Cómo es el museo de la masacre de Tiananmen que enfurece a Xi Jinping

El régimen ordenó el cierre por tiempo indeterminado del centro cultural. Alegó problemas de licencia. También reforzó la seguridad para impedir vigilias por los muertos en 1989

Un visitante observa las exhibiciones en el Museo del 4 de junio, que conmemora la masacre del régimen chino en la Plaza de Tiananmen en 1989, durante su corta reapertura en Hong Kong (Reuters)
Un visitante observa las exhibiciones en el Museo del 4 de junio, que conmemora la masacre del régimen chino en la Plaza de Tiananmen en 1989, durante su corta reapertura en Hong Kong (Reuters)

El Museo del Cuatro de Junio de Hong Kong, dedicado a la memoria de la masacre de Tiananmen de 1989 en Beijing, fue cerrada este martes por orden del régimen de Xi Jinping, tres días después de su reapertura, bajo una excusa insólita: problemas con las licencias y habilitaciones.

La Alianza de Hong Kong de Apoyo a Movimientos Patrióticos Democráticos de China (HKA, en sus siglas en inglés), responsable del museo, detalló hoy en un comunicado que este martes el centro recibió la inédita visita de funcionarios del departamento de alimentación e higiene medioambiental, quienes alegaron que el museo carecía de la licencia adecuada para operar.

Un visitante reza junto a un tablero con una imagen de la Diosa de la Democracia en el Museo del 4 de junio, que conmemora la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989 (Reuters)
Un visitante reza junto a un tablero con una imagen de la Diosa de la Democracia en el Museo del 4 de junio, que conmemora la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989 (Reuters)

Así las cosas, los gestores del museo decidieron “que hace falta asesoría legal sobre este asunto”, así como “la clausura temporal, hasta nuevo aviso” a fin de “proteger la seguridad de los empleados y los visitantes” en medio de una “difícil situación política”.

Según la HKA, más de 550 personas visitaron el museo durante los tres días que permaneció abierto. La HKA había anunciado este domingo la reapertura del mismo, que en los últimos 9 años se ha visto obligado a cerrar sus puertas y cambiar de sede en varias ocasiones en parte por presiones políticas, pero también por cuestiones pandémicas.

Visitantes miran las exhibiciones del Museo del 4 de junio, que conmemora la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989. El lugar estuvo apenas tres días abierto hasta que el régimen ordenó cerrarlo (Reuters)
Visitantes miran las exhibiciones del Museo del 4 de junio, que conmemora la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989. El lugar estuvo apenas tres días abierto hasta que el régimen ordenó cerrarlo (Reuters)

El museo tiene expuestas fotografías tomadas en 1989, pancartas usadas en las manifestaciones y complementos vestidos por los manifestantes represaliados, así como réplicas en miniatura de la Diosa de la Democracia, una estatua de 10 metros de altura levantada por estudiantes de Bellas Artes frente al retrato de Mao Tse Tung en Tiananmen y que fue posteriormente arrollada por los tanques.

Pero la ciudad no sólo vio cerrar su museo. También se está militarizando para impedir honrar a las víctimas de la masacre. La Policía de Hong Kong planea contar con 3.000 agentes antidisturbios de guardia para impedir cualquier concentración ilegal en recuerdo de Tiananmen, de la que el próximo día 4 se cumplen 32 años.

Mak Hoi-wah, curador del Museo del 4 de junio, posa para una foto mientras el museo, que conmemora la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989, reabrió por tres días en Hong Kong (Reuters)
Mak Hoi-wah, curador del Museo del 4 de junio, posa para una foto mientras el museo, que conmemora la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989, reabrió por tres días en Hong Kong (Reuters)

Según el rotativo, será el mayor despliegue de agentes de manera preventiva en lo que va de año.

Mak Hoi-wah en otra de las salas del Museo del 4 de Junio, en memoria a las víctimas del régimen de Beijing (Reuters)
Mak Hoi-wah en otra de las salas del Museo del 4 de Junio, en memoria a las víctimas del régimen de Beijing (Reuters)

Entre los lugares que contarán con mayor vigilancia estarán el céntrico parque Victoria (tradicional lugar de congregación para la vigilia de Tiananmen en Hong Kong) y los aledaños del Museo del Cuatro de Junio, clausurado temporalmente tres días después de su reapertura ya que las autoridades alegaron este martes supuestos problemas con la licencia de operación del centro.

(Con información de EFE, AP y agencias).-

SEGUIR LEYENDO: