El Banco Central del Uruguay multó a la fintech Wenance por dos millones de dólares

La firma de Alejandro Muszak prometía una renta fija cuando lo esperable era una rentabilidad variable, según el regulador uruguayo. El CEO adjudicó la imposibilidad de pagos al aumento de la tasa de morosidad

Guardar

Nuevo

La fintech Wenance también fue sancionada en Uruguay
La fintech Wenance también fue sancionada en Uruguay

(Desde Montevideo, Uruguay) - Mientras en Argentina el CEO de la empresa de préstamos online Wenance, Alejandro Muszak, fue detenido y sufre varios revés judiciales, en Uruguay la Fiscalía avanza en una investigación tras la denuncia de 600 damnificados que dicen haber sido perjudicados por las maniobras de la fintech. En paralelo, el Banco Central del Uruguay (BCU) ordenó el cierre de la tecnológica y la sancionó por algo más de USD 2 millones.

Wenance estructuraba fideicomisos privados para financiar los préstamos que otorgaba. Con la promesa de buenas rentabilidades, la empresa había captado a empresarios, abogados, contadores y comerciantes como clientes. Pero de un día para el otro dejó de pagar dividendos.

En la resolución, el BCU asegura que hubo denuncias de clientes que reclamaron por la falta de pagos de sus inversiones de parte de la sociedad anónima uruguaya de Wenance. La firma otorgaba préstamos a través de medios digitales y, como fuente de pago alternativa, realizaba cesiones de crédito de su cartera de préstamos a favor de los inversores.

Según las cifras de la empresa, estas operaciones de venta de la cartera bajo la modalidad de cesiones de crédito ascendieron a USD 9,6 millones entre el 1°de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021. Fueron en total 438 operaciones.

¿Cómo era la maniobra en Uruguay? El BCU detalla que a los inversores se le hacía una propuesta que suponía una entrega de capital a Wenance. La fintech asumía la obligación de una renta expresada en una tasa fija de pago mensual en determinados plazos (que podían ser 12, 24 o 30 meses). Esa renta variaba según el monto, el plazo o la moneda. Cuando la firma estaba por captar a un inversor, le facilitaba simuladores para el cálculo de la renta de su inversión.

Alejandro Muszak tras su arresto en Argentina
Alejandro Muszak tras su arresto en Argentina

Muszak explicó a las autoridades del BCU que los pagos que se le prometían a los clientes no eran en función de la cobranza de los vales cedidos sino que, por el contrario, Wenance realizaba una proyección del flujo de la cobranza de los vales y pagaba un monto fijo mensual en función de ese pronóstico que se hacía. El CEO señaló que esta metodología se realizaba en el inicio de las actividades, pero reconoció que debido al crecimiento de la morosidad en la cobranza de los préstamos la firma “debió interrumpir los pagos comprometidos a los inversores”.

El CEO admitió que el aumento de la tasa de morosidad derivó en la imposibilidad de hacer frente a las obligaciones que tenía Wenance en Uruguay, lo que motivó que la fintech decidiera solicitar la declaración de concurso voluntario.

El BCU concluyó que la operativa que desarrollaba Wenance en Uruguay no se condice con lo “esperable a la instrumentación” de la operativa. La suscripción de las cesiones de crédito, cuando lo único que hay es un mandato de administración y de gestión, debe arrojar “como resultado una rentabilidad variable para cada inversor”, en función de la cobranza de los vales que haya cedido.

Cuando Wenance Uruguay se obligó a sí misma a pagarle una tasa de interés fija a los inversores, asumió “para sí el riesgo de crédito de los vales cedidos e incluso el riesgo de tipo de cambio por aquellas operaciones nominadas a una moneda distinta a la entregada por el inversor”.

El Banco Central del Uruguay sancionó a Wenance por USD 2 millones
El Banco Central del Uruguay sancionó a Wenance por USD 2 millones

Por este motivos, los inversores –ahora los denunciantes– identifican que Wenance es la responsable del pago y no le reclaman a los libradores de los vales ante la falta de pago.

El BCU consideró que las irregularidades constatadas de Wenance afectan, entre otras cosas, la reputación del sistema financiero uruguayo, y concluye que se trata de una infracción grave. No consideró “de recibo” los argumentos que presentó la fintech y decidió sancionarla con la instrucción al cierre de la operativa en Uruguay y con una multa de 13 millones de unidades indexadas a la inflación (USD 2,03 millones).

Antes, el BCU también había resuelto la cancelación de las actividades de la asesora de inversión Big Capital, relacionada a Wenance, por una “multiplicidad de incumplimientos”.

Últimas Noticias