Reino Unido propone crear vacunas contra COVID-19 y nuevas enfermedades en 100 días

Durante la primera reunión de líderes del G7 el Primer Ministro Boris Johnson expuso hoy su ambición de reducir en dos tercios el tiempo de desarrollo de nuevas vacunas. La Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca están hoy desarrollando nuevas fórmulas con otros laboratorios

El primer ministro británico, Boris Johnson, organiza la Cumbre del G7 en línea en la Sala del Gabinete de Downing Street en Londres, Gran Bretaña, el 19 de febrero de 2021. Geoff Pugh/Pool via REUTERS
El primer ministro británico, Boris Johnson, organiza la Cumbre del G7 en línea en la Sala del Gabinete de Downing Street en Londres, Gran Bretaña, el 19 de febrero de 2021. Geoff Pugh/Pool via REUTERS

En medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, el Primer Ministro del Reino Unido Boris Johnson expuso hoy su ambición de reducir en dos tercios el tiempo de desarrollo de nuevas vacunas, para que ahora sea de 100 días, durante la primera reunión de líderes del G7 con el Reino Unido ostentando la presidencia.

El Primer Ministro le pidió a Sir Patrick Vallance, asesor científico principal del gobierno británico, que trabaja con aliados internacionales, incluyendo la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias (CEPI), así como con expertos científicos y la industria con el fin de que asesoren a los miembros del G7 sobre cómo acelerar el proceso de desarrollo de vacunas, tratamientos y pruebas para patógenos comunes.

Quizás hoy más que nunca las esperanzas del mundo recaen sobre los hombros de los científicos y durante el último año, como en innumerables ocasiones anteriores, ellos han estado a la altura del desafío”, manifestó Johnson. Y agregó: “El desarrollo de vacunas viables contra el coronavirus ofrece la tentadora perspectiva de un regreso a la normalidad, pero no debemos dormirnos en nuestros laureles. Como líderes del G7 hoy debemos decir: nunca más”.

Reino Unido propuso un ambicioso plan al G7 para desarrollar nuevas vacunas en 100 días. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration
Reino Unido propuso un ambicioso plan al G7 para desarrollar nuevas vacunas en 100 días. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration

El desarrollo de una vacuna contra el coronavirus en aproximadamente 300 días fue un logro mundial enorme y sin precedentes. Al reducir aún más el tiempo de desarrollo de nuevas vacunas para enfermedades emergentes es posible que podamos prevenir las catastróficas repercusiones sanitarias, económicas y sociales de esta crisis. La meta de los 100 días fue propuesta por CEPI a principios de este año.

Mediante la colaboración internacional para intensificar la investigación y el desarrollo, modernizar los ensayos médicos y crear cadenas de suministro y fabricación de vacunas más innovadoras, podemos salvar vidas en futuras crisis sanitarias y prevenir la próxima pandemia.

Johnson también confirmó que el Reino Unido compartirá la mayoría de los futuros excedentes de vacunas contra el coronavirus de su suministro con el grupo de adquisiciones de COVAX para apoyar a los países en desarrollo, además del financiamiento de 548 millones de libras esterlinas para el esquema.

La pandemia por COVID-19 evidenció la importancia de la ciencia para combatir enfermedades (Shutterstock.com)
La pandemia por COVID-19 evidenció la importancia de la ciencia para combatir enfermedades (Shutterstock.com)

“Al aprovechar nuestra creatividad colectiva, podemos asegurarnos que tendremos las vacunas, los tratamientos y las pruebas para estar listos de cara a la batalla contra futuras amenazas sanitarias, en tanto derrotamos al Covid-19 y nos reconstruimos mejor juntos”. Además, instó a los líderes del G7 a que incrementen su financiamiento para COVAX en apoyo del acceso equitativo a las vacunas.

Cumplir con los objetivos del Plan de Cinco Puntos del Primer Ministro para prevenir futuras pandemias, presentado por primera vez en la ONU el año pasado, será un enfoque clave de la presidencia del G7 del Reino Unido este año. Boris Johnson también pidió a los líderes del G7 que apoyen un tratado sobre preparación para pandemias a través de la OMS.

La reunión de hoy fue la primera organizada por el Primer Ministro como parte de la presidencia del G7 del Reino Unido este año y la primera reunión de líderes del G7 desde abril de 2020. En la reunión, los líderes confirmaron su apoyo a las prioridades de salud del Reino Unido como presidente del G7 y discutieron esfuerzos más amplios para abordar los retos globales y asegurar una recuperación económica sostenible y ecológica del coronavirus, así como una serie de temas de política exterior.

Reino Unido es el quinto país hoy con más contagios en el mundo
Reino Unido es el quinto país hoy con más contagios en el mundo

Gran Bretaña registra el quinto número de muertes oficiales por COVID-19 del mundo. Tiene más de 4 millones de infectados y casi 120.000 muertos. Pese a una serie de contratiempos en su respuesta a la pandemia, el gobierno de Johnson se movió mucho más rápido que la mayor parte de Occidente para asegurar el suministro de vacunas, lo que le dio una ventaja.

En la actualidad, el Reino Unido ha administrado una primera dosis de vacuna a 15,58 millones de personas, o un 23% de sus 67 millones de habitantes, sólo por detrás de Israel y los Emiratos Árabes Unidos en cuanto a vacunas por habitante.

Nuevas vacunas contra COVID-19

Los ensayos en humanos de una vacuna COVID-19 que combina una inyección británica de AstraZeneca y la Universidad de Oxford con la vacuna Sputnik V de Rusia comenzaron hace pocos días en Azerbaiyán y algunas naciones del Medio Oriente.

AstraZeneca dijo en diciembre que comenzaría los ensayos clínicos para probar la combinación de las dos vacunas para ver si esto podría aumentar la eficacia de la inyección británica. Ambas vacunas involucran dos dosis, una inyección inicial y una de refuerzo, y usan adenovirus inofensivos como vehículos o vectores para llevar instrucciones genéticas al cuerpo para que las células produzcan anticuerpos. Sin embargo, Sputnik usa diferentes vectores virales para sus dos inyecciones.

Un régimen de dos dosis de Sputnik V tuvo una efectividad del 91,6% contra el COVID-19 sintomático, según los resultados de un ensayo en etapa avanzada revisado por pares publicados en la revista médica internacional The Lancet.

SEGUÍ LEYENDO:


Últimas Noticias