Plaza Condesa, un emblemático inmueble de la CDMX que ahora es considerado de alto riesgo y podría cerrar sus puertas

Autoridades de la alcaldía Cuauhtémoc colocaron sellos de suspensión de actividades alrededor del edificio

Guardar

Nuevo

El edificio de 11 pisos tiene más de 70 años de antigüedad (Foto: especial)
El edificio de 11 pisos tiene más de 70 años de antigüedad (Foto: especial)

Durante varios años El Plaza Condesa albergó emblemáticos conciertos de Molotov, Zoé, Café Tacvba, Blur, Nine Inch Nails, Dorian, entre otros. Ahora que la Ciudad de México está en color “amarillo” (riesgo moderado de contagio) en el semáforo epidemiológico y cada vez más cerca del “verde”, muchos fanáticos esperan su reapertura. Sin embargo, puede que eso no vuelva a suceder.

Y es que autoridades de la alcaldía Cuauhtémoc realizaron en días recientes una inspección en el inmueble ubicado sobre las calles de Nuevo León y Tamaulipas, donde colocaron sellos de suspensión de actividades por ser considerado de alto riesgo.

Cabe mencionar que luego del sismo 7.1 grados Richter que azotó el Valle de México el 19 de septiembre 2017, este edificio tuvo una suspensión por presentar daños en la estructura. Al ser revisado por un Director Responsable de obra (DRO), posteriormente, informaron que no era de consideración y que sí se podía habilitar de nueva cuenta.

Fue uno de los tantos inmuebles que tuvo secuelas a raíz del 19-S (Foto: Twitter/ricardovitela)
Fue uno de los tantos inmuebles que tuvo secuelas a raíz del 19-S (Foto: Twitter/ricardovitela)

Pero cinco años después la situación de todo el complejo es diferente. Los daños son más visibles y las inclinaciones de los dos edificios son más evidentes.

Incluso Jaime, vigilante del lugar, señaló en entrevista a Grupo Imagen que los inspectores constataron los daños en muros, vigas de acero con oxidación importante, separación entre paredes, inclinación de la estructura y las reparaciones realizadas para tapar los daños evidentes, pero al llegar a la azotea se dieron cuenta que los edificios son una bomba de tiempo.

“Es el piso 11 de Plaza Condesa. Aquí antes había una clínica de belleza. Todos estos edificios estaban pegados y tenías comunicación entre ellos. El Plaza Condesa son cuatro edificios que se unían. Por el temblor se originó una separación. A raíz de esto, en el 2017 hubo una suspensión de actividades. Después vino el último temblor y originó que se inclinaran más los edificios. Vinieron unos arquitectos a colocar un palo con un alambre al ras del edificio para medir el nivel. Ahora, si tú lo ves, hay una separación entre uno y dos metros, ya con una inclinación hacia adentro”
Dentro de él hay tiendas, restaurantes, salones de belleza, cine y hasta foro de conciertos (Foto: Twitter/ricardovitela)
Dentro de él hay tiendas, restaurantes, salones de belleza, cine y hasta foro de conciertos (Foto: Twitter/ricardovitela)

El complejo abarca toda una manzana entre las calles Juan Escutia, Nuevo León, Parras y Tamaulipas. De un 70% que se encontraba habitado después del terremoto, ahora solo está el 30% de inquilinos que no quieren ceder a desalojar los edificios dañados.

El pasado 5 de mayo vecinos de la Hipódromo-Condesa expresaron su preocupación al notar que la alcaldía colocó una lona donde se advierten los riesgos, por lo que a través de la cuenta de Twitter de la organización solicitaron destalles a César Cravioto, comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, así como al Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México (ISC-CDMX).

“Queremos corroborar con usted y el ISC-CDMX que esa información es correcta y no se trata de una más para aprovechar los beneficios de la reconstrucción de manera fraudulenta. De ser correcta, ¿qué se piensa hacer para no poner en riesgo a los vecinos y patrimonio de la zona?”
(Foto: Twitter/ricardovitela)
(Foto: Twitter/ricardovitela)

Al respecto, Cravioto respondió que no es un inmueble que esté en el ámbito de competencia para ser atendido por la Comisión para la Reconstrucción.

“Plaza Condesa se encuentra en litigio entre algunos dueños del edificio y una empresa que compró departamentos con la finalidad de construir un desarrollo inmobiliario”

El lugar tiene una antigüedad de 70 años. Ahora parece ser que su vida útil está por terminar. Los sismos quizás hayan sido los principales factores de su deterioro para cerrar totalmente sus puertas.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo