Alemania y Holanda vencen a Gran Bretaña en el velódromo

IZU, Japón (AP) — Alemania quebró dos veces el récord mundial para derrotar el martes a Gran Bretaña en la pulseada por la medalla olímpica de oro de la persecución por equipos, mientras que los holandeses superaron a los británicos en el sprint de equipos masculino en una caótica noche en el Velódromo de Izu.

Las alemanas Franziska Brausse, Lisa Brennauer, Lisa Klein y Mieke Kroeger doblegaron a las italianas en la primera ronda de la persecución femenina de equipos para fijar un nuevo récord y casi de inmediato lo quebraron otra vez ante las vigentes bicampeonas en la finales. El tiempo del equipo alemán, de 4:04.249, les permitió aventajar por seis segundos a sus oponentes de la final.

El equipo de Estados Unidos, campeonas del último mundial, se distanciaron de Canadá para llevarse la medalla de bronce.

Escasos minutos después, Holanda destronó a los británicos en el sprint por equipos. El trío de Jeffrey Hoogland, Roy van den Berg y Harrie Lavreysen paró el reloj en 41.369 segundos parar cortar la racha de tres oros seguidos de los británicos, la cual se remontaba a Beijing 2008.

El nuevo equipo británico, conformado por Ryan Owens, Jack Carlin y Jason Kenny, quedó al frente por un mínimo margen tras la primera vuelta, pero no pudieron con el ritmo. Acabaron con tiempo de 44.589 para llevarse la plata.

Francia capitalizó el desprolijo desempeño de Australia para quedarse con el bronce.

La final de velocidad por equipos de hombres ofreció más emociones.

Luego que los italianos batieron el récord mundial con un crono de 3:42.307 para vencer a Nueva Zelanda por apenas 9 centésimas de segundo, el el campeón mundial Dinamarca y los británicos, ganadores del oro en las tres previas ediciones olímpicas, dirimieron la otra plaza la final.

Después de los 3.000 metros, los daneses se despegaron tanto de los británicos que estuvieron casi de sacarles la vuelta entera. En vez de adelantar a Charlie Tanfield, quien se había descolgado, el danés Frederik Madsen le embistió en la rueda trasero y ambos cayeron.

El equipo integrado por Simone Consonni, Filippo Ganna, Francesco Lamon y Jonathan Milan frenó el reloj en 3:42.307 en los 4.000 metros, para romper el récord de 3:44,672 que impuso Dinamarca en los campeonatos mundiales del año pasado.

Madsen fue el responsable, pero de todas formas le reclamoó a Tanfield. Los jueces declararon ganadores a los daneses, para así citarse con Italia en la final el miércoles.