Tras la ruptura en el Gobierno de Perú, Castillo busca limitar las razones por las que se puede destituir al presidente

Días después de que se registrara un cisma interno en la coalición gobernante, el primer mandatario quiere que la moción de censura contra los ministros únicamente proceda por materias relacionadas con el ejercicio del cargo

La primera ministra, Mirtha Vásquez, y el presidente peruano, Pedro Castillo (Foto: Europa Press)
La primera ministra, Mirtha Vásquez, y el presidente peruano, Pedro Castillo (Foto: Europa Press)

El Gobierno del presidente peruano, Pedro Castillo, presentó este martes un proyecto de ley al Congreso para limitar los argumentos para la destitución del mandatario para que sólo pueda ser aprobada por incapacidad mental o física.

Con este proyecto de ley, el Ejecutivo peruano busca que el Parlamento ratifique que los motivos para destituir o vacar al presidente de la República son por incapacidad física o mental permanente, acreditada por una junta médica y aprobada por dos tercios de los legisladores.

Asimismo, en el caso de que la incapacidad física o mental sea temporal, el cargo se suspende.

La propuesta legislativa también aborda el tema de la cuestión de confianza, dado que el propio Legislativo tiene previsto aprobar este martes, por insistencia, un proyecto sobre la facultad del jefe de Estado para plantear la confianza o aprobación a su gabinete.

El proyecto de ley del Ejecutivo afirma que la exposición de la política general del Gobierno, que realiza el presidente del Consejo de Ministros dentro de los 30 días de haber asumido funciones, no da lugar al voto de confianza.

Precisamente, la confianza al gabinete es uno de los temas de mayor debate en los últimos días en el país, dado que Castillo ha removido a los sectores del ala partidaria más extrema de su gabinete con el objeto de reducir los cuestionamientos a su Gobierno desde el Congreso.

Con una nueva jefa del gabinete, la ex legisladora Mirtha Vásquez, el mandatario ha tomado distancia de los sectores más radicales del partido marxista Perú Libre, que lo llevó a la Presidencia de Perú, pero debe recibir la confianza del Parlamento en los próximos días para seguir con su flamante Consejo de Ministros.

El presidente de Perú, Pedro Castillo en una fotografía de archivo (Foto: EFE/ Paolo Aguilar)
El presidente de Perú, Pedro Castillo en una fotografía de archivo (Foto: EFE/ Paolo Aguilar)

El proyecto de ley que ha presentado plantea que la moción de censura contra los ministros únicamente procede por materias relacionadas con el ejercicio del cargo y que, de darse ese caso, el ministro aludido debe renunciar.

De igual forma, establece que ante la renuncia del primer ministro por censura, todo el gabinete renunciará con él.

Además, precisa que “no procede cuestión de confianza cuando verse sobre materias que afecten las competencias exclusivas y excluyentes del Congreso de la República o de los otros organismos constitucionalmente autónomos”.

La propuesta legislativa del Gobierno responde a la insistencia del Congreso para aprobar un dictamen de la Comisión de Constitución, observado por el Ejecutivo, que puede facilitar la destitución presidencial, según comentaron los ministros de Estado.

El actual Parlamento, de mayoría opositora, intenta impedir que Castillo promueva la Asamblea Constituyente para modificar la carta magna, una de sus promesas de campaña, así como un eventual cierre del Legislativo, como hizo el ex mandatario Martín Vizcarra en 2019.

De acuerdo a la legislación vigente, el jefe de Estado puede cerrar el Congreso en el caso de que este le niegue en dos oportunidades consecutivas el voto de confianza a su gabinete.

La legisladora del partido fujimorista Fuerza Popular Patricia Juárez afirmó que “de ninguna manera se está haciendo una modificación constitucional implícita y tampoco se le está recortando (las facultades) al señor presidente de la República, ni al presidente del Consejo de Ministros”.

Juárez defendió el argumento del Congreso de que el Ejecutivo no puede observar reformas constitucionales y tampoco puede pedir la confianza sobre reformas constitucionales.

La congresista añadió que “lo único que se ha hecho es regresar al equilibrio perdido por la irrupción, amenaza, abuso y prepotencia que, en su momento, hizo el señor Vizcarra”.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR