Las fotos del "lagarto cocodrilo" y las increíbles especies descubiertas en el Gran Mekong

Distintos tipos de anfibios, peces, reptiles, mamíferos y plantas fueron hallados en la región compuesta por Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia, Vietnam y China

El lagarto cocodrilo (Shinisaurus crocodilurus vietnamensis) (AFP)
El lagarto cocodrilo (Shinisaurus crocodilurus vietnamensis) (AFP)

Un lagarto cocodrilo, una tortuga que come caracoles y un murciélago con forma de herradura son tres de las 115 nuevas especies descubiertas en 2016 en la región del río Mekong, en el sudeste de Asia. El hallazgo fue anunciado este lunes por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Los nuevas especies incluyen 11 anfibios, dos peces, 11 reptiles, 88 plantas y tres mamíferos. Todos fueron descubiertos en la región compuesta por Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam, tras varias expediciones científicas. Estas incorporaciones elevan a 2.524 el número de especies de plantas, pájaros, mamíferos, reptiles, peces y anfibios descubiertos en la región desde 1997.

La tortuga come caracoles (Malayemys isan) (AFP)
La tortuga come caracoles (Malayemys isan) (AFP)

El nuevo inventario incluye dos especies de topo y una rana coloreada, todas ellas encontradas en el norte de Vietnam. También se destaca una locha a rayas negras y marrones encontrada en un tramo del río en Camboya.

"Más de dos nuevas especies por semana y 2.500 en los últimos 20 años nos dicen lo increíblemente importante que es el Gran Mekong para la biodiversidad global", dijo Stuart Chapman, representante de WWF, en un comunicado.

Fue descubierta en un mercado en la ciudad de Udon Thani, Tailandia (AFP)
Fue descubierta en un mercado en la ciudad de Udon Thani, Tailandia (AFP)

"Pese a las muchas amenazas en la región, estos descubrimientos nos dan esperanzas de que especies como el tigre o la tortuga puedan sobrevivir", añadió.

Entre las amenazas, Chapman señaló los proyectos de explotación minera o de construcción de presas y carreteras que comprometen "la supervivencia de un paisaje natural único". Además está el grave problema de la caza furtiva para el tráfico ilegal, que "puede hacer desaparecer especies antes de que sean descubiertas".

Una rana de colores (Odorrana mutschmanni) (AFP)
Una rana de colores (Odorrana mutschmanni) (AFP)

La organización señaló al llamado Triángulo de Oro, zona donde convergen Laos, Tailandia y Myanmar, como foco de un tráfico ilegal de especies protegidas, que diezma la vida salvaje en la región del Mekong. Según WWF, esta amenaza se extiende hasta África ante la demanda que generan turistas de China y Vietnam que acuden a mercados como los de Mong La, en Myanmar, o Boten, en Laos, en busca de productos como marfil, cuernos de rinoceronte o partes del cuerpo de tigre.

WWF llamó a los Gobiernos de la región a tomar medidas contra la caza ilegal y poner fin a los mercados ilegales de especies protegidas que "operan con impunidad a plena vista".

Una nueva especie de topo (Euroscaptor orlovi) (AFP)
Una nueva especie de topo (Euroscaptor orlovi) (AFP)

(Con información de EFE)

LEA MÁS: