La nueva vida de Michael Phelps: cuál es su función en los Juegos Olímpicos y por qué necesita volver a nadar

El máximo medallista en la historia se mantiene cercano a la natación a pesar de haber dejado la competencia profesional

El estadounidense Michael Phelps, el atleta más ganador en la historia de los Juegos Olímpicos (EFE/ESTEBAN BIBA/Archivo)
El estadounidense Michael Phelps, el atleta más ganador en la historia de los Juegos Olímpicos (EFE/ESTEBAN BIBA/Archivo)

Su nombre quedó grabado para siempre en la historia del deporte mundial. Michael Phelps se transformó, gracias a su capacidad inigualable en el agua, en el deportista más ganador de los Juegos Olímpicos. Con 28 medallas en total, y 23 de ellas de oro, el nadador que representó a los Estados Unidos en cuatro ediciones y se retiró tras su actuación en Río 2016.

A cinco años de su última presentación en el máximo escenario de la natación y el deporte, el Tiburón de Baltimore ha sido noticia por haber contado los traumas que atravesó a lo largo de su trayectoria y cómo la depresión lo afectó hasta casi poner en jaque su carrera. En la actualidad, mientras disfruta de su vida familiar junto a su esposa Nicole y sus tres hijos, Boomer, Beckett y Maverick, Phelps está en Tokio disfrutando de sus primeros Juegos fuera del agua.

Como parte del equipo de comentaristas que la cadena NBC llevó a la capital de Japón para transmitir la acción a todo el territorio estadounidense, Michael es uno más de los analistas de la TV. En su caso, es el especialista que sigue todas las pruebas de la natación olímpica que se llevan a cabo en el fantástico Centro Acuático construido para la segunda edición de los Juegos Olímpicos en suelo nipón.

Estar aquí y no estar compitiendo es raro. Nunca había estado en unos Juegos así. Esta mañana he ido a la piscina de calentamiento a dar una vuelta y me he emocionado un poco. Me encontraba en mi lugar en el mundo, me sentía muy, muy cómodo. Pero, bueno, la experiencia igualmente está siendo interesante”, expresó el histórico nadador en una rueda de prensa que tuvo con varios medios internacionales de prensa en Tokio.

Phelps ganó 23 medallas de oro en sus cuatro Juegos Olímpicos (Getty Images)
Phelps ganó 23 medallas de oro en sus cuatro Juegos Olímpicos (Getty Images)

He descubierto que comentar en la televisión me gusta, que es todo un reto que la audiencia de Estados Unidos entienda qué está pasando, que aprecie los detalles técnicos, que disfrute del deporte como lo disfruto yo”, añadió el ganador de 23 oros olímpicos.

Más allá de hacer referencia a su función actual, Phelps también confirmó que ya no nada como lo hacía antes. Sólo se mete a la piscina en situaciones extraordinarias. “Sólo me lanzo al agua cuando necesito un descanso mental, un momento de tranquilidad. Si tengo uno de mis días, si lo estoy pasando mal, si estoy sufriendo por algo... entonces voy a la piscina”.

Y agregó: “Para mí ahora nadar es algo relajante, nadando desconecto la mente, me pongo en piloto automático. Pero igualmente entreno en el gimnasio tres veces a la semana con mi mujer, y el resto practico otros deportes como el golf”.

Tras una vida plagada de éxitos deportivos, Phelps le confesó al mundo a principios de 2018 que a pesar de sus logros sufría una profunda depresión que lo había dejado al borde del suicidio. En aquel entonces, explicó en varias entrevistas que esa etapa oscura de su vida había sido superada, pero en plena pandemia, dicha enfermedad volvió a hacerse presente en su vida ante el escenario que generó la crisis sanitaria en EEUU y el resto del mundo.

Phelps es la máxima estrella de la historia olímpica (EFE)
Phelps es la máxima estrella de la historia olímpica (EFE)

Aquí está la realidad: nunca me curaré. Esto nunca desaparecerá. Es algo en lo que he tenido que aceptarlo, aprender a lidiar con eso y convertirlo en una prioridad en mi vida. Y sí, es mucho más fácil decirlo que hacerlo”, escribió en una carta que se publicó en el sitio de ESPN.

Como una persona más entre la prensa y los oficiales que están habilitados para presenciar las eliminatorias y finales de la natación en Tokio 2020, Michael Phelps no se quedó en el pasado y disfruta de su nueva vida fuera de la pileta. “Ahora soy feliz. Estoy contento de quién soy. Puedo decir que no echo de menos los entrenamientos, aunque la competición siempre me despierta emociones”.

SEGUIR LEYENDO: