Exención tributaria en Uruguay impulsará recuperación en 2021

(Bloomberg) -- A pesar de que la pandemia sigue cobrando fuerza, el mayor operador de centros comerciales de Uruguay está impulsando nuevos proyectos, gracias a exenciones fiscales del Gobierno que según él contribuirán a una recuperación liderada por la inversión.

Carlos Lecueder, quien administra nueve centros comerciales y media docena de torres de oficinas, está planeando proyectos por un valor de US$60 millones, incluido un nuevo centro comercial cuya construcción comenzará en 2021. Ese monto podría crecer hasta US$100 millones si logra convencer a los inversionistas de seguir adelante con una asociación para construir una torre de oficinas con la marca del World Trade Center en el complejo costero de Punta del Este.

El presidente, Luis Lacalle Pou, quien asumió el cargo el 1 de marzo, amplió las exenciones fiscales para nuevos negocios y proyectos de construcción para reactivar una economía que según analistas crecerá 3,4% en 2021 después de que el covid-19 cause una contracción estimada de 4,3% este año.

“Hoy hay una seria de beneficios fiscales como pocas veces hemos visto”, dijo Lecueder, quien es accionista minoritario en los centros comerciales y una zona franca de servicios en donde están terminando su segunda torre este mes. “Creo que el año próximo, Uruguay va a ver un incremento importante de la inversión”.

Los planes de Lecueder son una apuesta optimista sobre el futuro de los bienes raíces comerciales en un momento en que las políticas de trabajo remoto y el comercio electrónico están recibiendo un impulso de medidas pandémicas que implican permanecer en casa. Anticipa que las ventas minoristas en sus centros comerciales caerán aproximadamente 30% este año después de que el Gobierno ordenó su cierre durante casi tres meses a principios de la pandemia y que finalizará el próximo año 10% por debajo de los niveles de 2019.

No obstante, Lecueder confía en que la pasión de los uruguayos por socializar y comprar en los centros comerciales significa que las tiendas físicas seguirán dominando la industria minorista local durante al menos los próximos cinco años, si bien el comercio electrónico seguirá ganando cuota de mercado.

La industria de servicios globales de Uruguay incluso puede beneficiarse de la pandemia, agregó, a medida que las empresas multinacionales recurren a las zonas francas del país con el objetivo de calificar para las exenciones fiscales y para radicar sus servicios contables, financieros y de TI. Las normas que requieren que los empleados de la zona franca estén ubicados físicamente en dichas áreas han sido suspendidas temporalmente para permitirles trabajar desde casa durante la pandemia.

La zona franca de Lecueder, WTC Montevideo Free Zone, ya tiene arrendado 40% de su nueva torre y él considera que aumentará al 70%.

Nota Original:Uruguay Tax Breaks to Fuel 2021 Covid Recovery, Says Developer

©2020 Bloomberg L.P.