Por qué llaman el Siervo de la Nación a Morelos

Hoy en día es reconocido dentro de la historia como uno de los personajes claves dentro de la Segunda Etapa de la Guerra de Independencia en México

Guardar

Nuevo

José María Morelos y Pavón viajó a la Ciudad de México en 1795 y obtuvo el bachillerato en artes en la Real y Pontificia Universidad. (Foto: Gobierno de México)
José María Morelos y Pavón viajó a la Ciudad de México en 1795 y obtuvo el bachillerato en artes en la Real y Pontificia Universidad. (Foto: Gobierno de México)

José María Morelos y Pavón es considerado como uno de los personajes clave dentro de la Guerra de Independencia en México. Al igual que Miguel Hidalgo y Costilla, fue sacerdote, militar insurgente y patriota mexicano.

Durante su vida, Morelos tuvo varios cargos y pseudónimos, dentro de los primeros se encuentran: Presidente del Supremo Gobierno Mexicano, luego Generalísimo de las Armas Americana y también Miembro Distinguido de la Suprema Junta Nacional Americana, asimismo fue nombrado Alteza Serenísima. Sin embargo, se dice que él fue quien se autonombró como Siervo de la Nación.

Algunos historiadores mencionan que las palabras que emitió fueron: “Soy Siervo de la Nación porque esta asume la más grande, legítima e inviolable de las soberanías. Y yo estoy al servicio de ella”.

Su nombre completo era José María Teclo Morelos Pavón y Pérez y nació el 30 de septiembre de 1765 en la ciudad de Valladolid, hoy conocida como Morelia, capital del estado de Michoacán.

Congreso Nacional en Chilpancingo. José María Morelos y Pavón promulgó la lectura de “Sentimientos de la Nación”. (Foto: Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México)
Congreso Nacional en Chilpancingo. José María Morelos y Pavón promulgó la lectura de “Sentimientos de la Nación”. (Foto: Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México)

Provenía de una familia humilde. A una edad temprana, Morelos aprendió de su madre las primeras letras. Además, siendo aun muy joven, trabajó conduciendo una recua de la Ciudad de México a Acapulco.

Cerca de los 30 años ingresó al Colegio de San Nicolás, en su ciudad natal. Fue en este lugar donde conoció a Miguel Hidalgo, entonces rector de la institución. Este último lo nombró lugarteniente y le ordenó “insurreccionar el sur y tomar Acapulco. Sin embargo, no había ninguna estrategia planeada.

Ante ello, Morelos mostró poseer una gran capacidad organizativa y un innato talento militar. Se internó en Guerrero, y en el poblado de Petlatán agregó a sus huestes a los hermanos Galeana. Sin embargo, a pesar de sus victorias no logró tomar Acapulco sino hasta abril de 1813.

Después de tomar Acapulco, Morelos dentro de “El Congreso de Anáhuac”, en 1813, fue el encargado de presentar el famoso documento “Sentimientos de la Nación” que a partir de ese momento adquiriría una relevancia notable ya que se convirtió en la primera constitución del México Independiente.

José María Morelos y Pavón fue uno de los protagonistas de la Independencia de México (Foto: Gobierno de México)
José María Morelos y Pavón fue uno de los protagonistas de la Independencia de México (Foto: Gobierno de México)

Finalmente Morelos fue capturado por los realistas el 6 de noviembre de 1815.

Fue juzgado en el tribunal de la Inquisición de la Ciudad de México y el 27 de noviembre, en la Capilla del Santo Oficio, Morelos fue conducido a degradación pública, oficiada por el Inquisidor General, Antonio Bergoza.

Bergoza pronunció en latín las palabras de la degradación, cuya traducción al español sería: “Apartamos de ti la facultad de ofrecer el sacrificio a Dios, y de celebrar la misa. Con esta raspadura, te quitamos la potestad, que habías recibido en la unción de las manos. Te despojamos con razón del vestido sacerdotal. Te privamos del orden levítico, porque no cumpliste tu ministerio dentro de él. Como a hijo ingrato, te echamos de la herencia del señor”.

José María Morelos y Pavón fue fusilado en diciembre de 1815 en San Cristóbal Ecatepec. El fusilamiento se dio como un cumplimiento a la orden dada por parte del virrey de Nueva España, Félix María Calleja, quien era el enemigo numero uno del militar.

A lo largo de su vida fue padre en dos ocasiones y a uno de ellos se le considera traidor de la patria. El 15 de mayo de 1803 nació su primer hijo con Brígida Almonte, llamado Juan Nepomuceno Almonte, en Nocupétaro, Michoacán. En 1809 nació su segunda hija llamada Guadalupe Almonte.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo