Rayados de Monterrey ganó la final de la Copa MX al vencer a un limitado Xolos de Tijuana

Después de un insípido partido, los dirigidos por el Turco Mohamed se convirtieron en el primer campeón del fútbol mexicano después de la pandemia de COVID-19

Rayados de Monterrey consiguió alzar el trofeo, después de vencer a Xolos de Tijuana en el marcador global (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)
Rayados de Monterrey consiguió alzar el trofeo, después de vencer a Xolos de Tijuana en el marcador global (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)

Después de varios meses, debido a la suspensión por la epidemia de COVID-19, el fútbol mexicano tuvo a su primer campeón del año. Rayados de Monterrey consiguió alzar el trofeo de la Copa MX, después de vencer a Xolos de Tijuana en el marcador global (2-1).

La gran fiesta de la copa se vivió este miércoles sin aficionados, quienes tuvieron que resignarse a ver el partido por televisión debido a las medidas sanitarias que todavía rigen en Nuevo León. Sin embargo, las emociones no faltaron, pues ambos clubes se esforzaron por darle una alegría a su hinchada.

La Jauría, que tenía la desventaja de un gol tras caer 0-1 en el partido de ida, salió al primer tiempo con hambre. Se olvidaron de la mala racha de resultados que arrastran desde hace más de un mes para buscar un tanto que los metiera a la pelea.

La Jauría, que partía en desventaja, salió al primer tiempo con hambre (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)
La Jauría, que partía en desventaja, salió al primer tiempo con hambre (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)

La Pandilla, que sabía de la necesidad de sus rivales, se limitó a contragolpear. Afortunadamente para los visitantes, el portero Jonathan Orozco se puso la playera de héroe, salvando a su equipo en tres ocasiones.

La única llegada de peligro de los fronterizos fue hasta el minuto 36, que vino de los pies del colombiano Fabián Castillo. El extremo llegó a línea de fondo y mandó una diagonal para su compatriota Christian Rivera, que estrelló el balón en un defensor de los Rayados.

Con mucha intensidad y poca claridad, los dirigidos por Pablo Guede tuvieron que irse al descanso con la cabeza baja. Del otro lado, los locales se fueron al vestidor con la ventaja en el marcador global y el cronómetro a su favor.

Los cambios y la falta de ideas en el ataque de los visitantes convirtió al encuentro en una noche taciturna (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)
Los cambios y la falta de ideas en el ataque de los visitantes convirtió al encuentro en una noche taciturna (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)

En el inicio de los segundos 45′, la historia fue la misma. Los Xolos pasaban el balón por la media cancha sin acercarse al área de Luis Cárdenas, mientras Monterrey sólo esperaba dentro de su cancha para cuidar el gol que les daba el trofeo de campeón.

El desastroso semestre de Tijuana comenzó a notarse con el paso del tiempo. Los cambios y la falta de ideas en el ataque de los visitantes convirtió al encuentro en una noche taciturna, donde lo único que sobresalían eran los gritos de los futbolistas.

En una jugada infantil, Vincent Janssen logró una falta dentro del área para que el silbante le marcara penal (87′). El mismo delantero holandés pidió la pelota para cobrarlo y, engañando a Orozco, mandó su disparo a las redes (1-0).

Los Xolos no pudieron emparejar la serie, por lo que los regios obtuvieron el primer título del año en el fútbol mexicano (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)
Los Xolos no pudieron emparejar la serie, por lo que los regios obtuvieron el primer título del año en el fútbol mexicano (Foto: Cortesía/ Xolos de Tijuana)

Curiosamente, cuando el equipo de la frontera parecía muerto, David Barbona le dio la esperanza a su club de soñar con estar en el podio. Con un disparo potente, el argentino venció al Mochis Cárdenas con ayuda del poste (1-1) y puso la final a un gol de la serie de penales.

Dos minutos separaban a los dirigidos de Antonio “Turco” Mohamed del título y el silbante vaticinó su victoria con otro penal. Ahora el cobrador fue el argentino Nicolás Sánchez, pero Orozco adivinó la trayectoria y paró el disparo.

A pesar del final cardíaco, los Xolos no pudieron emparejar la serie, por lo que los regios obtuvieron el primer título del año calendario en el fútbol mexicano. Además, consiguieron un histórico triplete al ganar la Liga, la Copa y la Liga de Campeones de la Concacaf, mejor conocida como “Concachampions”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Chivas anunció la baja definitiva de Dieter Villalpando por escándalo de presunto abuso sexual

Atlas empezó la reestructuración del club: despidió a Pedro Portilla, presidente del equipo

Ni San Lorenzo ni Colo-Colo: Pablo Guede aseguró que ganar la Copa MX con Xolos sería el título más importante de su carrera

“No nos vamos a guardar nada”: Turco Mohamed adelantó cuadro de lujo para la final de la Copa MX