Uruguay abrió el registro para aplicar terceras y cuartas dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus a la población inmunizada con Sinovac

Así lo anunció el Ministerio de Salud del país sudamericano este martes

Una mujer recibe una vacuna contra la covid-19 en el Hospital Público de Rivera, en Rivera (Uruguay). EFE/Raúl Martínez/Archivo
Una mujer recibe una vacuna contra la covid-19 en el Hospital Público de Rivera, en Rivera (Uruguay). EFE/Raúl Martínez/Archivo

El Ministerio de Salud de Uruguay anunció que todos los vacunados con dos dosis de Sinovac podrán anotarse para recibir una tercera y cuarta inyección de refuerzo de Pfizer.

Los interesados deberán ingresar sus datos para que les sea asignado un turno luego de pasados los 90 días de terminado el esquema de vacunación. Los que hayan recibido dos inyecciones con el preparado de Sinovac, recibirán una tercera y cuarta dosis de Pfizer.

“También se deben agendar los inmunodeprimidos moderados y severos que serán priorizados en la asignación de cupos. Los que se hayan vacunado con dos dosis de Pfizer o Astrazeneca recibirán una tercera Pfizer”, informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

El Ministerio de Salud Pública de Uruguay dice que la decisión —que estaba en estudio desde hace varias semanas— se tomó tras la recomendación de la Comisión Nacional Asesora de Vacunas. EFE/Archivo
El Ministerio de Salud Pública de Uruguay dice que la decisión —que estaba en estudio desde hace varias semanas— se tomó tras la recomendación de la Comisión Nacional Asesora de Vacunas. EFE/Archivo

Uruguay registró el lunes 160 casos nuevos de coronavirus y seis fallecimientos, según indicó el reporte diario del Sistema Nacional de Emergencias del país (Sinae).

Desde el inicio de la pandemia, se registraron 381.715 contagios y 5.972 personas murieron producto del COVID-19. Actualmente, hay 1.904 individuos que se encuentran cursando la enfermedad, 48 de ellos ingresados en centros de tratamientos intensivos (CTI).

Por otra parte, las fronteras del país continúan cerradas a los no residentes, salvo excepciones por motivos diplomáticos, personales o económico-laborales, con autorización expresa del Ejecutivo.

EFE/Raúl Martínez/Archivo
EFE/Raúl Martínez/Archivo

Asimismo, científicos uruguayos anunciaron que la primera ola de contagios de COVID-19 que sufrió el país sudamericano a fines del año pasado se debió a una mutación local del SARS-CoV-2.

El Instituto Pasteur de Uruguay, con sede en Montevideo, informó en un comunicado que la variante P.6 se generó en ese país, pero luego fue desplazada por la P.1, conocida también como brasileña, que circula prevalentemente entre la población uruguaya por lo que estimó que la variante de ese país dejó de producir infecciones desde fines de abril pasado y actualmente ha desaparecido.

El descubrimiento de la variante uruguaya fue realizado por investigadores del Grupo de Trabajo Interinstitucional (GTI), que realiza la vigilancia genómica. Según los estudios de ese equipo de científicos, la variante apareció en noviembre de 2020 y prevaleció en el número de contagios hasta marzo de 2021.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: