Agro Superior se va del Atlántico después de que lugareños le robaran a la empresa 25.000 gallinas

El responsable de la finca afirma que la empresa demandará por el hurto del que fueron víctima. Además, reveló que ha recibido amenazas de muerte.

Guardar

Nuevo

El robo representa pérdidas por $ 600 millones, según representante legal de Agro Superior. Foto: Shutterstock
El robo representa pérdidas por $ 600 millones, según representante legal de Agro Superior. Foto: Shutterstock

Después de que se conociera el robo de más de 25.000 gallinas en una finca de Repelón (Atlántico), Agro Superior, empresa dueña de las aves, decidió irse del municipio y aseguró que demandará por el hurto del que fue víctima. Darío Raggio, un argentino a cargo de la finca desde hace dos años asegura que los dueños de la empresa y él jamás habían visto una situación como esta, por eso tomaron la decisión.

“Hoy por hoy, de verdad no tengo la intención de continuar por cuestiones muy obvias”, dijo Raggio a Caracol Noticias este 29 de diciembre.

Las autoridades locales aseguraron que el responsable de la finca ya instauró una denuncia por el hurto y se está investigando la situación para identificar a los responsables. Raggio aseguró que también demandará al Estado por los daños de los que fue víctima.

“Alguien debe responder por nuestro patrimonio, obviamente no podemos reclamarle a los vándalos que nos saquearon, pero alguien en el Estado debe dar una respuesta acerca de nuestro patrimonio”, aseguró el argentino.

Raggio reveló que esta decisión de irse del municipio y demandar también le está generando problemas ya que ha recibido amenazas de muerte en las últimas horas. Aseguró también que, pondrá una denuncia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se proteja su integridad física.

<b>Así sucedió el robo</b>

La situación parece irreal, pero sucedió el 24 de diciembre, justo cuando el mundo entero celebraba la Navidad. En la finca que administraba Dario Reggio, ubicada al suroccidente del Atlántico, más de 4.000 personas entraron sin autorización al predio y robaron más de 25.000 gallinas, bandada avaluada en 600 millones de pesos.

Al parecer, el robo de las aves no fue planeado con minucia. Fue, más bien, producto del voz a voz. Las personas que asaltaron la finca llegaron al lugar después de que corriera un rumor que afirmaba que el propietario del predio estaba en la cárcel y por eso la finca había quedado deshabitada. La información, según el teniente coronel Fredy Patiño, comandante operativo de la Policía del Atlántico, fue difundida por uno de los empleados de la finca, aunque esta información aún no ha sido confirmada.

“Un trabajador había informado que el dueño había sido aprehendido o que estaba encarcelado y que la finca no tenía dueño. Es así que la gente y lugareños del municipio de Repelón y vecinos de Villa Rosa, donde está la finca, entran a las instalaciones de la finca y empiezan a saquear a las gallinas”, dijo el coronel Patiño.

Pese a que el personal de seguridad de la finca intentó impedir el paso de la turba, pues no estaba vacía y sí tenía dueño —la empresa avícola Agro Superior—, fue imposible, de acuerdo con lo narrado por Darío Raggio, representante legal de la compañía.

“Con las gallinas acabaron y literalmente devastaron; se llevaron alrededor de unos 25.000 animales y gallinas ponedoras que estaban en la mitad de su ciclo de postura”, explicó Raggio a la emisola La FM. Hasta este 29 de diciembre, hubo pobladores que quisieron sacar provecho de la situación, pero fueron retirados por personal de la Sijín de la Policía.

Además del robo y la matanza de las aves, pues los delincuentes mataron a las gallinas que no pudieron llevarse, los ‘amigos de lo ajeno’ saquearon las instalaciones de la finca: láminas de zinc, tuberías y cableados. A quienes intentaron impedir el hecho de vandalismo, según Raggio, los amenazaron con “armas blancas, tipo machete,” y hasta escopetas.

“Las gallinas que los vándalos no se pudieron llevar las mataron. Los tarros de comida también se los llevaron”, comentó en un video un trabajador de la finca, compartido por el periodista barranquillero, José Granados.

Para los lugareños fue fácil apropiarse de las gallinas, explicó el comandante Fredy Patiño, debido a que “si bien es cierto que son aves de corral, salen a pastorear y consumir yerba en horas de la tarde, alrededor de las 4 p.m. hasta las 6 p.m”.

En la actualidad, las autoridades están tratando de identificar a quienes ingresaron al predio, así como a quien dijo que su dueño estaba en la cárcel.

También le puede interesar:

Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS