El precio máximo fijado por la CRE “incentiva el robo de gas LP y su distribución ilícita”: Amexgas

La Asociación Mexicana de Distribuidores de gas LP y empresas conexas se deslindó del para de distribución en el Valle de México, pero alertó sobre la medida del gobierno federal

(Foto: EFE/EPA/MIGUEL A. LOPES)
(Foto: EFE/EPA/MIGUEL A. LOPES)

Ante la crisis que en las últimas horas se ha desatado en México respecto al tema del gas, la Asociación Mexicana de Distribuidores de gas LP y empresas conexas (Amexgas) se dijo preocupada por el efecto que el incremento internacional al precio del combustible ha tenido en los consumidores mexicanos.

A través de un comunicado, dado a conocer la víspera a través de sus redes sociales, la organización advirtió también que el Sistema de Control de Precios al Público definido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) “no garantiza una mejora a la economía o bienestar social, sino por el contrario, se propician condiciones adversas para la distribución segura, eficiente y oportuna de gas LP”, sino que “incentiva al robo de gas LP y su distribución ilícita”.

También alertaron que tales variaciones en ese sistema propicia el fortalecimiento de grupos de choque y poder que controlan las zonas de reparto, a través de pseudo sindicatos y organizaciones delictivas, “tal y como se están manifestando en la Zona Metropolitana del Valle de México”.

(Twitter: @amexgasmx)
(Twitter: @amexgasmx)

Y al no cubrir los costos indispensables de distribución, la determinación del precio máximo de la CRE solo provocaría desempleo y desabasto por disminución de rutas de reparto; situaciones de inseguridad en las operaciones por menor mantenimiento a la infraestructura de distribución; el aumento del consumo de leña de la población más vulnerable, al reducir la cobertura de las zonas de distribución.

No obstante, dichas empresas refrendaron su compromiso para “continuar su labor diaria y así garantizar el abasto de este vital energético”, deslindándose del paro nacional para dejar de susrtir gas, que se vivió toda la mañana de este miércoles.

Luego que se anunciara dicho paro en el Valle de México,  tras el establecimiento de precios máximos al Gas LP, el presidente Andrés Manuel López Obrador, había anunciado la mañana de este 4 de agosto, tres medidas de emergencia para contener la probable escasez que conlleve el movimiento:

-Garantizar abasto a la población del Valle de México y Pachuca.

- Denunciar a quienes se nieguen a prestar el servicio, desde distribuidores hasta comisionistas.

- Dialogar con distribuidores y comisionistas para ofrecerles garantías de seguridad, para lo cual, declaró el mandatario, se brindará apoyo por parte de la Guardia Nacional.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

A ello, el Jefe del Ejecutivo descartó que fuera un movimiento a nivel nacional, esto luego que se diera a conocer que la suspensión de actividades se realizaría en otros estados de la República Mexicana, aunque con menor intensidad.

“No es un asunto nacional, afortunadamente. Es aquí en la ciudad donde hubo esta protesta el día de ayer y en Pachuca. Todo esto porque se habló de que era un paro nacional y se difundió mucho en ese sentido”, aseguró.

Desde el pasado sábado, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó los precios máximos del gas licuado de petróleo (LP). El órgano regulador emitió una lista en la que se pueden consultar el costo máximo por kilogramo o por litro en las 145 regiones de precios en que la Secretaría de Economía (SE) divide el país.

Pero fue el pasado viernes 23 de julio cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que la venta del Gas Bienestar comenzará en aproximadamente dos meses en la Ciudad de México y algunos municipios del Estado de México, con el que su gobierno pretende vender el gas LP de uso doméstico, a precios justos para las familias mexicanas.

SEGUIR LEYENDO: