Miles de personas se manifestaron en Minsk y otras ciudades de Europa contra el gobierno de Lukashenko en Bielorrusia

En diversos puntos de la capital bielorrusa hubo protestas para condenar la controversial reelección del mandatario en el poder desde hace 26 años. Activistas en Berlín, Londres, Moscú y Praga también expresaron su solidaridad con las víctimas de la represión

Una multitud se reunió este sábado en Minsk en el sitio donde murió el manifestante Alexander Taraykovskiy para rendirle homenaje (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Una multitud se reunió este sábado en Minsk en el sitio donde murió el manifestante Alexander Taraykovskiy para rendirle homenaje (REUTERS/Vasily Fedosenko)

Miles de manifestantes se congregaron de nuevo este sábado en Bielorrusia contra la reelección del presidente Alexandre Lukashenko, quien se entrevistó por teléfono con Vladimir Putin para tratar lo que a su entender es una “agresión” contra su país y “toda la región”.

Durante la tarde, miles de personas estaban concentradas cerca de la estación de metro de Pushkinskaya, al oeste de la capital Minsk, para rendir homenaje a Alexandr Taraikovski, un manifestante muerto el lunes en la represión a las protestas.

“¡No a la violencia!”, “Viva Bielorrusia”, coreaban los manifestantes, con flores, constató un periodista de la AFP. Estos dejaron ramos de flores, decorados con lazos rojiblancos (colores de la oposición), en un memorial improvisado y también mostraron fotos de los manifestantes torturados durante sus arrestos.

La gente colocó flores en un monumento improvisado para rendir homenaje a Taraykovskiy, el manifestante asesinado durante la represión a las protestas el lunes pasado (REUTERS/Vasily Fedosenko)
La gente colocó flores en un monumento improvisado para rendir homenaje a Taraykovskiy, el manifestante asesinado durante la represión a las protestas el lunes pasado (REUTERS/Vasily Fedosenko)

Paralelamente, entre 500 y 700 personas se reunieron en silencio con la familia del fallecido, alrededor de su ataúd, expuesto en otro barrio de Minsk.

La principal candidata de la oposición a las presidenciales, Svetlana Tijanóvskaya, refugiada desde hace cuatro días en Lituania, había llamado a realizar marchas pacíficas el sábado y domingo en todo el país.

"Vine para protestar contra esta injusticia ocurrida aquí", declaró Viktor, de 42 años, presente en el homenaje.

Un hombre lleva un retrato del manifestante Alexander Taraykovskiy en una ceremonia fúnebre celebrada en Minsk el 15 de agosto de 2020. REUTERS/Vasily Fedosenko
Un hombre lleva un retrato del manifestante Alexander Taraykovskiy en una ceremonia fúnebre celebrada en Minsk el 15 de agosto de 2020. REUTERS/Vasily Fedosenko
Centenares de personas acompañaron a la familia de Alexander Taraykovskiy en el funeral en Minsk este sábado (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Centenares de personas acompañaron a la familia de Alexander Taraykovskiy en el funeral en Minsk este sábado (REUTERS/Vasily Fedosenko)
El cortejo fúnebre de Alexander Taraykovskiy recorrió zonas de Minsk donde se reunieron cientos de bielorrusos que le rindieron tributo (REUTERS/Vasily Fedosenko)
El cortejo fúnebre de Alexander Taraykovskiy recorrió zonas de Minsk donde se reunieron cientos de bielorrusos que le rindieron tributo (REUTERS/Vasily Fedosenko)

Desde la noche del domingo, Bielorrusia es escenario de una ola de protestas de un alcance inédito contra la reelección de Lukashenko, en el poder desde hace 26 años en esta ex república soviética.

Su victoria -oficialmente, con el 80% de los votos- fue vista como fraudulenta y una inmensa movilización en apoyo a su rival Tijanóvskaya prendió fuego en Bielorrusia antes de las elecciones.

Tijanóvskaya, que oficialmente obtuvo el 10% de los sufragios, denunció fraudes masivos.

Las cuatro primeras manifestaciones fueron sofocadas por la policía antidisturbios, dejando al menos dos muertos y 150 heridos, que se encuentran en el hospital desde el viernes.

Algunos manifestantes que fueron liberados relataron a la AFP la atrocidad de las condiciones de detención. Sin acceso a agua y comida, golpeados y quemados con cigarrillos, fueron encerrados por decenas en celdas previstas para cuatro o seis personas.

Un grupo de manifestantes en Minsk mostró fotos de personas heridas por la represión policial desde el inicio de las protestas el domingo pasado (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Un grupo de manifestantes en Minsk mostró fotos de personas heridas por la represión policial desde el inicio de las protestas el domingo pasado (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Artyom Pronin mostró los golpes en su cuerpo tras ser detenido y liberado esta semana por manifestarse contra la reelección de Lukashenko (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Artyom Pronin mostró los golpes en su cuerpo tras ser detenido y liberado esta semana por manifestarse contra la reelección de Lukashenko (REUTERS/Vasily Fedosenko)

Además, este sábado se congregaron unas 3.000 personas frente al edificio de la televisión estatal de Bielorrusia pidiendo una cobertura completa y justa de las manifestaciones contra la violencia policial.

Con pancartas con lemas como “Muestra a la gente la verdad” y “Pravda (Verdad)”, estos movilizados en Minsk protestaron que las emisiones han respaldado a Lukashenko y han dado una imagen sesgada de las marchas opositoras.

Los noticieros de la televisión estatal inicialmente ignoraron las protestas y cubrieron a los partidarios de Lukashenko el día de las elecciones. Más tarde mostraron imágenes de violencia en las marchas pero las presentaban como dirigidas por los manifestantes y advertían a la gente de que no participara.

Alrededor de 100 periodistas y empleados salieron del edificio de la televisión estatal para unirse a las protestas y dijeron que planeaban una huelga el lunes.

Otro grupo de manifestantes se reunió frente al edificio de la Compañía Nacional de Radio y Televisión Estatal de Bielorrusia en Minsk este 15 de agosto de 2020 para exigir a los medios de comunicación que informen objetivamente sobre la situación en el país (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Otro grupo de manifestantes se reunió frente al edificio de la Compañía Nacional de Radio y Televisión Estatal de Bielorrusia en Minsk este 15 de agosto de 2020 para exigir a los medios de comunicación que informen objetivamente sobre la situación en el país (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Bielorrusos festejaron cuando empleados de la televisión estatal salieron de los estudios para unirse a las protestas contra el gobierno de Lukashenko (REUTERS/Vasily Fedosenko)
Bielorrusos festejaron cuando empleados de la televisión estatal salieron de los estudios para unirse a las protestas contra el gobierno de Lukashenko (REUTERS/Vasily Fedosenko)

A diferencia de las manifestaciones al inicio de la semana, violentamente reprimidas, las acciones del jueves y el viernes se desarrollaron sin enfrentamientos ni detenciones masivas.

Las autoridades, que parecen dar señales de retroceder, anunciaron la liberación de más de 2.000 de las 6.700 personas detenidas durante las manifestaciones.

Lukashenko incluso llamó el viernes a una “cierta contención” hacia los manifestantes, a los que anteriormente llegó a calificar de “borregos” a quienes era necesario “volver a poner el cerebro en su sitio”.

Acusando al régimen de “masacre”, Tijanóvskaya, que reivindica su victoria presidencial el 9 de agosto, anunció por su parte la creación de un comité para organizar el traspaso del poder y llamó a un diálogo con las autoridades.

En Moscú, un grupo de mujeres se manifestó frente a la embajada de Bielorrusia este sábado (REUTERS/Evgenia Novozhenina)
En Moscú, un grupo de mujeres se manifestó frente a la embajada de Bielorrusia este sábado (REUTERS/Evgenia Novozhenina)
"Liberen Bielorrusia", señalaron las manifestantes en Moscú, Rusia (REUTERS/Evgenia Novozhenina)
"Liberen Bielorrusia", señalaron las manifestantes en Moscú, Rusia (REUTERS/Evgenia Novozhenina)

Por su parte, el presidente Lukashenko mantuvo una conversación telefónica sobre los acontecimientos con el presidente ruso Vladimir Putin, indicó la agencia estatal Belta.

El Kremlin se dijo “confiado” en una solución rápida de los “problemas” en Bielorrusia, según un comunicado de la presidencia rusa tras la entrevista entre los dos líderes. Ambos dirigentes acordaron “reforzar” la Unión entre Rusia y Bielorrusia, una alianza entre ambos países.

El presidente bielorruso también se opuso a una posible mediación extranjera, una propuesta hecha el miércoles por Polonia y dos países bálticos.

Según Lukashenko, su país se enfrenta a una “revolución de color” --nombre dado a varios levantamientos en la ex Unión Soviética en los últimos 20 años-- con “elementos de interferencia exterior”.

Activistas en su mayoría jóvenes se congregaron este sábado en la plaza Potsdamer Platz en Berlín en solidaridad con el pueblo bielorruso y en rechazo de la violencia en curso (REUTERS/Fabrizio Bensch)
Activistas en su mayoría jóvenes se congregaron este sábado en la plaza Potsdamer Platz en Berlín en solidaridad con el pueblo bielorruso y en rechazo de la violencia en curso (REUTERS/Fabrizio Bensch)
La protesta en Berlín incluyó una performance sobre los muertos y heridos en las recientes protestas en Bielorrusia (REUTERS/Fabrizio Bensch)
La protesta en Berlín incluyó una performance sobre los muertos y heridos en las recientes protestas en Bielorrusia (REUTERS/Fabrizio Bensch)
"Apoyo a Bielorrusia" (REUTERS/Fabrizio Bensch)
"Apoyo a Bielorrusia" (REUTERS/Fabrizio Bensch)
(REUTERS/Fabrizio Bensch)
(REUTERS/Fabrizio Bensch)
"Fin de la dictadura. No más Lukashenko" (REUTERS/Fabrizio Bensch)
"Fin de la dictadura. No más Lukashenko" (REUTERS/Fabrizio Bensch)
Los partidarios de la oposición bielorrusa en Berlín acusan las acciones brutales de la policía bielorrusa y expresan su solidaridad con las protestas masivas en Minsk. REUTERS/Fabrizio Bensch
Los partidarios de la oposición bielorrusa en Berlín acusan las acciones brutales de la policía bielorrusa y expresan su solidaridad con las protestas masivas en Minsk. REUTERS/Fabrizio Bensch

Muchos Estados occidentales condenaron la violencia y denunciaron fraude.

Estados Unidos y Polonia pidieron este sábado a Minsk que dialogue con la sociedad civil.

La víspera, la Unión Europea acordó sancionar a los responsables bielorrusos vinculados con la represión y al fraude electoral.

Estas sanciones se producen en un contexto en el que la movilización se ha extendido en Bielorrusia: se multiplican las cadenas humanas de protesta contra la violencia y los fraudes, a la vez que los trabajadores de las fábricas realizan acciones de solidaridad y huelgas.

En Praga, República Checa, también se realizó una marcha que cruzó el Puente de Carlos en apoyo al pueblo bielorruso (REUTERS/David W. Cerny)
En Praga, República Checa, también se realizó una marcha que cruzó el Puente de Carlos en apoyo al pueblo bielorruso (REUTERS/David W. Cerny)
Cientos de checos se manifestaron frente al Castillo de Praga en apoyo a la oposición bielorrusa (REUTERS/David W. Cerny)
Cientos de checos se manifestaron frente al Castillo de Praga en apoyo a la oposición bielorrusa (REUTERS/David W. Cerny)
Un manifestante sostiene una bandera durante una protesta frente a Downing Street en Londres, Reino Unido, este 15 de agosto de 2020. REUTERS/Simon Dawson
Un manifestante sostiene una bandera durante una protesta frente a Downing Street en Londres, Reino Unido, este 15 de agosto de 2020. REUTERS/Simon Dawson
"Lukashenko es un genocida", señaló un manifestante frente a Downing Street en Londres este sábado (REUTERS/Simon Dawson)
"Lukashenko es un genocida", señaló un manifestante frente a Downing Street en Londres este sábado (REUTERS/Simon Dawson)

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Lukashenko afirmó que Putin le garantizó ayuda en materia de seguridad

La Unión Europea sancionará a “los responsables de la violencia” contra los manifestantes en Bielorrusia


MAS NOTICIAS