El “Caso Odegaard” que estalló en el Real Madrid: el último desplante que enfadó a la estrella en ascenso

Llegó a los 16 años como un joven prodigio, pero luego de seis temporadas –y cesiones en distintos clubes– no suma los minutos esperados y su suplencia en el Merengue durante la Supercopa activó la bomba

Martin Odegaard no sumó los minutos que esperaba y presiona para irse del Real Madrid (Foto: Reuters)
Martin Odegaard no sumó los minutos que esperaba y presiona para irse del Real Madrid (Foto: Reuters)

En enero del 2015, Real Madrid se anticipó a todos y se quedó con el pase de ese adolescente que recién cumplía 16 años y ya era sensación en Noruega. Seis temporadas más tarde, Martin Odegaard es un dolor de cabeza para la dirigencia y el cuerpo técnico: quiere marcharse ante los pocos minutos que acumula y es la portada principal de los medios madridistas por las últimas horas.

El denominado “caso Odegaard” explotó en las últimas horas luego de que Zinedine Zidane decidiera dejarlo sentado en el banco durante la derrota 2-1 ante el Athletic Bilbao por las semifinales de la Supercopa de España. El talentoso noruego sintió que ese era su señal de salida definitiva, después de que durante las últimas semanas advirtiera puertas adentro que no estaba conforme con su espacio en el equipo.

“Su malestar era grande antes de la Supercopa y lo es aún más desde ese duelo ante el Athletic en el que no jugó ni un minuto”, informó el periódico Marca sobre este muchacho de 22 años que durante su estadía por el club merengue acumula 16 presentaciones (8 Liga, 6 en Copa del Rey y 2 en Champions) y 3 goles (todos en Copa del Rey).

En España aseguran que la “convivencia entre Zidane y Odegaard no está siendo sencilla”, pero al mismo tiempo dejarlo salir en el próximo mercado de pases supondría “debilitar mucho al equipo”. Sin embargo, este atacante que antes de inclinarse por el Madrid estuvo en el radar de Liverpool, Manchester United, Bayern Múnich o Manchester City –por citar algunos casos–, ve que no tiene futuro en la Casa Blanca.

El principal problema se generó cuando la directiva lo impulsó a retornar al club para este temporada con la promesa de “minutos”, pero apenas fue titular en tres encuentros y luego empezó a perder poco a poco espacio hasta quedar casi relegado en la consideración del entrenador francés.

Fue suplente en la Supercopa de España y explotó (Foto: Reuters)
Fue suplente en la Supercopa de España y explotó (Foto: Reuters)

Su enojo es todavía mayor porque su intención era la de quedarse en la Real Sociedad, a donde era un titular habitual y mimado del entrenador Imanol Alguacil. Pero el Merengue lo tentó, lo sedujo, le prometió un futuro mejor. Frente a eso, dejó de lado las 36 presentaciones oficiales y los 7 goles que celebró en San Sebastián para calentar banco en Madrid.

Según anticipó el diario As, el entorno del jugador noruego ya contactó a los responsables de su ex club y activaron su plan de retorno a San Sebastián. ”Martín Odegaard explotó y solicitó formalmente al Real Madrid su salida cedido en este mercado de invierno”, advirtieron como una consecuencia de su último gran desplante: haber sido apartado de la lista de citados para el duelo de Copa del Rey contra Alcoyano que se disputará este miércoles.

Lo que es una realidad es que la figura de este joven prodigio que terminó de formarse en en el filial del Real Madrid tras sus comienzos en el Strømsgodset de su país, empieza a descascararse. Las estadías por el Heerenveen y Vitesse del fútbol holandés parecían prepararlo para dar el gran salto rumbo a las filas del poderoso Merengue. Sin embargo, su primera temporada formal como refuerzo del plantel principal no está siendo como esperaba y rápidamente busca un plan de partida.

Mientras tanto, sigue puliendo un frente de ataque temible con Erling Braut Haaland, su compatriota noruego que es una máquina de hacer goles en el Borussia Dortmund.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: