Un hombre saltó a las vías del tren en la ciudad de Nueva York mientras llevaba sujetada en sus brazos a su hija de cinco años y provocó su suicidio, aunque la menor sólo sufrió heridas, de acuerdo con los reportes policiacos.

Padre e hija esperaban en la estación elevada de Kingsbridge Road, ubicada en el barrio de Kingsbridge Heights, a que pasara el tren número cuatro, que va desde Woodlawn y atraviesa el Bronx y Manhattan para llegar a la Avenida Utica, en Crown Heights, al norte de Boroklyn.

En cuanto el tren hizo su entrada en la estación, de acuerdo con los testigos citados por medios locales, el hombre tomó a su hija, que llevaba su mochila, presuntamente de camino al colegio, y se lanzó al paso del vehículo, que acabó pasando por encima del hombre y se detuvo a centímetros de pasar también por encima de la niña.

Bloque HTML de muestra

El incidente ocurrió cerca de las 08:00 horas (tiempo del este), de acuerdo con las autoridades. El hombre tenía 45 años, pero su identidad no fue revelada a los medios para proteger a la menor, que sobrevivió.

Los servicios de emergencia inmediatamente declararon al hombre como fallecido después de llegar a las vías donde el tren, con dirección al sur, lo embistió. La menor fue llevada rápidamente al Centro Médico de Jacobi, donde fue tratada por heridas menores.

La madre de la niña llegó al hospital directamente, según las fuentes policiales consultadas por los diarios locales. Una de las testigos del incidente confirmó que el hombre sujetó a su hija entre sus brazos antes de lanzarse.

“Había unas 20, 30 personas en el andén, gritando”, señaló. La gente, al ver que el hombre había caído a las vías, intentó desesperadamente alertar al conductor del tren para que se detuviera.

Más de una veintena de personas se acercaron al borde del andén para ser testigos del rescate de la menor (Foto: Captura de pantalla)
Más de una veintena de personas se acercaron al borde del andén para ser testigos del rescate de la menor (Foto: Captura de pantalla)

Los videos publicados en redes sociales explican lo que ocurrió a continuación. El tren, que entra a la estación después de tomar una curva, una de las razones posibles de que el hombre haya elegido dicho lugar para aventase a las vías, no pudo detenerse a tiempo para evitar la muerte del padre, aunque sí consiguió frenar lo suficiente para no lastimar irreversiblemente a la menor.

Cuando el tren se detuvo completamente, al menos dos personas saltaron a las vías para intentar ayudar a los lesionados. Fueron ellos quienes rescataron a la niña, que estaba por debajo del tren, aunque no la había arrollado.

Quienes saltaron a las vías levantaron a la niña y la devolvieron al andén, donde fue recibida por las preocupadas pero interesadas caras de las personas que presenciaron todo, incluidas dos señoras que la intentaron abrazar y confortar.

El vehículo mató al hombre, pero la menor se pudo salvar, presuntamente porque pudo rodar y no ser aplastada por las ruedas (Foto: Captura de pantalla)
El vehículo mató al hombre, pero la menor se pudo salvar, presuntamente porque pudo rodar y no ser aplastada por las ruedas (Foto: Captura de pantalla)

Las teorías sobre por qué el tren no la mató indican que la niña, al ser muy pequeña, pudo rodar y evitar el paso del tren, y por esa razón quedó por debajo del vehículo. El padre, cuya intención era precisamente ser arrollado, no corrió con la misma suerte.

Una de las testigos citadas aseguró sentirse “herida como madre” presenciar dicho incidente. “Tengo tres hijos, uno de seis, uno de 12 y otro de 22”, completó.

También las dos personas que saltaron a las vías a ayudar a la menor de cinco años fueron atendidos en un hopsital, el de Saint Barnabas, para tratarlos por las leves heridas que sufrieron.

Uno de los hombres ayudó a la menor a salir de abajo del tren y el otro la ayudó a subir al andén (Captura de pantalla)
Uno de los hombres ayudó a la menor a salir de abajo del tren y el otro la ayudó a subir al andén (Captura de pantalla)

Un hombre originario de Tennessee, que no presenció el hecho, se acercó rápidamente para ver qué había pasado, y de acuerdo con su testimonio a la cadena Fox, no dudó en saltar para ayudar a los heridos. “Ella gateó desde debajo del tren, hacia nosotros, entonces la agarré y se la pasé a otro hombre”, dijo. El segundo hombre la subió al andén.

“Sólo recuerdo que durante todo el tiempo ella decía ‘Papa, papa, papa’, era lo único que decía, no entendía lo que estaba pasando”, concluyó.

Si usted, o algún familiar o allegado suyo, está atravesando una crisis emocional de cualquier tipo, siente que nada tiene sentido o se encuentra atrapado en una situación a la que no le encuentra salida, llamar al 135 (línea gratuita desde Capital y Gran Buenos Aires) o bien al (011) 5275-1135 (desde todo el país).