divina en un caso de abuso sexual por parte del sacerdote Odair José Ruiz Manzanares hacia la hija de una de las colaboradoras de una casa cural en Acevedo, Huila.

El cura fue capturado por unidades del CTI de la Fiscalía General de la Nación, en una parroquia del municipio de Guadalupe (Huila), por los delitos de actos sexuales abusivos agravados con menor de 14 años y acto sexual violento, por lo que quedó a disposición de la Fiscalía Tercera seccional de Pitalito.

Los hechos

De acuerdo con las investigaciones de las autoridades, los hechos se remontan a 2021, cuando el sujeto se desempeñaba como sacerdote en una parroquia de Acevedo. Ruiz Manzanares aprovechó su rol de religioso para acercarse a la hija de una de las colaboradoras de la casa cural.

En su momento la menor tenía doce años: el abuso inició con besos y tocamientos de todo tipo hacia la niña, sin que su mamá sospechara los vejámenes a los que era sometida su hija.

El sacerdote también le habría regalado un teléfono celular a la menor para realizar continuas llamadas y videollamadas con un objetivo sexual.

La niña continuamente era asediada por los deseos pervertidos del cura, que incluso, según los testimonios recogidos, habría entrado sin consentimiento al baño, mientras la menor de edad se duchaba.

Cualquier descuido mínimo, efectuado por la madre, era suficiente para que el párroco se acerca a la niña para acosarla sexualmente.

Los abusos eran constantes, y más aún porque Ruiz Manzanares había logrado ganarse la confianza de la familia, quienes no veían mal en el religioso. En otro de los aberrantes hechos conocidos, el sacerdote habría llevado a la menor a una finca de Timaná (Huila) para abusar de ella.

Pedófilo reincidente y apoyado por la iglesia

Odair José Ruiz Manzanares ya contaba con un prontuario criminal, pues en 2018 ya tenía un registro de índole sexual con una niña de tan solo 11 años.

En esa ocasión la víctima fue una acolita que colaboraba en la parroquia de La Plata (Huila) y que, en una de sus jornadas en la iglesia, fue presuntamente abusada por el sacerdote.

Los hechos fueron descubiertos por la propia madre que decidió ingresar a la iglesia, en vista de que su hija se demoraba para salir: “Ella la estaba esperando y como se demoró se dirigió a la sacristía y se encontró con la escena”, relató el delegado de la Fiscalía, en declaraciones reseñadas por La Nación.

A pesar de los procesos judiciales en su contra, Ruiz manzanares continuó ejerciendo el sacerdocio hasta que fue capturado el 14 de febrero de 2024 - crédito Esteban Félix / AP Foto
A pesar de los procesos judiciales en su contra, Ruiz manzanares continuó ejerciendo el sacerdocio hasta que fue capturado el 14 de febrero de 2024 - crédito Esteban Félix / AP Foto

Según contó la menor, reseñado por el medio mencionado, el cura también le dio besos y tocó sus partes íntimas, por lo que fue denunciado penalmente ante las autoridades que lo encarceló el 10 de julio de 2018 en San Agustín (Huila).

Sin embargo, la justicia le habría dado una cachetada a la víctima debido a que, pese a la insistencia de los fiscales encargados del caso en el riesgo para las niñas que representaba para la sociedad, en especial para las menores de edad, fue dejado en libertad por vencimiento de términos en su proceso. Cuatro años después la historia se repitió, en el mismo contexto: ejerciendo como sacerdote.

En 2018, Casa Macondo y el periodista Juan Pablo Barrientos, según reseñó Colombia Informa, la denuncia contra el sacerdote Ruiz fue presentada al obispo Fabio Duque en Garzón (Huila). Sin embargo, ni Duque ni el administrador apostólico, monseñor Miguel Fernando González Mariño, iniciaron una investigación que diera con la suspensión de Ruiz, quien no dejó de ejercer el sacerdocio a pesar de los procesos delictivos al que se le acusaba.