Vallas de obras públicas en Bogotá deberán tener conteo regresivo y porcentaje de ejecución

Desde ahora, los contratistas de obras públicas de la ciudad deberán ubicar información específica en las vallas de las obras.

@idubogota
@idubogota

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) informó que, a partir de ahora, los contratistas de las obras públicas que se realicen en la ciudad de Bogotá deberán colocar información específica sobre el desarrollo de esta en las vallas. El acuerdo se estableció en el Concejo de Bogotá y fue sancionado por la alcaldesa Claudia López.

El Acuerdo 787 del 14 de diciembre de 2020 establece que los contratistas que ejecuten contratos de obra pública en el Distrito Capital deben publicar en sus vallas informativas de ejecución un conteo regresivo de los días que faltan para la entrega, y el porcentaje de ejecución de estas.

De la misma forma, según la entidad Distrital, los contratistas deben informar a la comunidad las razones por las que se presentan prórrogas y adiciones en los contratos, esto como una forma de realizar un seguimiento a las obras públicas por parte de los entes de control y de la misma ciudadanía.

“Se espera con esta medida generar un mayor compromiso y cumplimiento de las responsabilidades por parte de los contratistas con la ciudad, promover la confianza entre la ciudadanía, la administración distrital y los contratistas, para fortalecer acciones de control social y seguimiento de las obras públicas por parte de los ciudadanos, a través de diversos escenarios de participación”, aseguró el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca.

El acuerdo también ordena que la información debe ubicarse en un lugar visible y “deberá incluirse datos como el número del proceso de contratación, los nombres de los representantes legales de los contratistas, los días que faltan para la finalización del plazo contractual y el porcentaje de ejecución a la fecha”.

La orden ya está funcionando en toda la ciudad, pero tendrá especial énfasis, según el IDU, en obras de gran magnitud que se desarrollen en la ciudad capital. Por esta razón, las primeras obras públicas que deberán cumplir con la norma será “las correspondientes a fase I de la Primera Línea del Metro, y las relacionadas con el sistema de transporte público e infraestructura de la ciudad, en concordancia con el Plan de Desarrollo”.

El acuerdo 165 de 2020, “por medio de la cual se establece la instalación de un aviso de conteo regresivo informativas de ejecución de obras públicas en Bogotá y se dictan otras disposiciones”, se aprobó en noviembre de este año en el Concejo de Bogotá con 31 votos a favor y fue sancionado por la alcaldesa Claudia López esta semana.

Además, el IDU informó que ellos coordinarán, desde la fecha, que el Acuerdo 787 del 14 de diciembre de 2020 sea cumplido por los contratistas y seguirá garantizando que la información que se ponga en las vallas también se presente en espacios de diálogo, participación, control social y servicio a la ciudadanía, establecidos por la entidad.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: