Declararon monumento histórico al ex Hospital Militar de Santiago de Chile donde funcionó un centro de detención de la dictadura

El lugar se utilizó como centro de tortura entre 1973 y 1974

Guardar

Nuevo

El subterráneo del ex Hospital Militar de Chile. (Foto Twitter: @culturas_cl)
El subterráneo del ex Hospital Militar de Chile. (Foto Twitter: @culturas_cl)

El subterráneo del ex Hospital Militar de Chile, que fue utilizado como centro de detención en la dictadura de Augusto Pinochet, fue declarado como Monumento Histórico.

La decisión se emitió en Chile como un “hito histórico para la reparación” de las víctimas que transitaron por este lugar. Diversas autoridades de Gobierno asistieron hasta el ex Hospital Militar, actual Hospital Metropolitano, ubicado en Santiago, para realizar la declaración.

El subterráneo se utilizó como centro de detención en la dictadura de Pinochet desde 1973 a 1974. Fue declarado como Monumento Histórico después que Ximena Canales Fernández, una usuaria del Programa de Reparación y Atención Integral en Salud (PRAIS), declarara que el lugar funcionó para la tortura y la privación de libertad.

El gobierno chileno se hizo presente en la declaración. Hasta este lugar asistió la ministra de Salud, Ximena Aguilar, la ministra de Cultura, Julieta Brodsky, y la ministra del Interior, Carolina Tohá.

Para Tohá esta ocasión tenía un sentido mucho más cercano. Su padre, José Tohá, fue víctima de este recinto y ocupó el cargo de ministro del Interior del presidente Salvador Allende. “Cuando llegamos en el auto y me bajé, tomé conciencia de que la última vez que entré a este recinto fue el 6 de febrero de 1974, era el día del cumpleaños de mi padre, en que nos autorizaron a visitarlo”, dijo.

Tohá recordó que su padre llegó a este recinto después de estar recluido en la Isla Dawson, al sur de Chile. “Él murió el 15 de marzo de ese mismo año, 5 semanas después. Había entrado a este recinto unas semanas antes provenientes de la Isla Dawson donde estaba en un campo de concentración. Mientras estuvo acá era sacado periódicamente y trasladado a recintos de la Fuerza Aérea de Chile, donde era sometido a interrogatorios y a torturas”.

La ministra continuó narrando que “algunas de esas salidas duraron varios días y mi madre no recibía ninguna información de donde estaba él, en su desesperación logró alguna vez que Augusto Pinochet la recibiera, que se mostró totalmente escandalizado por esta situación y a los pocos días volvió al recinto”.

Reconocer la memoria

El lugar contará con un circuito de tres etapas acompañadas de testimonios gráficos, biografías de las víctimas que pasaron por este lugar. Todo esto fue preparado por el equipo del Museo de la Memoria.

Por último, la ministra del Interior dijo que se debe “reconocer sitios de memoria y que varios de ellos tengan categoría de Monumento Nacional, cuando lo hacemos, sin duda, hacemos un acto de reparación; no lo quiero decir en abstracto, yo personalmente siento una reparación que este lugar sea reconocido como un lugar especial”.

Seguir leyendo: