La última locura de los vándalos en TikTok: robar cosas de las escuelas

Los estudiantes se llevan cosas como dispensadores de jabón, alarmas contra incendios y espejos de baño. La red social y los educadores están tratando de detenerlo, pero se ha vuelto viral

Una combinación de dos fotografías proporcionadas por el distrito escolar North East Side en las que se muestra vandalismo en los sanitarios en el bachillerato MacArthur en dicho distrito escolar en San Antonio. (Distrito escolar North East Side vía The New York Times)
Una combinación de dos fotografías proporcionadas por el distrito escolar North East Side en las que se muestra vandalismo en los sanitarios en el bachillerato MacArthur en dicho distrito escolar en San Antonio. (Distrito escolar North East Side vía The New York Times)

Los adolescentes se están portando mal... y sus bachilleratos son las víctimas.

Todo se puede ver a través de TikTok. Han desaparecido dispensadores de jabón, espejos de los baños, contenedores de toallas de papel, alarmas contra incendio e incluso el escritorio de una maestra; cualquier cosa que puedan llevarse de la escuela y después mostrarla en un TikTok con la etiqueta #DeviousLicks (una frase que significa obtener algo para ganancia personal a través de medios ilícitos o cuestionables).

En el último mes más o menos, TikTok ha albergado alrededor de 94.200 videos similares bajo #DeviousLicks (robos atrevidos) o #DiabolicalLicks (robos diabólicos), según el sitio web Know Your Meme. La etiqueta también parece haber alentado vandalismo más extremo, en el que los estudiantes se llevan pedazos de techo, pasamanos, escusados y cubículos de baño.

”Rayos, amigo. A veces, los robos son demasiado atrevidos”, escribió una persona sobre un video con la etiqueta “diabólico” en el que quien lo publicó caminaba hacia la escuela, con una llave.

Para los administradores de las escuelas, los hurtos no son con lo que quieren lidiar ahora, a tan solo semanas de haber comenzado el nuevo ciclo escolar, con el virus, la pérdida de aprendizaje y otras presiones que enfrentan. Para los observadores sociales, la tendencia es una señal, tal vez, de lo que los adolescentes sienten, sobre las interrupciones y la impotencia en su vida.

Planteles escolares desde California pasando por Míchigan y hasta Georgia están combatiendo estos hechos con mano dura. Ha habido suspensiones, cargos penales y órdenes de restituir los objetos. Las pausas para ir al baño están prohibidas. Y ha habido advertencias.

TikTok también intenta detener la tendencia y para ello elimina el contenido y redirige las etiquetas y los resultados de búsqueda a su página de Normas de la comunidad, según un portavoz. Sin embargo, hasta el martes, decenas de miles de videos todavía pueden ser encontrados bajo adaptaciones de la etiqueta original.

La tendencia parece haber iniciado el 1 de septiembre, cuando un usuario de TikTok compartió un video en el que revelaba una caja de cubrebocas desechables en su mochila.

La etiqueta: “robo completamente atrevido”. Recibió más de 239.000 reproducciones.

Días después, otro TikTok fue publicado, este con desinfectante de manos, con la misma etiqueta.

Este obtuvo 7,2 millones de vistas.

En la secundaria Takoma Park, en las afueras de Washington D. C., directivos del plantel descubrieron varios sanitarios vandalizados tan solo días después de que las clases reiniciaran el 30 de agosto. El martes, la escuela comenzó a cerrar los baños durante el periodo de cinco minutos entre clases como parte de su nuevo “plan de monitoreo”.

”Según nuestro entendimiento, este comportamiento inadecuado probablemente se originó de un ‘reto’ promovido a través de varias plataformas de redes sociales, en particular TikTok”, escribió la directora, Erin L. Martin, en un correo electrónico enviado a las familias el miércoles.

Al menos diez bachilleratos en el distrito escolar del condado de Pasco en Land O’ Lakes, Florida, reportan el robo de dispensadores de jabón, señalamientos y la pata de una silla que fue arrancada y metida a la fuerza en un inodoro, según el distrito.

”Estamos tratando de convencer a los estudiantes de que esta no es una broma pesada, es vandalismo”, afirmó Stephen Hegarty, el portavoz del distrito. “Es comportamiento criminal en potencia y será un día terrible cuando lo identifiquemos”.

El distrito ya ha disciplinado a un puñado de estudiantes; las sanciones incluyen suspensión, así como cargos penales por robo y vandalismo.

”De verdad no sabemos qué pensar sobre varias cosas”, expresó Hegarty. “¿Por qué publicar algo en redes sociales que te meterá en problemas con la ley? ¿Y por qué destruir objetos, en tu propia escuela, que resultará en una molestia para todos?”.

Para Amanda Brennan, directora sénior de tendencias para la agencia de mercadotecnia digital XX Artists, la respuesta podría ser la pandemia. Tras más de un año de confinamientos y enseñanza virtual, los estudiantes, que ahora regresan a las escuelas por primera vez, podrían estar buscando una manera de rebelarse.

”Tiene sentido ver a los jóvenes robando cosas porque se siente como una demostración de poder”, dijo Brennan. “Sientes que tienes poder sobre estos sistemas de los que tal vez no sentías que tenías mucho control”.

Brennan aseguró que otras plataformas, como Reddit o Tumblr, también han albergado comunidades en las que las personas dan consejos para robar o comparten lo que han robado.

Brendan Gahan, un socio y director social de la agencia digital Mekanism, dijo que #DeviousLicks era como las novatadas antes de la era del internet, así como otras travesuras de la red —como “gallon smashing” (destrucción de galones), personas que se graban mientras destruyen envases de leche en tiendas de abarrotes, y “stealing LeBron’s head” (robando la cabeza de LeBron), quitarle la cabeza a la figura de acción del basquetbolista LeBron James.

”Todo se trata de rebeldía adolescente, pero solo es en un medio diferente”, dijo Gahan. “Hay algo naturalmente atractivo sobre el conflicto y ser rebelde. TikTok permite a las personas compartir y desplegar ese comportamiento a una escala que realmente no había estado disponible con anterioridad”.

No obstante, esta rebelión les sale cara a las escuelas.

El distrito North East Independent, en San Antonio, obliga a los estudiantes (y sus familiares) a pagar cientos de dólares en daños a cada escuela, según el propio distrito, el cual no ha descartado presentar cargos por hurtos más graves.

Según una portavoz del distrito, Aubrey Chancellor, cinco de las seis escuelas en el distrito reportan robos que van desde dispensadores de jabón hasta extinguidores contra incendios. Una escuela encontró espejos rotos. Los conserjes, y otros integrantes del personal de mantenimiento, tienen que limpiar los daños de los estudiantes.

”Después de identificar al estudiante, son los padres quienes van a pagar”, dijo Chancellor. “No se trata de dinero, sino de principios”.

Tanto Brennan como Gahan dudan que TikTok o los distritos escolares puedan frenar la tendencia y compararon cualquier esfuerzo con el efecto Streisand (lo que significa que entre más busquen las autoridades desalentar a los estudiantes a robar; en realidad, más los alientan).

”No quiero decir que las escuelas no deberían enviar estos avisos, sino que podría ser mejor ignorarlo que reconocer o incluso mostrar rechazo”, dijo Gahan.

Quizá tenga razón. En un video en respuesta a un administrador que reprende con el dedo, un usuario escribió: “Lo que yo escuché: que no te atrapen, pero sigue haciéndolo, porque ahora es incluso más gracioso”.

(c) The New York Times

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR