El secretario de estado de EEUU, Mike Pompeo (Reuters)
El secretario de estado de EEUU, Mike Pompeo (Reuters)

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró que el gobierno de Donald Trump está tratando de conformar una "coalición" para apostar por la "diplomacia" tras los ataques contra dos instalaciones petroleras sauditas, en contraposición con las "amenazas" del ministro de Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif.

Tanto Estados Unidos como Arabia Saudita han señalado a Irán como responsable del reciente ataque contra dos refinerías, e incluso las autoridades sauditas mostraron el miércoles los restos de los misiles y los drones que supuestamente avalarían esta teoría.

"Estamos intentando conformar una coalición en un acto de diplomacia, mientras que el ministro de Exteriores de Irán amenaza con una guerra total y con luchar hasta con el último estadounidense", afirmó Pompeo, en declaraciones a los medios tras reunirse con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salman.

Pompeo, al igual que hiciese Trump, confirmó la futura aprobación de más sanciones contra Irán, país al que ha acusado también de tener relaciones con otros grupos de la región como el partido-milicia libanés Hezbollah.

Zarif se pronunció sobre la últimas acusaciones de Washington y Riad en una entrevista con la cadena CNN, para advertir de que "un enfrentamiento militar basado en el engaño es horrible, tendrá muchas víctimas".

"No dudaremos en defender nuestro territorio", apuntó el jefe de la diplomacia iraní, quien ha abogado por el diálogo para resolver cualquier discrepancia. "Nunca hemos empezado una guerra (…) en los últimos 250 años", esgrimió.

El canciller iraní Mohammad Javad Zarif durante una entrevista en Nueva York el 24 de abril de 2019 (Reuters)
El canciller iraní Mohammad Javad Zarif durante una entrevista en Nueva York el 24 de abril de 2019 (Reuters)

Irán alertó este jueves de que sus tropas están preparadas para entrar en combate y de que una guerra sería devastadora para la región, en un mensaje a Estados Unidos y Arabia Saudita.

El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salamí, subrayó durante una ceremonia que "los enemigos se han quedado sin opción en el campo de batalla ya que Irán ha cerrado todos los caminos para la infiltración hostil".

"Nuestros soldados, basijis (voluntarios islámicos) y guardias están preparados con los ojos abiertos en las fronteras y no estamos preocupados por los enemigos, grandes o pequeños", manifestó Salamí en alusión a Washington y Riad.

En su discurso, Salamí indicó asimismo que los rivales son "muy conscientes" de la capacidad militar de la nación y que por ello "se ven obligados a vincular cualquier incidente mediante afirmaciones falsas" con Irán.

 

Washington ha responsabilizado a Teherán de los ataques contra instalaciones de la petrolera saudita Aramco pese a que fueron reivindicados por los rebeldes hutíes chiítas del Yemen, que cuentan con el respaldo de Irán y están enfrentados a Arabia Saudita en el conflicto que asuela su país.

Con información de EFE y Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: