(REUTERS/Ivan Alvarado)
(REUTERS/Ivan Alvarado)

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile reportó este miércoles que su recuento de detenidos en Chile después de seis jornada de protestas ascendió hasta 2.410 después de un día de multitudinarias protestas en muchas ciudades del país.

El organismo, una entidad pública pero autónoma, indicó en su último balance, ya en horas de la noche, que del total de detenciones 898 se produjeron en Santiago, donde hoy se reunieron en Plaza Italia alrededor de 100.000 personas para mostrar su descontento, y 1.512 en el resto del país.

La mayoría de los detenidos son hombres adultos (1.565), además de 442 mujeres y 274 menores, aunque hubo casos que no pudieron ser constatados el sexo y edad de los apresados, según señaló el INDH.

Las protestas han dejado además al menos 18 fallecidos, cuatro de ellos ciudadanos extranjeros y del total de las muertes 5 ocurrieron presuntamente a manos de agentes del Estado.

En cuanto a los heridos, el organismo de derechos humanos contabiliza 535 personas víctimas no mortales desde el pasado jueves, cuando las manifestaciones por el alza en el precio del pasaje del Metro de Santiago se convirtieron en fuertes protestas, disturbios, incendios y saqueos que se replicaron por todo el país con el paso de los días.

Además, agregaron que 210 del total de heridos fueron por armas de fuego.

El INDH ha presentado 55 acciones judiciales por las situaciones que reportan desde hace días durante las manifestaciones.

Cinco de estas acciones judiciales fueron denuncias por homicidio por los casos de fallecidos presuntamente en acciones en las que intervinieron policías o militares, estos últimos al mando del orden público desde que se empezaron a decretar estados de emergencia a lo largo de todo el país.

AP
AP

También se querellaron por 8 casos en los que los detenidos acusan haber sufrido violencia sexual, y en este apartado englobaron desnudamientos, amenazas de violaciones y tocamientos.

Las cifras del INDH son mucho más abultadas que las del Gobierno, que da cuenta de 197 heridos, según el informe entregado este miércoles por el Ejecutivo.

Además, constataron relatos de torturas y abusos de agentes de las fuerzas del Estado durante las protestas en los últimos días.

A nivel internacional, Human Rights Watch (HRW) instó este martes al Gobierno de Chile a que respete los derechos humanos a la hora de contener las protestas.

Cientos de miles de personas se lanzaron hoy a las calles de todo el país para protestar, por sexto día consecutivo contra la desigualdad en Chile y rechazar la batería de medidas sociales anunciadas en la víspera por el presidente Sebastián Piñera.

El aumento del precio del pasaje del metro de la capital chilena marcó el inicio de una oleada de protestas que con el paso de los días, despertó el hartazgo de parte de la ciudadanía por las altas tarifas que pagan por servicios de luz o gas, el nulo reparto del sistema de pensiones o los deficientes servicios de salud pública, generando un estallido social desconocido en la historia reciente de Chile.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: