Ryan Lochte tiene seis medallas olímpicas de oro (Reuters)
Ryan Lochte tiene seis medallas olímpicas de oro (Reuters)

Ryan Lochte busca a volver a ser la estrella que supo, junto con Michael Phelps, acaparar la natación norteamericana. El deportista de 35 años atravesó en los últimos tiempos los episodios más oscuros de su carrera, involucrado en escándalos, suspendido por dopaje y hasta inmerso en el alcohol y en la comida chatarra; pero ahora quiere cambiar su imagen.

Esta semana publicó en su cuenta de Instagram cómo luce su renovado cuerpo, que ha perdido 10 kilos en los últimos dos meses y que se prepara para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Lochte tiene en su haber 12 medallas olímpicas, pero en 2016 su carrera empezó a caer. El declive inició en los Juegos Olímpicos de Río, después de un incidente de borrachera en una gasolinera local, que él y sus compañeros quisieron hacer pasar como un intento de robo en el que habían sido víctimas. Luego, en 2018, fue suspendido por 14 meses por violación del reglamento antidopaje, tras recibir una inyección intravenosa.

El cambio físico de Ryan Lochte en apenas dos meses (Foto: Instagram @ryanlochte)
El cambio físico de Ryan Lochte en apenas dos meses (Foto: Instagram @ryanlochte)

Ahora, en diálogo con NBC, el nadador estadounidense contó cómo fue su vida tras la suspensión: “Me pasé a la comida rápida y comencé a comer de todo”, y admitió: “Si seguía por este camino destructivo... iba a ocurrir algo trágico. Cuando nació mi hija, el entrenamiento comenzó a desaparecer".

Pero sus problemas de adicción no son una novedad. En octubre de 2018 protagonizó un incidente en un hotel de California que provocó que la seguridad del hotel llame a la policía. Días después de aquel episodio, su abogado, Jeff Ostrow, en diálogo con TMZ reveló: “Ryan ha estado luchando contra la adicción al alcohol durante muchos años y, lamentablemente, se ha convertido en algo destructivo para él. Reconoció que necesita asistencia profesional para superar su problema y que recibirá ayuda de inmediato”.

Ahora, con 10 kilos menos y en buen estado físico, Lochte se prepara para volver de la mejor manera: “Ajusté mi dieta y mi rutina de ejercicios. Los tiempos que estoy haciendo son similares a los que hacía en mis entrenamientos de 2012, cuando estaba en mi máximo apogeo”. “Mi objetivo es representar a Estados Unidos en Tokio 2020”, aseguró en su cuenta de Twitter.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: