Supporters of former Bolivia's President Evo Morales participate in a march in Cochabamba, Bolivia, Novemver 16, 2019. The sign reads
Supporters of former Bolivia's President Evo Morales participate in a march in Cochabamba, Bolivia, Novemver 16, 2019. The sign reads "Military doesn't kill people". REUTERS/Danilo Balderrama

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que mexicanos que se encuentran en Bolivia solicitaron regresar a México, debido a la crisis social y política que se vive en la nación sudamericana.

Durante Palacio Nacional, en su habitual conferencia, el mandatario federal afirmó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dará un informe de los connacionales que serán trasladados a México, ya sea por vía de vuelo comercial o mediante vehículos militares.

López Obrador señaló que la diplomacia mexicana está actuado en Bolivia con mucho profesionalismo, y se están haciendo trámites para el retorno de los mexicanos que están en ese país.

“En esta semana se va a informar sobre la situación de nuestros conciudadanos en Bolivia, hay ya trámites para que el que lo desee pueda regresar, ya se están haciendo todas las gestiones y resolviendo lo del transporte, la vía aérea para el retorno, se están viendo las dos opciones, pero también ya hay la posibilidad del retorno por vía de la aviación comercial, esto lo va a informar el secretario de Relaciones Exteriores”, explicó el mandatario mexicano.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, advirtió el pasado sábado, sobre el rumbo que han tomado las protestas en Bolivia, tras las muertes registradas la víspera en Sacaba (Cochabamba) aparentemente a causa de la actuación de las fuerzas de seguridad.

“Tenemos información de que al menos diecisiete personas han fallecido en el contexto de las protestas, incluidas catorce solo en los últimos seis días”, señaló Bachelet en un comunicado emitido por su oficina en Ginebra.

Añadió que, mientras las primeras muertes se produjeron como resultado de enfrentamientos violentos entre manifestantes rivales, las más recientes “parecen derivar de un uso innecesario o desproporcionado de la fuerza por parte de personal policial o militar”.

La alta comisionada condenó esas muertes y alertó de que la situación está evolucionando por un camino “en extremo peligroso, pues, lejos de apaciguar la violencia, es posible que la empeore”.

A roadblock left by supporters of ousted Bolivia's President Evo Morales is seen on a street in El Alto, on the outskirts of La Paz, Bolivia November 18, 2019. REUTERS/David Mercado
A roadblock left by supporters of ousted Bolivia's President Evo Morales is seen on a street in El Alto, on the outskirts of La Paz, Bolivia November 18, 2019. REUTERS/David Mercado

“Realmente me preocupa que la situación en Bolivia pueda salirse de control si las autoridades no la manejan cuidadosamente”, manifestó en la nota, en la que pidió que policías y militares actúen de acuerdo a las normas internacionales que rigen el uso de la fuerza desde una perspectiva de respeto de los derechos humanos.

“El país está dividido y personas de los distintos sectores del espectro político se encuentran indignadas. En una situación como esta las acciones represivas de parte de las autoridades simplemente avivarán más esa ira y pueden poner en peligro cualquier camino de diálogo posible”, agregó Bachelet.

Resaltó que, además de las muertes y de los cientos de heridos registrados, la situación se ha visto exacerbada por múltiples arrestos y detenciones, entre las que se cuentan más de 600 personas detenidas desde el pasado 21 de octubre.

Al respecto, pidió a las autoridades que pongan a disposición datos sobre el número de personas arrestadas, heridas y fallecidas durante las protestas y que se investiguen todos los casos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: