Ciudadanos protestando en Teherán, Irán a raíz del aumento del combustible. Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency) via REUTERS ATTENTION EDITORS)
Ciudadanos protestando en Teherán, Irán a raíz del aumento del combustible. Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency) via REUTERS ATTENTION EDITORS)

Irán estuvo desconectada de internet durante cinco días. Hoy se comenzó a restablecer paulatinamente el servicio, según informó Reuters. ¿Pero cómo surgió este apagón masivo que afectó a gran parte del país?

Según el sitio NetBlocks, la conexión de internet comenzó a caer en la ciudad de Mashhad el viernes de la semana pasada. Las interrupciones fueron aumentando progresivamente en extensión y gravedad hasta llegar a un apagón total en varias ciudades de Irán, el fin de semana.

Varios apuntan al gobierno como responsable de esta limitación en el servicio. El 15 de noviembre, Irán anunció que tenía planes de aumentar el precio del combustible en al menos un 50 por ciento. Al día siguiente, los ciudadanos salieron a las calles a manifestarse en contra de este anuncio y la reacción del gobierno fue la de limitar internet en gran parte del país, según acusan diferentes sectores de la sociedad y organizaciones.

El presidente iraní, Hasan Rohaní (Photo by HO / Iranian Presidency / AFP)
El presidente iraní, Hasan Rohaní (Photo by HO / Iranian Presidency / AFP)

Donald Trump también repudió la situación que está atravesando el país. “Irán se ha convertido en (un país) tan inestable que el régimen ha apagado todo su sistema de internet para que el Gran Pueblo Iraní no pueda hablar sobre la violencia tremenda que se está produciendo dentro del país”, escribió el presidente de Estados Unidos en su cuenta oficial de Twitter.

Las protestas en Irán derivaron en una escalada violenta a raíz de las represiones por parte de las fuerzas policiales. Según Amnistía Internacional (AI), a raíz de estos incidentes murieron al menos 106 personas, aunque las autoridades iraníes no han confirmado una cifra global de víctimas. El bloqueo de internet hizo difícil que los manifestantes pudieran publicar fotos y videos en las redes sociales para lograr visibilizar la situación y obtener apoyo.

Si bien ahora se está recuperando la conectividad, sólo está ocurriendo de manera parcial. Según NetBlocks se restituyó apenas en un 10% por ahora. Por su parte, algunas agencias de noticias y ciudadanos aseguraron que sólo se recuperó el acceso a internet fijo pero no el acceso a internet móvil

Durante el apagón de cinco días, los ciudadanos no pudieron acceder a servicios de datos y wifi. No pudieron acceder a la red y así quedó limitado su acceso a la información. ¿Cómo saber qué está ocurriendo cuando uno se queda desconectado de la red de redes?

Para lograr un corte de esta magnitud el gobierno tuvo que haber obtenido el apoyo de las empresas proveedoras de servicio. Es decir que tuvo que lograr que esas compañías para que les desactivaran el acceso a internet a sus clientes.

Como explicó la periodista Lily Hay Newman de la revista Wired en un episodio del podcast Reset, esta situación “implica que el gobierno coordine con los proveedores de servicios de Internet, telecomunicaciones y de infraestructura para hacer que todo esto suceda”.

Se estima que hubo 106 muertes tras las represiones y otros episodios de violencia durante las manifestaciones en Irán (AFP)
Se estima que hubo 106 muertes tras las represiones y otros episodios de violencia durante las manifestaciones en Irán (AFP)

Por su parte, Alp Toker, director ejecutivo de Netblocks, dijo lo siguiente: “Hemos estado rastreando muchas paradas, y se hacen por muchas razones diferentes en todo el mundo. Siempre tratamos de considerar la buena fe de los gobiernos y ver lo que han hecho, si puede haber una justificación. Pero, para ser honesto, en todos los casos, ha causado más daño que otra cosa. Si se trata de una protesta o incluso una revuelta, desconectar internet hace que la gente se enoje más”.

Cabe recordar que el gobierno de Irán está desarrollando una intranet propia que, a la vista de esta situación, hace pensar que podría limitar de manera permanente el acceso de información a los ciudadanos, ya que el gobierno tendrá más control solo el contenido al que accederán los habitantes del país.