Estudio sobre el agua amarilla que llega a los hogares de Bogotá hace importante sugerencia: “Se puede generar contaminación”

Ante la preocupación de los bogotanos por la coloración del agua, en la Universidad Manuela Beltrán analizaron varias muestras del agua

Compartir
Compartir articulo
La Universidad Manuela Beltrán reveló los resultados de un estudio que hicieron para establecer si el agua amarilla es segura para el consumo - crédito EAAB y Redes sociales
La Universidad Manuela Beltrán reveló los resultados de un estudio que hicieron para establecer si el agua amarilla es segura para el consumo - crédito EAAB y Redes sociales

Los bogotanos siguen reportando que a sus hogares llega agua amarilla. Pese a que la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá aseguró que su consumo es seguro, en la Universidad Manuela Beltrán hicieron un estudio para confirmar esa afirmación.

Desde hace varias semanas los ciudadanos de la capital del país han reportado a través de las redes sociales las características poco comunes del líquido. Incluso, en muchos casos los bogotanos señalaron que sus prendas de vestir de colores claros resultaron manchadas de amarillo luego de lavarlas.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Para confirmar si el agua amarilla que está llegando a los hogares en Bogotá es apta para el consumo o no, investigadores de la Universidad Manuela Beltrán adelantaron un estudio con muestras tomadas de distintas localidades de la capital.

Ante los cuestionamientos sobre la potabilidad del líquido, expertos de la institución tomaron once muestras de 500 mililitros cada una, en once localidades de la ciudad.

Estudio de la Universidad Manuela Beltrán confirmó que el agua amarilla que llega a las casas en Bogotá sí es potable - crédito Empresa de Acueducto
Estudio de la Universidad Manuela Beltrán confirmó que el agua amarilla que llega a las casas en Bogotá sí es potable - crédito Empresa de Acueducto

“El estudio sobre la calidad del agua incluyó las localidades de Usaquén, Chapinero, Fontibón, Barrios Unidos, Teusaquillo, Santa Fe, La Candelaria, Engativá, Kennedy, San Cristóbal y Ciudad Bolívar”, explicaron desde la universidad que realizó el estudio.

Tras los análisis a las muestras de agua, los expertos establecieron que desde el punto de vista microbiológico, el agua es apta para el consumo humano.

Andrea Cortés, investigadora y microbióloga de la Universidad Manuela Beltrán, explica que “en las muestras analizadas no encontramos crecimiento de ningún tipo de microorganismo que pueda sugerir que hay contaminación en el agua”.

Sin embargo, un hallazgo que no tiene que ver con la coloración del agua encendió una alerta por lo que se hizo una importante sugerencia. De acuerdo con los expertos, algunas características alternas al tema de la coloración, como las tuberías antiguas, estarían generando contaminación.

Lo anterior quiere decir que, incluso si el agua llega totalmente clara, sin coloración amarilla, podría estar contaminada por cuenta de otros factores.

Los encargados de hacer el estudio señalaron que no es tema muy grave, pues para evitar alguna afectación a la salud solo es necesario hervir o filtrar el agua proveniente de la llave que se consume.

“Se pueden generar contaminaciones en el agua que llega a los hogares, pero que en general, se pueden suplir y eliminar hirviendo el agua o filtrándola”, aseguró la investigadora y microbióloga de la Universidad Manuela Beltrán.

En múltiples sectores de la ciudad el agua se ve turbia y de color amarillo - crédito @gelitoazul/X
En múltiples sectores de la ciudad el agua se ve turbia y de color amarillo - crédito @gelitoazul/X

Recomendaciones por parte de los expertos

Luego de entregar los resultados de los estudios, los expertos encargados de hacer los análisis establecieron tres recomendaciones para evitar afectaciones por el consumo de agua amarilla en Bogotá:

  • Dejar correr el agua por al menos 15 segundos
  • Mantener prácticas de higiene al manipular o almacenar agua
  • Filtros son herramientas útiles cuando el agua tiene alguna coloración

Por qué el agua en Bogotá es de color amarillo

Información emitida desde la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (Eaab) en días pasados, ya había establecido que el color del agua no afecta su potabilidad. Además, desde la entidad informaron que este fenómeno se presenta debido a los cambios que se han hecho para garantizar el acceso al líquido vital en la capital del país.

Para garantizar el suministro de agua durante el fenómeno de El Niño, de acuerdo con la compañía, se realiza una serie de maniobras en el sistema de abastecimiento que consiste en distribuir más agua por el sistema norte para compensar el suministro de agua a toda la ciudad.

“Estas operaciones preventivas y el cambio de velocidad del agua en las tuberías generan el desprendimiento de partículas propias del tratamiento, lo que hace que el agua llegue con color, pero sin afectar la potabilidad de la misma”, explicaron desde el Acueducto de Bogotá.