Dos de cada tres empleados en Colombia son infelices en los trabajos

Bajos salarios, poca flexibilidad y falta de “motivación” en metas y objetivos son las principales causas de infelicidad en los empleados

Guardar

Nuevo

Foto de archivo. Un empleado de Central Cervecera trabaja en la planta de la empresa en Sesquilé, departamento de Cundinamarca, Colombia, 3 de mayo, 2019. REUTERS/Carlos Julio Martínez
Foto de archivo. Un empleado de Central Cervecera trabaja en la planta de la empresa en Sesquilé, departamento de Cundinamarca, Colombia, 3 de mayo, 2019. REUTERS/Carlos Julio Martínez

Dos de cada tres empleados en Colombia son infelices en las compañías donde trabajan, según concluyó un análisis de la firma Change Americas, a través de la unidad de especialistas en Endomarketing True Love, luego de analizar los datos de más de 500 empresas y la conexión con el estudio del índice de felicidad organizacional de Hispanoamérica.

Según el informe de Change Americas, Colombia es el país donde más insatisfechos están los empleados en las empresas, seguido por Chile, México, Perú, Argentina y España.

Así mismo, el análisis destacó que los bajos salarios, la poca flexibilidad, la centralización física de espacios de trabajo que podrían ser remotos y la falta de “motivación” en metas y objetivos son las principales causas de infelicidad en los empleados, a lo que también se suma la ausencia de estrategias de retención y medición de la satisfacción del colaborador. Uno de los hallazgos más notables denota que más del 60 % de los líderes empresariales y de recursos humanos no disponen de programas adecuados para ello.

“La felicidad laboral hoy en día es una tendencia que tiene relación directa entre la satisfacción del empleado y los resultados en la organización. Por ende, las empresas deben ser conscientes de que la obtención de buenos resultados financieros está estrechamente ligada al desempeño de los colaboradores, y el desempeño a su satisfacción en la compañía. Por tanto, hay que motivar a las personas”, afirmó al respecto la gerente de Innovación en True Love de Change Americas, Pilar Solano, afirmó que

El endomarketing, que hace referencia a las estrategias de marketing al interior de la organización, con foco en la experiencia los empleados y que desde hace varios años es tendencia internacional con notables resultados en la potencialización de resultados de grandes compañías en el mundo desde el compromiso y el enamoramiento del talento humano resulta ser un asunto que apenas lo adoptan algunas organizaciones conscientes de estas realidades en el sector empresarial en Colombia y Latinoamérica, pero que cada vez se incorpora a las estrategias de las áreas recursos humanos de más organizaciones.

De ahí que grandes compañías referentes en estrategia y gestión del talento humano le apuesten con fuerza a este mercado que no solo busca motivar a los empleados del país en el proyecto de felicidad laboral, sino que también aporta a la sostenibilidad financiera del tejido empresarial.

“Las empresas deben contar con estrategias de endomarketing no convencionales, y de esta forma sean más cercanas a sus colaboradores con el desarrollo de acciones pensadas desde el corazón para enamorar a los empleados. Se deben generar experiencias que, además de conmover, emocionar y entretener, inviten a la acción desde la emoción, y provocar así el cambio y la transformación al interior de las organizaciones desde el capital humano”, agregó Solano.

Las malas prácticas de las empresas que hacen infelices a los empleados

Aunque en ocasiones la insatisfacción de los empleados puede deberse a temas personales o a frustraciones propias de sus anhelos profesionales, en muchos casos son las empresas las que, con malas prácticas, propician estos escenarios. Por eso, Change Americas generó un listado con las acciones equivocadas más comunes que cometen las empresas y que pueden llevar a la infelicidad de los empleados:

- Burocracia y fallas en la comunicación en todos los niveles, lo que impidE que los empleados conozcan, pregunten y afiancen los mecanismos para conseguir los resultados.

- No tener en cuenta la voz de los empleados para la toma de decisiones sobre el futuro de la empresa.

- Falta de estrategias contundentes de clima laboral, lo que repercute en pésimas conductas como los rumores o chismes de pasillo.

- Esquemas salariales por debajo de los promedios del mercado.

- Inflexibilidad laboral y centralización de puestos de trabajo.

- No propensión de espacios para la socialización y convivencia.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo