El Gran Rosario se consagra como el principal nodo portuario exportador ya que se encargó del 78% de los envíos totales nacionales
El Gran Rosario se consagra como el principal nodo portuario exportador ya que se encargó del 78% de los envíos totales nacionales

En 2017, Argentina cerró con un total de envíos al exterior por 87,6 millones de toneladas (Mt) de granos, harinas y aceites, así lo revela un nuevo informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Entre otros datos relevantes, indica que creció la participación del Gran Rosario, principal nodo portuario exportador que pasó del 77% en 2016 al 78% en 2017. En cambio, Bahía Blanca y Quequén, remitieron menos mercadería que en 2016, y el nodo que mostró mayor crecimiento fue Zárate.

Ranking de puertos

Según la tabla de posiciones elaborada por la bolsa rosarina, el principal nodo portuario fue el Gran Rosario, con 68,7 Mt, lo cual representa cerca del 78% de las exportaciones totales nacionales (se incluye en esta última cifra la mercadería de origen paraguayo y boliviano). En segundo lugar, se ubicó el nodo portuario de Bahía Blanca con 9,1 Mt, es decir, el 10% del total nacional de despachos al exterior. El tercer lugar le correspondió al nodo portuario de Quequén con 6 Mt, lo que significó aproximadamente el 7% del total. Luego se ubicó el nodo portuario de Zárate en un meritorio cuarto puesto con 2,4 Mt, siempre sumando granos, harinas y aceites que despachó el 3% del total nacional. Finalmente, se ubicaron los nodos portuarios de Ramallo, Villa Constitución, San Nicolás y Diamante, todos ellos sumados con casi 456 mil toneladas.

Disminuyeron los despachos

Los autores del informe, Julio Calzada y Patricia Bergero destacan que en el 2017 las cargas totales a nivel país tuvieron un leve descenso. Al respecto, comparan que pasó de 88 Mt en 2016 a 87,6 Mt en 2017, es decir, 377.000 tn menos. "Esta leve caída obedeció a bajas en los envíos de harinas y aceites, pero no en granos donde la cantidad remitida al exterior creció en 2017 respecto del 2016 (pasó de 47,8 Mt en 2016 a 48,2 Mt)", explicaron.

Las cargas totales a nivel país tuvieron un leve descenso
Las cargas totales a nivel país tuvieron un leve descenso

Sin embargo, el Gran Rosario vió crecer su operatoria, ya que en 2017 despachó cerca de 68,6 Mt, casi 912.000 toneladas más que en 2016 (67,7 Mt en 2016). De esta forma, su participación en el total nacional pasó del 77% en 2016 al 78% en el 2017. Para Calzada y Bergero, el crecimiento se explica porque en 2017 llegó al Gran Rosario más mercadería desde Paraguay y Bolivia en barcazas para su trasbordo a buques ultraoceánicos. En 2016 cerca de 3,3 Mt llegaron de estos países hermanos y en 2017 esos volúmenes se ampliaron hasta alcanzar las 4,5 Mt, casi 1,2 Mt más que en el 2016.

Desde la BCR, subrayan que el nodo portuario que más creció en Argentina fue Zárate: 54% en un año. Despachó casi 845.000 tn más en 2017 que en 2016, pasó de 1,5 Mt en 2016 a 2,4Mt en 2017. Al respecto, los autores señalan que dos terminales fueron las principales responsables de este notable crecimiento: la terminal Lima de COFCO y la terminal de Las Palmas. Cada una de ellas despachó cerca de 1 Mt, cifra realmente importante.

“Estos dos puertos sobre el río Paraná están especializados en granos y no realizan operatoria en aceites y harinas”, detallaron.

Los que menos crecieron

En cambio, de acuerdo a los datos publicados, Bahía Blanca despachó en el 2017 cerca de 990.000 tn menos que en 2016 en granos, harinas y aceites. En 2016 había despachado cerca de 10,1 Mt, en tanto que en 2017 remitió al exterior 9,1 Mt. Los analistas argumentan que "la caída obedeció principalmente a menores cargas de poroto de soja y maíz y también cayeron los embarques de cebada y los de pellets de soja".

Con respecto al nodo portuario de Quequén, pasó de 7,1 Mt en 2016 a casi 6 Mt en 2017. Esta caída de casi 1 Mt en el año se debió a menores despachos de la mayor parte de los granos y semillas. No obstante, resaltan que lo interesante de este nodo portuario es que tuvo una mayor captación de cargas con valor agregado, como es el caso de aceite de girasol, pellets de girasol y harina de soja.