Estas son las razones por las que cuatro localidades de Bogotá no entraron en cuarentena

Criterios que abarcan velocidad de contagio así como menores riesgos para los adultos mayores serían fundamentales para mantenerlas abiertas en medio de la crisis que vive la capital.

Al parecer, el centro de Bogotá no entraría en cuarentena mientras otras localidades son guardadas por la velocidad de contagio.REUTERS/Luisa Gonzalez
Al parecer, el centro de Bogotá no entraría en cuarentena mientras otras localidades son guardadas por la velocidad de contagio.REUTERS/Luisa Gonzalez

Pese al aumento de contagios en la capital de la república, al toque de queda nocturno y a la alerta roja por ocupación de UCI, la opinión pública se pregunta por qué ciertas localidades, caracterizadas por un alto flujo de habitantes que están implicados en aglomeraciones de todo tipo, aún no son objeto de cuarentena sectorizada, como por ejemplo Engativá o Suba.

Chapinero, Antonio Nariño, Los Mártires y Santa Fe, caracterizadas por contar con sectores comerciales de gran demanda que facilitan las aglomeraciones así como el tránsito de millones de ciudadanos, permanecen abiertas sin que, en el corto plazo, se perciba que la Alcaldía Mayor tome las medidas restrictivas para frenar los contagios.

Son significativos los casos de las localidades de Chapinero y Antonio Nariño, que en la anterior cuarentena del primer semestre de 2020, enfrentaron cierres prolongados por los contagios al interior de cada una.

Según la web distrital Saludata, ambas localidades superaron los 1.000 y los 500 casos activos, respectivamente, otro motivo más para considerar la cuarentena.

50.000 casos activos de covid-19 en Bogotá
50.000 casos activos de covid-19 en Bogotá

La razón está en las bajas tasas de número de personas que se contagian por un infectado, o RT.

Para el caso Chapinero, es de un 0,9, lo que implica que el virus circula con menor velocidad que en otras zonas de la ciudad. En Antonio Nariño, dicho Rt es un poco más alto: 1,1.

Lo anterior motivó a que la Alcaldía Mayor excluyera a estas dos localidades de la cuarentena sectorizada.

Este análisis también cubrió a Los Mártires, La Candelaria y Santa Fe: para las dos primera, la velocidad de contagio es de 0.9 y de 0,8 para la tercera, datos semejantes a Chapinero y Antonio Nariño.

En resumen, estas localidades no se encuentran entre las de mayor contagio en la ciudad, como lo expuso Saludata, pero dado el incremento general de contagios podrían estar expuestas a cuarentena en un escenario a corto plazo.

Es menester señalar que la decisión de declarar una cuarentena tiene como objeto la reducción de casos de contagiados así como contener la demanda por unidades de cuidados intensivos (UCI), .

En las últimas horas del 12 de enero, para éste último criterio las cifras estaban en 91,7 por ciento de ocupación y 93,5 por ciento la exclusivas de Covid, por lo que la Alcaldía de Bogotá tuvo en cuenta indicadores complementarios como casos activos, la velocidad de contagio y la positividad (personas a las que les han realizado la prueba y resultan positivas), además del riesgo de infección para los adultos mayores quienes corren más riesgo de infectarse.

Estos factores incidieron en la cuarentena para la localidad de Teusaquillo, con un Rt de 0,9 semejante a Chapinero pero con más de 1.065 casos activos.

Lo que no deja de ser motivo para que voces de la academia objeten las medidas.

Luis Jorge Hernández, médico salubrista, epidemiólogo y profesor de la Universidad de los Andes, afirmó que las decisiones de la Alcaldía responden a cuestiones de tipo político y no de salubridad.

Aduce que los responsables carecen de información suficiente para este tipo de medidas y considera que no debe cerrarse localidades sino barrios, o UPZ.

En declaraciones para El Tiempo, el médico Hernández no ocultó su molestia: ”Están tomando decisiones sin mucha información, son decisiones más de tipo político”, a lo que agregó: ”Las decisiones deben tomarse por tasa de casos activos, porcentaje de crecimiento, de positividad y por los indicadores del PRAS (número de contactos por caso, tiempo entre la realización de la prueba y entrega de resultado, porcentaje de contactos captados antes de las 48 horas, porcentajes de personas que están aislados), eso sí tendría más validez”.

Teusaquillo, que concluye cuarentena de manera anticipada en la próxima semana, es objeto de atención por parte de Hernández, quien afirma no entender por qué se impactó a la totalidad de la localidad, cuyas cifras en cuanto a adultos mayores son menores que Barrios Unidos y Chapinero.

Mientras se busca detener la alta tasa de contagios, estas cuatro localidades seguirán abiertas y a la expectativa por lo que ocurra con las siguientes decisiones de la Alcaldía Mayor.

<mark class="hl_orange">También le puede interesar</mark>



TE PUEDE INTERESAR